Edición 128

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

PES 2017: el jogo bonito según Konami

 - Autor: 

¿Qué tan buena es la nueva entrega de Konami en su interpretación del jogo bonito?

No soy muy bueno para los juegos de fútbol. Quizá por eso me tardé tanto tiempo en escribir esta reseña de Pro Evolution Soccer 2017, prefiriendo escapar a los juegos indies o a las partidas de Overwatch a la primera (y segunda y tercera y cuarta) derrota. Incluso jugando con la habilidad y gloria de equipos como el Barcelona y el Arsenal, no podía evitar las goleadas 0-6 que algún desconocido me hacía en línea. Era vergonzoso… pero, de alguna manera, bastante divertido.

Uno de los aspectos clave de PES 2017 es que cada uno de sus jugadores se siente único. No es algo nuevo, pero parece que la influencia de las estadísticas de cada jugador ha sido dramáticamente ampliada. En un jugador como Messi es fácil reconocer su habilidad de movimiento y sus tiros se vuelven icónicos. En consecuencia, cada partido se vuelve un juego de manejo de recursos: ¿cómo puedo usar mejor a este jugador? ¿Debería cambiarlo por alguien más? Todas estas cuestiones, que en algunas iteraciones anteriores era fácil ignorar, ahora se vuelven una necesidad.

 

(Los videojuegos del mañana)

Esta mecánica no sacrifica ni interrumpe lo divertido que es jugar como cada jugador, esquivar ataques, alinear el balón y hacer ese gol improbable desde la distancia (que, lo crean o no, logré hacer en un par de ocasiones). El juego es tan fluido como un partido real y cada estilo de juego tiene sus ventajas, desde los acelerados que matan a sus jugadores del cansancio hasta los estrategas que van lento pero seguro. Eso sí, más vale que se tome el tutorial bastante en serio, porque aprender a dominar el control de su jugador, de sus compañeros y los trucos para evitar robos de balón puede ser algo complicado, más si no acostumbra a jugar este tipo de videojuegos (como yo) o si está acostumbrado a un sistema diferente (como los fanáticos de FIFA).

Ayuda que todo esté sustentado sobre la base de unas gráficas sólidas, animaciones que le dan más realismo que antes al juego, un audio excepcional (aplausos para las voces de los narradores en esta edición y los cánticos de los fanáticos en las tribunas) y unos compañeros manejados por inteligencia artificial que son realmente útiles.

 

(El cuarto de videojuegos)

Claro, no todo es perfecto. El matchmaking es demasiado lento, no sé si es por los servidores o si es que no mucha gente le ha dado la oportunidad a este juego. Además, el menú es demasiado plano para mi gusto. El problema más grande para algunos, especialmente para los fanáticos de FIFA, es la falta evidente de contenido licenciado, equipos y jugadores. No tiene mucha gracia que hayan conseguido al Barcelona solo para que no esté el Real Madrid, privándonos del placer de revivir este clásico con amigos.

Sin embargo, el contenido que ofrece es suficiente como para perdonar estas fallas. PES 2017 es la clase de juego que quiero que me acompañe cuando traigo amigos a la casa a jugar en el PS4 y a comer pizza. Los momentos más gloriosos y más humillantes, los mejores goles y los accidentes que nos sacan una risa indignada… todo eso depende de nosotros.

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @ElPrincipote

Lea también: Los padres de los videojuegos

Publicidad

Publicidad