158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

7 relojes que nunca pasarán de moda

 - Autor: 

Descubra las coincidencias de la primera y última edición en los diseños de relojes como Omega, Cartier, Piaget,Tag y Zenith Pilot, entre otros.

 ZENITH PILOT

Zenith empezó a crear relojes para pilotos a comienzos del año 1900. El 25 de julio de 1909, Louis Blériot se convirtió en el primer hombre en cruzar el canal de la Mancha en su Blériot XI, la clásica aeronave monomotor. Tardó 37 minutos y llevaba un reloj Zenith en su muñeca. A partir de ahí, la marca empezó a desarrollar máquinas cada vez más fiables y útiles para la aviación, tanto es así que a principios de 1939, el Zenith Montre D’Aéronef Type 20 se convirtió en el instrumento cronométrico de la fuerza aérea francesa. La línea Pilot tiene hoy alrededor de doce modelos diferentes, incluyendo el Type 20 GMT 1903.

Zenith de Louis Blériot (1909) y Zenith Pilot Montre D’Aéronef Type 20 GMT 1903

Movimiento mecánico de cuerda automática, caja de 48 mm de titanio con revestimiento DLC, segundo huso horario y sumergible al agua hasta 100 metros.

BREITLING CHRONOMAT

Cuando el reloj de pulsera adquirió protagonismo en 1915, Breitling estuvo entre las primeras marcas relojeras en presentar un cronógrafo para llevar en la muñeca. Poco después, creó y perfeccionó un par de cronógrafos con las funciones independientes de “puesta en marcha/parada” y “puesta a cero”, y en 1984, la famosa patrulla aérea italiana Frecce Tricolori solicitó un cronógrafo de pulso funcional y elegante. Así nació el Chronomat, que superó los desafíos de la época en la que prevalecían los relojes de cuarzo y hoy es uno de los mejores cronógrafos del mundo. La línea Chronomat tiene ahora alrededor de ocho modelos diferentes, incluyendo el GMT.

Chronomat Frecce Tricolori (1984) y Chronomat GMT

Movimiento mecánico de cuerda automática, caja de 47 mm de acero inoxidable, segundo huso horario y sumergible al agua hasta 500 metros.

PANERAI RADIOMIR

Fue hecho en Neuchâtel, Suiza, pero tiene un linaje italiano por sus lazos históricos con la Armada Real de Italia. Su ascendencia es un reloj de buceo que ha sido reformado y traído a la fecha como un homenaje a aquella versión: la caja en forma de cojín, la corona icónica y la combinación de números árabes y romanos en su esfera. De ahí el nombre de “California Dial”. La línea Radiomir tiene hoy dos familias y alrededor de 23 modelos diferentes, incluyendo el PAM 424.

Radiomir California PAM 249 (1936) y Radiomir California 3 Days ACCIAIO PAM 424

Movimiento mecánico de cuerda manual, caja de 47 mm de acero pulido y sumergible al agua hasta 100 metros.

OMEGA SEAMASTER

Seamaster es la familia de relojes más antigua de Omega. Desde que se lanzó en 1948, ha sobrevivido a las acrobacias, por ejemplo, de James Bond en Goldeneye (1995) y batió récords con el buceador en apnea Jacques Mayol. La personalidad del Seamaster se conserva igual, pero ahora presume de mayor hermeticidad, tecnología, mejores materiales y un calibre coaxial para reducir al máximo el desgaste del reloj. La línea Seamaster tiene hoy cuatro familias, un bullhead, un ploprof y más de veinte modelos diferentes, incluyendo el Seamaster 300.

Seamaster 300 (1957) y Seamaster 300 Master Co-Axial

Movimiento mecánico de cuerda automática, caja de 41 mm de acero inoxidable, cronómetro y sumergible al agua hasta 300 metros.

TAG MONACO

TAG Heuer creó el primer reloj cronógrafo automático con caja cuadrada sumergible en 1969. En 1971, el actor estadounidense Steve McQueen lo eligió para usarlo en Las 24 horas de Le Mans, la famosa película sobre carreras, y desde entonces se convirtió en un ícono. Cuarenta años después, la serie Monaco sigue siendo una colección referente de la relojería con alrededor de ocho Monaco, además de los Monaco V4 –el primero fue presentado en 2004–, los primeros relojes del mundo que emplean una transmisión accionada por correas.

Mónaco Calibre 11 de Steve McQueen (1969) y Mónaco Calibre 12 Chrono

Movimiento cronógrafo mecánico de cuerda automática,caja de 39 mm de acero satinado y sumergible al agua hasta 100 metros.

CARTIER SANTOS

En 1904, Louis Cartier creó para el aviador brasileño Alberto Santos Dumont un prototipo de reloj de pulsera, luego de que el piloto le dijera lo poco práctico que resultaba usar relojes de bolsillo mientras volaba. Así nació la serie Santos, uno de los primeros relojes de pulsera para hombres, que además se empezaron a comercializar con gran éxito en 1911. A partir de entonces, el Santos se convirtió en un clásico que ha inspirado incontables interpretaciones. Sólo en la actualidad, la línea Santos cuenta con tres familias y más de diecinueve modelos diferentes en el mercado.

 

Santos Dumont (1910) y Santos Dumont

 

Movimiento mecánico de cuerda manual, caja de 44,6 mm x 34,6 mm de oro rosa de 18 quilates y sumergible hasta 30 metros.

PIAGET POLO

En 1970 los códigos cambiaron y la onda unisex se impuso. Por eso, nueve años más tarde, Piaget presentó el primer reloj de pulsera de la serie Piaget Polo, que se inspiró en el famoso deporte de la élite. El reloj fue fabricado por
completo en oro, a mano, y en versión cuadrada y redonda –para hombres y mujeres–. Desde entonces, esta línea ha tenido cerca de seis ediciones y, en la actualidad, cuenta con dieciséis modelos para hombres. En 2001, la marca introdujo en la línea Polo una ergonomía y cambio de imagen muy relevante, y en 2009, con motivo del aniversario número treinta de la colección, se presentó el Polo FortyFive.

Polo (1970) y Polo FortyFive GOA 37004

Movimiento cronógrafo mecánico de cuerda automática con función flyback, caja de 45 mm de titanio, segundo husohorario y sumergible hasta 100 metros.

 

Publicidad

Publicidad