Edición 121

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Tres supercars que todo hombre desearía tener

 - Autor: 

Si en su cuenta tiene un millón de dólares o más para gastar en un carro, el Audi R8, el Koenigsegg Regera y el Aston Martin Vulcano son para usted.

No tiene que conformarse con los carros producidos en serie ni con los diseños comunes. Hay una gama de supercars diseñados especialmente para usted y para los que nos tenemos que conformar con mirarlos. 

La principal característica de estos carros es que salen directamente de la fábrica a la pista de carreras. Por esta razón, usted nunca escuchará que alguien “engalló” un Ferrari o un McLaren. Lo segundo que se debe tener en cuenta, para que no confunda los deportivos con un supercar, es la relación entre el peso del carro y los caballos de fuerza, que al final se traduce en la velocidad que puede alcanzar. El carro más vendido en Colombia, el Spark, tiene 80 caballos; el supercar que menos caballos tiene alcanza los 540 hp a 7.800 r. p. m. y puede llegar a los 300 km/h.

Otro factor distintivo es su aerodinámica, la mayoría de estos carros utilizan la tecnología que se desarrolla para los F1, pero esto tiene una complicación: algunos supercars, como el Aston Martin Vulcano, no tienen permiso para circular por las calles. Entonces, ¿por qué pagar casi 1,8 millones de libras esterlinas (más de seis mil millones de pesos) por estos carros en los cuales no puede ir a hacer mercado? Por la experiencia de sentir el poder de la mecánica.

No todos los supercars son necesariamente autos de carreras. También existe un segmento para los que quieren la última tecnología y sin embargo quieren utilizar sus carros para dar un paseo.

ASTON MARTIN VULCANO

 

El Vulcano busca que el piloto sienta la vibración que produce cada aceleración y cada frenada. Además, la marca le garantiza, por el mismo precio, profesores que le enseñarán a manejar el carro como un profesional y un equipo técnico para las carreras en las que decida competir.

El nombre Vulcano viene de los aviones que fabricó el Reino Unido durante la Guerra Fría. Con este modelo, el fabricante inglés quiere entrar en el mercado de carros para circuitos de carreras. Aunque lo único malo es que no veremos a James Bond, cliente asiduo de la marca, en uno de estos.

El Vulcano es considerado una pieza de artesanía. Muchos de los procesos durante la fabricación los siguen haciendo personas en la fábrica en Gaydon, Inglaterra. Hasta ahora solo se han producido 24 de estos modelos.

AUDI R8

Un estigma con el que cargan los supercars es que son los más irresponsables con el medioambiente. Los consumos de gasolina tan altos los hacen, por lo general, un blanco de los ambientalistas. Sin embargo, las marcas se han percatado de esto y están enfocando toda su tecnología en motores eléctricos o híbridos para cambiar esa mala reputación. El otro camino por el que han optado fabricantes como Audi, es hacer que este tipo de carros tenga una mayor eficiencia y así disminuir el consumo de gasolina sin perder potencia ni velocidad.

 

El motor V10 está disponible en dos versiones (una con 540 hp y otro con 610 hp) y al hacerlo funcionar tiene un sonido aspirado, como el de las naves de las películas de ciencia ficción. Lo mejor, solo necesita 3,2 segundos para alcanzar los 100 km/h.

KOENIGSEGG REGERA

A los suecos no les basta con tener Ikea, Volvo o ser el país que entrega el Premio Nobel. Ahora, Christian Von Koenigsegg quiere reinventar lo que entendemos por automóviles de lujo. Este Regera, aparte del motor de combustión, tiene tres motores eléctricos y ¡1.500 caballos de fuerza! Esto no es nada nuevo, lo innovador de Regera y de Koenigsegg es que este carro no tiene caja de cambios. En vez de ella tiene un sistema que proporciona la impulsión directa al eje trasero del motor de combustión sin la necesidad de engranajes.

 

La potencia va directa de los motores a las ruedas, reduciendo así la pérdida de energía al estar conectados los cuatro motores. Además, este carro será lo más cercano a un Transformer que usted pueda comprar. La tecnología autoskin permite, a través de un sistema hidráulico ultraliviano, que tanto el capó, el baúl y las puertas se abran de tal manera que parece que el vehículo se fuera a desarmar.

Si quiere saber más del autor, síagalo en Twitter como @felipeg269

Lea también:

-Mini Countryman: el ícono se hace híbrido

-El Nissan BladeGlider: una mezcla de seguridad y velocidad

-El carro hecho con fibra de carbono

Publicidad

Publicidad