158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Livianas, portables y muy pero muy resistentes contra el frío, las chaquetas de plumas son ideales para tener una pinta moderna y práctica, por si sus planes incluyen temperaturas bajo cero.

Con síntomas de hipotermia, con un abrigo que se empezaba a congelar y sintiendo que nunca iba a regresar a casa, Eddie Bauer tuvo una idea, las viejas chaquetas de cuero o de lana eran un arma de doble filo para todas las personas que hacían actividades al aire libre. Luego de ser rescatado, Bauer dedicó todo su tiempo en diseñar una chaqueta que fuera liviana, impermeable y que conservara el calor. Así inventó y patentó, en 1940, la primera chaqueta de plumas o down jacket que se produjo en EE. UU.

Dolce & Gabbana.

El diseño de Bauer transformó la indumentaria diseñada para soportar las temperaturas extremas. Y todo bajo un principio muy simple: si siempre se había utilizado la piel de varios animales, por qué no usar las plumas de los gansos o patos, que guardan muy bien el calor y no absorben tanta agua como el cuero. El modelo Skyliner, como Bauer bautizó a la chaqueta, rápidamente empezó a ganar popularidad entre los norteamericanos, en parte porque los soldados que utilizaron ese modelo cuando regresaron al país querían comprar esas chaquetas para su uso diario.

The North Face.

Además, para probar su efectividad, Bauer dio toda la indumentaria a la primera expedición de norteamericanos que escaló el Everest. Desde entonces, esa chaqueta es la preferida por alpinistas o cazadores, pero marcas como North Face o Uniqlo las han convertido en una prenda tan común y versátil como los tenis.

Calidad

Uniqlo.

Muchas chaquetas traen una cifra que es indicativa de la calidad del plumón. Esta varía porque lo que se mide es la relación calidez-peso y la capacidad de compresión (qué tanto la pueda doblar). Mientras más alto sea el número, mejor es la calidad de la pluma; 900 representaría en la de mayor calidad, y 600, la óptima para una chaqueta de uso diario.

Diseño

Ermenegildo Zegna.

Tanto los diamantes como las barras en estas chaquetas tienen una explicación que va más allá del diseño. Esas divisiones sirven para que las plumas no se acumulen en la parte baja de la chaqueta y el calor se mantenga.

Origen

 

Muchas de las plumas que hay en estas chaquetas provienen de los patos con los que se hace foie gras.

Plumas

Harmont & Blaine.

Los mayores fabricantes de estas chaquetas, North Face, Patagonia, Uniqlo y Eddie Bauer, se comprometieron a que las plumas que utilicen no provengan de gansos o patos maltratados (que les quiten las plumas mientras estén vivos, por ejemplo). Lo mejor es que mire que su chaqueta tenga el Responsable Down Standard, así puede sentirse tranquilo de que no está fomentando el maltrato animal.

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @felipeg269

Lea también:

-Cuatro diseñadores colombianos que usted debe conocer

-Los calzoncillos, el arma escondida de cada hombre

-La sombrerería

Publicidad

Publicidad