158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Aunque la crítica no es fanática de sus obras, varias de ellas están en el top 10 de las películas nacionales más taquilleras. Hablamos con Dago García y esto fue lo que nos dijo.

No solo ha escrito para cine, sino también para teatro y televisión, con telenovelas tan conocidas como Pedro el Escamoso y La Saga. Hablamos con el productor más exitoso de Colombia detrás de películas como El paseo y El abrazo de la serpiente.

¿Por qué cree que a la gente le encanta hablar mal de sus películas?

Creo que hablar mal de algo es el deporte nacional. No hay nada más placentero. Cuando uno se dedica al entretenimiento, se expone a que hablen bien o mal.

¿Qué es lo más difícil de la producción?

Una cosa bien complicada es convertir las ideas en obras concretas. Mientras todo está en la cabeza de uno, todo es maravilloso, pero llevarlo de la cabeza a la realidad concreta es complicado. Siempre digo que hacer una película es pasar de la ilusión al desencanto, para luego volverse a enamorar de la idea.

¿Y lo más satisfactorio?

Cuando el público responde bien. Cuando si uno se ha propuesto hacer reír a alguien, este ríe.

¿Recuerda el mejor pitch de una idea que le han hecho?

No, el mejor pitch no, pero sí recuerdo el más recurrente. Es “le tengo que contar mi vida, que es como para hacer una telenovela”. No pasa semana en que no me llame una señora o un señor o me encuentre a alguien y me diga eso.

¿Y a alguna de esas vidas valía la pena hacerle una telenovela?

¿De las que me han contado? No, realmente no.

 

¿Cuál el mejor consejo que le han dado en la vida?

Es uno que también trato de dar yo: “no acepte consejos”. Trato de cuidarme mucho tanto de escuchar consejos como de escuchar críticas y alabanzas. Porque las críticas lo destruyen a uno, las alabanzas hacen perder el camino y los consejos confunden.

Al momento de escribir, ¿qué es lo que más se le dificulta?

Siempre he tenido dificultades con los personajes femeninos. No soy muy hábil construyéndolos. ¡Debe ser porque estoy rodeado de mujeres! Yo en mi casa vivo con seis mujeres, y mientras más las conozco, menos las entiendo.

¿Y un personaje que se le facilite, o con el que se identifique?

Creo que con un personaje que se parezca a mí, un papá confundido. En casi todas mis películas hay un padre perdido que quiere a sus hijos, pero no sabe cómo aproximarse a ellos. Ese personaje creo que me sale bien.

¿Y hasta cuándo quiere dedicarse a hacer películas?

Hasta siempre. Yo quiero llegar a pasar el límite de las cien películas. Ya llevo veintiocho.

Pero si le tocara retirarse, ¿a qué le gustaría dedicarse?

A la música. Yo fui disc-jockey siete años en una discoteca en Bogotá que se llamaba Quiebracanto. De pronto volvería a ser DJ, o a tener programas de radio, o a producir música. ¡Cualquier cosa relacionada con la música!

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @ElPrincipote

Lea también:

-Entrevista con Jean-Claude Biver, CEO de Tag Heuer

-Entrevista con Carlos Jacanamijoy, artista colombiano

-Entrevista con William Vinasco

Publicidad

Publicidad