158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

¿Cómo mostrarles a sus hijos el mundo del vino?

 - Autor: 

Tenga en cuenta estos 10 consejos para acercar a los niños al mundo del vino.

No les recite que el blanco va con pescado y el tinto con carne, ni les hable de la botella que guarda para cuando se gradúen. Hay muchas historias –y botellas– que los van a convertir en fanáticos, obviamente, cuando tengan edad para tomar. 

1. Cada vez que abra una nueva botella, hable de ella. Recuerde que detrás de cada vino hay una historia, así que cuénteselas a sus hijos para que ellos las asuman tan cercanas como las anécdotas de la familia.

CUÉNTELES HISTORIAS: por ejemplo, la del chardonnay de Chateau Montelena, el primer vino estadounidense que les ganó –en una cata a ciegas– a los vinos franceses (la historia está contada, con algunas exageraciones, en la película Bottle Shock).

(Vinos para el asado)

2. Una vez un niño estadounidense dijo que la leche venía del supermercado. Es su trabajo enseñarles a entender la naturaleza y la tierra como algo cercano: enséñeles que lo que hay dentro de la botella proviene de las uvas y los viñedos.

3. Lo mejor para lograr el segundo punto es inventarse un paseo para que conozcan cómo se hace un vino. Hay algunos viñedos en Colombia que puede conocer, pero puede ir más allá e inventarse unas vacaciones temáticas en California, Chile o Argentina.

LLÉVELOS A UN VIÑEDO: a cuatro horas de Bogotá, la bodega Marqués de Villa de Leyva ofrece paseos y visitas guiadas por el viñedo, la planta de producción y la cava. Si le interesa, visite la página www.marquesvl.com

4. Juegue a comparar –y describir– el sabor de una mora y el de una frambuesa. Invítelos a oler el cuero, el tabaco, el chocolate amargo, las flores y distintas frutas, verdes y maduras. Así van a entender de qué se trata cuando lean las “notas de cata” en las etiquetas.

5. Descárgueles en el celular aplicaciones como Vivino, CellarTracker y Delectable: son herramientas para comparar cosechas, leer reseñas y calificar vinos. Deje que ellos se encarguen de la tecnología, lo acompañen a la tienda de vinos y le den las recomendaciones de qué botella comprar.

6. Si les gusta leer, recomiéndeles París era una fiesta, de Hemingway, o el cuento Taste, de Roald Dahl. Si les gusta la arquitectura, encontrará en las bodegas un excelente ejemplo de diseño. Y si tienen alma de ingenieros, dígales que las transformaciones químicas del vino son lo más parecido que hay a la alquimia.

HÁBLELES DE LO QUE A ELLOS LES INTERESA: si van a ser arquitectos muéstreles bodegas. La de Ysios, diseñada por Santiago Calatrava, queda en La Rioja, España, y su diseño está pensado para estar en armonía con las montañas del paisaje.

(Libros beodos)

7. Una vez tengan edad para comprar sus propias botellas, enséñeles a desconfiar de las etiquetas –y de los precios–. Anímelos a que prueben distintos vinos para que valoren lo que hay dentro de la botella y no lo que está por fuera de ella.

8. Nunca se case con un solo vino. Haga que por su mesa pasen todas las cepas y las marcas. Muchas personas odian el vino, simplemente, porque siempre han probado vinos potentes como el cabernet sauvignon; y se vuelven fanáticas cuando descubren otras cepas, como el pinot noir.

DESCUBRA NUEVOS VINOS: El chianti, por ejemplo, es un referente obligado de los vinos italianos. Dislicores distribuye en todo el país los de la bodega Piccini.

9. Déjese enseñar de ellos. A estas alturas, tal vez ellos tengan más información que usted. Solo recuérdeles, de vez en cuando, que el mejor vino es el que a cada cual más le gusta.

10. Y finalmente, enséñeles que lo importante es la ocasión y la compañía. La botella de vino, al fin y al cabo, no hace otra cosa que acompañar. Lo dijo García Márquez: el guayabo no lo produce el trago, sino con quien se bebe.

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @chepejara

Lea también: Vinos catalanes

Publicidad

Publicidad