Edición 125

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

3 estilos de sombrillas que lo salvarán de la lluvia

 - Autor: 

Hay todo tipo de sombrillas: caras y baratas, de metal y de plástico o las regaladas con logos empresariales. Solo nos importan las que tienen clase y resisten la fuerza de los vientos y la lluvia.

LA HISTORIA DE LA SOMBRILLA

 

Las sombrillas no son un invento nuevo. Pueden rastrearse hasta China y el Medio Oriente, tan antiguas como el 200 a. C. Han cambiado muy poco desde que se inventaron, uno de los cambios más revolucionarios fue el mango doblado, que permitía a los sirvientes sostener la sombrilla para su amo. En la mayoría de los casos se usaban exclusivamente como parasoles. Las sombrillas ya existían para el siglo XVIII, el problema es que los hombres las omitían por completo. Principalmente cubrían del sol y eran consideradas artilugios para las damas; un caballero tenía que mojarse bajo la lluvia si quería salir en medio de una tempestad.

Así fue hasta que llegó Jonas Hanway, un hombre que se cansó de empaparse cada mañana con el clima de Londres y empezó a salir a la calle con una sombrilla alrededor de 1750. Aunque al principio la gente (principalmente los conductores de coches) se burlaban de él, con el tiempo otro hombres empezaron a ver lo sensata que era esa idea. Este fue, en cierta manera, el nacimiento de la sombrilla como la conocemos hoy día.

Clásica

 

Este es el modelo más conocido, que también hace de bastón cuando está plegada (e incluso de arma de defensa personal). Aunque su cuerpo puede hacerse en diferentes materiales, como plástico y metal, tradicionalmente tienen cuerpo de madera y un tejido de microfibra impermeable. Pueden ser manuales o automáticas, lo que permite desplegarlas con una mano. El modelo clásico es negra con mango de madera.

No se puede equivocar con esta elección, pero si insiste en tener una sombrilla con algún patrón, busque colores no muy llamativos y con un diseño sencillo (cuadrados, por ejemplo, como los forros de los pantalones). Cuando compre una sombrilla clásica, asegúrese de revisar que la tela esté bien templada sobre el esqueleto de metal, sin ningún pliegue. También es ideal abrirla y sostenerla a contraluz para asegurarse de que no haya defectos en la tela.

Plegable

 

Las más convenientes de llevar, porque ciertamente no son para todo el mundo ni se ve muy bien para todas las ocasiones llevar una sombrilla en la mano. Aunque fácilmente puede comprar una por menos de lo que cuesta un corrientazo –con la baja calidad qué puede esperar por ese precio–, las hay tan bien hechas y eficientes como sus contrapartes rígidas. Algunas tienen un mango forrado en cuerina o, incluso, tallado en madera.

Cuando busque una, recuerde que mientras más puntos de quiebre tenga el esqueleto de una sombrilla, menor es su resistencia, según dijo Nigel Fulton, de Fulton Umbrellas, al medio Fashion Beans. Y otro consejo: el aluminio es más ligero que el acero, ciertamente, pero obviamente menos resistente. Téngalo en cuenta si hay tormentas en vez de lloviznas.

Modernas

 

Varios diseños intentan modernizar uno de los inventos más básicos que existen. Las sombrillas Senz’s, por ejemplo, tienen un diseño aerodinámico que evita que el agua caiga sobre la espalda (una verdadera molestia de la que nunca se está del todo seguro con una sombrilla tradicional) y que no crea resistencia con el viento, siendo fácil de manejar incluso con vientos de 100 km/h. También ofrecen protección UV, por si lo anterior no lo dejó con la boca abierta y con ganas de tener una.

LAS MEJORES SOMBRILLAS

 

Arturo Calle: una oferta colombiana de sombrillas plegables automáticas a bajo precio, distinguidas por su amplia variedad de colores. Se caracterizan por la manera en la que cerradas logran compactarse, pese a su gran tamaño.

Hackett London: se pueden encontrar de diseño clásico, con cuerpo de metal y madera, y plegables, con cuerpo de metal y plástico. Las plegables, por supuesto, brindan un poco más de variedad cuando de color se trata. Ambos tipos ofrecen un sistema automático.

Burberry: sus sombrillas de cuerpo rígido son ensambladas a mano en el Reino Unido, su tejido y su mango es de madera de arce tallado y son hechos en Italia. Se distinguen por el contraste en los colores de su tela, con un forro interno claro con patrones cuadriculados.

Francesco Maglia: posiblemente las mejores sombrillas en el mundo, hechas totalmente a mano en Milán desde 1854. No hay límites para estos artesanos, capaces de hacer sombrillas con cuero, piel de lagarto y todo material que el cliente desee.

LA ETIQUETA DE LA SOMBRILLA

 

–Nunca abra su sombrilla en un espacio cerrado. Espere a salir al exterior para usarla.

–Si va acompañado de alguien más, incluso si esa persona tiene su propia sombrilla, procuren compartir solo una.

–En la calle, si dos personas con sombrilla se van a encontrar en el camino, la persona más baja tiene que apartar la suya.

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @ElPrincipote

Lea también:

-Cuatro estilos para romper los esquemas este 2017

-Cinco chaquetas de plumas para no morir del frío

-¿A dónde ir y qué llevar en el 2017?

Publicidad

Publicidad