158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

"El único error real es tratar de seguirle la corriente al gusto de la audiencia. Lo único que produce es una suerte de humillación interior"

 Últimamente y muy a menudo, la muerte parece tocar la puerta de los íconos de la música. Aquellos que todos en algún momento deseamos vivieran para siempre. Esta vez el turno fue para un hombre que por cinco décadas se reinventó asimismo con múltiples identidades y que innovó el sentido estricto del rock de los años 70 con una voz singular, y con un estilo y estética peculiar que lo caracterizaban. Bowie fue un multiinstrumentista que compartió con millones de fanáticos 51 años de música, 26 albumes y 111 sencillos.

Seguramente 15 canciones no sean suficientes, pero sí servirán para honrar al camaleón de la música, al hombre que no solo estará en el salón de la fama del rock, sino que vivirá en el corazón de todos y todas los que aman y honran su legado.

 

  • Starman (The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, 1972)

En 1973, Bowie declaró "Ziggy Stardust no es Starman sino su mensajero en la tierra”. La afirmación aclararía las dudas que por meses confundió a sus fanáticos sobre el protagonismo del personaje de la canción. La guitarra acústica y los emocionantes coros la convierten en una de las mejores composiciones del cantante. Además, posicionó al álbum entre los mejores de la historia según Rolling Stone.

 

  • Space Oddity (Space Oddity, 1969)

Considerada una de las más grandes obras maestras en la historia de la música. Bowie relata una oda al surgimiento de un hombre valiente que enfrenta lo desconocido. El 20 de Junio de 1969, el artista siguió con paso firme la senda y el sentimiento que Stanley Kubrick generó con 2001: una odisea del espacio. Una inspiración.

 

  • The Man Who Sold the World (The Man Who Sold the World, 1970)

Los más jóvenes conocían a Bowie luego del cover de Nirvana en 1994. Hicieron bien. Además, la canción fue considerada por la crítica especializada como el verdadero inicio del artista. Afirmación que con el tiempo enmarcaría al inglés no como una estrella sino como una superestrella.

 

  • I'm Afraid of Americans (Earthling, 1997)

Parece una canción de The Fragile de Nine Inch Nails. No es porque Trent Reznor aparezca en el video sino por la estrecha relación que unió a los dos músicos en esa década. Una joya que enseña las variaciones musicales al mejor estilo de Bowie.

 

  • Heroes (Heroes, 1977)

La música minimalista e instrumental era la receta de un álbum que verdaderamente inspira. Los héroes de carne y hueso sí existen, y Bowie es la prueba de ello. Escrita junto a Brian Eno, Heroes parece una composición dedicada a los disidentes, a aquellos que necesitan saber que los superhombres pueden ser ellos mismos.

 

  • Let's Dance (Let's Dance, 1983)

La época comercial de Bowie estuvo enmarcada por la participación de Nile Rodgers en la producción, factor que llevaría a Let's Dance a posicionarse como uno de los álbumes más vendidos en la carrera de Bowie, con una canción llena de funk, new wave y el solo de guitarra del mítico Stevie Ray Vaughan.

 

  • Ziggy Stardust (The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, 1972)

“Ziggy no murió, solo volvió a su planeta”. Allá esperamos que Bowie y su reinado musical sigan acompañando por años a todos los viejos y nuevos fans que lloran la pérdida de un héroe. Murió el hombre pero no la leyenda.

 

  • Changes (Hunky Dory, 1971)

Muchos la recuerdan por su aparición en Shrek 2, los Simpsons o Dexter. Sin embargo, hay que decir que al ser una de las canciones más famosas de Bowie, es sin duda un mensaje para las nuevas generaciones que esperan encontrar sabiduría y gusto por la música venidera. Así como Space Oddity exhorta a la lucha, Changes aboga por enfrentar los cambios con la cabeza en alto.

 

  • Life on Mars? (Hunky Dory, 1971)

Las razones por las que escribió Bowie la canción son las mismas por las que todos escuchamos una canción de amor “Te enamoras, escribes una canción de amor. Esta es una canmción de amor”.

 

  • Rebel Rebel (Diamond Dogs, 1974)

Es una de las grandes sorpresas de Bowie por ser una de las más rockeras, rápidas y movidas de su carrera. Pero sobretodo, es la despedida del Glam rock que tanto lo acompañó por años.

 

  • Ashes to Ashes (Scary Monsters and Super Creeps, 1980)

Otra de las grandes cualidades de Bowie no solo era su pericia musical, sino la admirable visión para trabajar en el séptimo arte. Muchos lo vimos en The Prestige (2006) y lo recordamos por la dirección de este video junto a David Mallet. Un himno de los años 80. Infaltable.

 

  • Fame (Young Americans, 1975)

Todos recuerdan la presencia de John Lennon en Fame. No solo ayudó en las líricas sino que participó en los coros, además de tocar la guitarra). Young Americans parió la psicodelia de Bowie con Fame, y la llevó a terrenos aparentemente irreconocibles para la generación de la década.

 

  • This Is Not America (The Falcon and the Snowman, 1985)

Una de las canciones favoritas del propio Bowie, y parte del soundtrack de la película The Falcon and the Snowman. Junto a Pat Metheny, This Is Not America es uno de los sonidos más cálidos en una voz de Bowie más madura, y cada vez más atractiva.

 

  • Absolute Beginners (Absolute Beginners OST, 1986)

Si usted vio la película Begginers (2010), esta canción es la viva sensación que todos sentimos al final del filme. “Absolutamente te amo pero somos principiantes absolutos”.

 

  • China Girl (Let's Dance, 1983)

Una declaración directa en contra del racismo en una canción acompañada por músicos de lujo que todo artista le gustaría tener en su estudio. De nuevo aparecen en escena Nile Rodgers y Steve Ray Vaughan.


“Ziggy no murió, solo volvió a su planeta”


Sígalo como WilliamDavid_Jr en Twitter

Links relacionados:

- 15 canciones para mandar al carajo a todo el mundo

- 15 canciones para recordar a Lemmy Kilmister

- 15 canciones para recordar a Scott Weiland

Publicidad

Publicidad