158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Las motos más populares de Colombia

 - Autor: 

Una buena parte de la historia de este país se ha escrito en dos ruedas. Estas han sido protagonistas.

 Yamaha DT 173 'Calimatic'
(1979) 

Su aparición en películas como First Blood, la primera entrega de Rambo, decía mucho del carácter de esta motocicleta. La DT 175 se popularizó en Colombia por ser la primera moto en incluir el sistema Calibmatic, que modificaba la mezcla de aire-combustible de acuerdo con la altura sobre el nivel del mar, para optimizar el comportamiento del motor. El habla popular la bautizó como 'Calimatic' o 'Calimática', y así la conocen sus fanáticos 40 años después. 

Honda C70
(1988) 

¿Quién no recibió un domicilio en una Super Cub? Estas pequeñas motos de Honda son el vehículo más vendido de la historia –más de 100 millones desde 1958– y se empezaron a ensamblar en Colombia en 1981. El carenaje plástico era el sello de su diseño y la clave de su éxito fue la parrilla trasera que se podía adaptar fácilmente como ser un asiento adicional, una caja, o lo que fuera.

Yamaha DT125 
(1993) 

Las DT eran ligeras y potentes, hechas para el enduro, pero ágiles en la ciudad. Llegaron a Colombia en los setenta, pero ningún modelo es más icónico que “la cachetona” de los noventa, con su carenaje plástico, y su luz frontal cuadrada. Las preferidas fueron las de 125 c.c., un motor pequeño y ligero pero con suficiente potencia: incluso la policía las convirtió en uno de sus caballos de batalla.

Kawasaki Ninja 250 
(1990) 

Fue una de las primeras motos de velocidad que llegaron a Colombia y el impacto de su diseño fue tan grande que incluso hoy hay quienes usan la palabra 'Ninja ́ para referirse a cualquier moto de este tipo. La de 250 c.c. era la más asequible en la década de 1990: una moto fácil de manejar, pero con el alma y el diseño de una supermoto.

Lambretta 
(1954) 

Fue la primera moto que se ensambló en Colombia. Ocurrió en 1954 en las plantas de Auteco, en Medellín, y durante casi toda la década de 1960 en el país solo rodaban estas scooters y unas pocas motocicletas enormes de marca Indian o Monarch que importaban sus propios dueños. Alrededor de la Lambretta nacieron varios clubes que hacían largos recorridos por todo el país y que organizaron las primeras competencias de Colombia. Hoy, tener una Lambretta es tener un ícono vintage y hay varios talleres que se especializan en restaurarlas.

Piaggio Ape 500 
(1985)

Esta tricimoto es, todavía, uno de los grandes caballitos de batalla para la distribución de las tiendas de barrio. Empezaron a ensamblarlos en Pereira en los años ochenta y se vendían con un motor de 250 cc y una capacidad de carga de 500 kg. Sin embargo, muchos modificaban estos vehículos y es común encontrar hoy algunos triciclos clásicos con motores adaptados de viejos Volkswagen Escarabajo.


Suzuki FZ 50 
(1980)

Cuando en 1980 se empezó a ensamblar en la planta de Pereira era el juguete favorito de Colombia: su motor de 50 c. c. y su transmisión automática la convertían en la moto ideal para los principiantes. Se vendieron más de 43.000 unidades en el país, hasta que se dejó de fabricar en 1989. Y últimamente quienes tienen alguna en un garaje la han restaurado con el mismo cuidado que merece un verdadero vehículo clásico.



Honda ATC 250.R 
(1985) 

Fueron los ‘juguetes’ preferidos de las fincas en los años ochenta. La suspensión en las tres ruedas y el motor de 250 c.c. Les permitía hacer recorridos en campo traviesa, pero se dejaron de producir en 1986 por problemas de estabilidad. Sin embargo, aún es posible encontrar algunos de estos divertidos triciclos guardados en el campo en todo el país.

Publicidad

Publicidad