158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Encuentre 5 tipos de matrimonios, decoración para bodas en la playa, campestre, hoteles y todo lo concerniente en trajes para novios, smoking, frac entre otros.

Este es el manual de instrucciones para una boda en:

 EN LA PLAYA

- Traje ideal: lino o guayabera.

- Zapatos: si efectivamente es en la playa, encima de la arena, puede hacerlo en sandalias, según lo informal del ambiente. Unos botines claros de gamuza tampoco desentonan.

- Reloj: como la ropa es un poco más holgada, un reloj ancho –de más de 40 mm– funciona bien, porque no quedará atrapado dentro de la manga de su camisa.

 HACIENDA

- Traje ideal: sacoleva. Una hacienda evoca tiempos pasados, en los que incluso la vida en el campo podía tener algo de pompa. Atención: El sacoleva es sólo para el novio. Si usted es invitado, un traje estará bien.

- Zapatos: unos Oxford de suela de caucho. Esto es importante para evitar resbalones en tramos de césped y daño en los zapatos de suela de madera por su contacto con adoquines y pisos de piedra.

- Reloj: uno delgado para que entre en el puño de la camisa sin abultarla –es decir, máximo de 41 mm–.

 CLUB U HOTEL

- Traje ideal: cualquier traje formal funcionará. Si va de esmoquin y corbatín, o de saco y corbata, procure que sean trajes que lo diferencien del resto de los invitados, que seguramente irán vestidos de una manera parecida a la suya. Esa diferencia la puede marcar con algún accesorio en la solapa.

- Comida: por lo general los hoteles y los clubes exigen que la comida sea contratada con ellos, así que sea exigente porque no podrá traer alimentación por su cuenta.

 TEMÁTICO (ESCENARIOS VARIOS)

- Traje ideal: el que le plazca de El Señor de los Anillos, Harry Potter o del tema que le apasione.

- Reloj y zapatos: acorde con el traje. Un Frodo que merezca tal nombre llegará descalzo y sin reloj. Si el tema de su boda es James Bond, ya sabe que él solo usa Omega y usa zapatos ingleses. De usted depende el grado de autenticidad.

- Advertencia: si usted se está casando es porque ya es mayor de edad y ya está lo suficientemente grandecito para diferenciar entre una fiesta de Halloween y una boda. Por supuesto, asumimos que su novia está de acuerdo con su idea. De ser así, solamente le sugerimos que no se incline por el tema de Game of Thrones, donde cada cierto tiempo hay asesinatos y masacres en las bodas.

 LA SOLUCIÓN QUE TODOS QUEREMOS: CASARSE SIN:

Por si no lo sabía, uno se puede casar por poder. Su amigo le otorga un poder a usted para que lo represente en su boda. Efectivamente, tal cosa existe. Vístase con un buen traje, sea amable con los invitados a la ceremonia –lo más probable es que no haya fiesta y sea en una notaría–, no sea confianzudo con la novia y guarde fotos de la ocasión para tomar el pelo con la pareja. Y véale el lado positivo: si usted está ahí es porque esas personas lo quieren tanto que están dispuestas a que usted reemplace al novio, así sea sólo para poner una firma.

 FLORES, MÚISICA Y TRAGO

En cualquier caso, la música, el trago y la comida, depende del número de invitados y de su presupuesto. El experto en planeación de bodas Andrés Cortés nos dio una recomendación muy sencilla: es mejor atender bien a cincuenta personas que mal a cien. Si bien ciertas bodas pueden parecer muy románticas –como la de la playa–, Cortés dice que si ese lugar no cuenta con la infraestructura necesaria, ustedes deberán suministrarla. Es decir, deben alquilar baños –unos buenos, no como los de una construcción o un concierto–, cocinas portátiles, luces y planta eléctrica para que todo funcione.

Si una boda en un sitio con infraestructura ya supone varios retos, imagine el costo y los problemas que conlleva casarse en ese islote “divino” que le ofreció el tío rico de su novia. Así que una boda en las profundidades de Malpelo no es opción.

En cuanto a las flores, deje que su novia escoja, porque lo más probable es que ella le ponga objeciones a su gusto. Sin embargo, hay cosas en las que deberían ponerse de acuerdo. Los centros de mesa no deben impedir la comunicación entre los comensales. Por eso, busque arreglos que no superen unos 20 cm de altura. Pero si quiere un arreglo alto, asegúrese de que el cuello del florero sea delgado, pero con una base estable.

Escoja con su novia un par de menús de comida y pida una degustación antes de decidirse. Esto es fundamental, porque las fotos nunca corresponden con la realidad. Además, el hecho de que un plato del menú les guste a ustedes no quiere decir que lo preparen bien. Y ojo con la porción: un ser humano queda bien con 200 gramos de comida. Menos es arriesgarse a tener borrachos hambrientos en cuestión de segundos.

Por último, si tienen presupuesto para una orquesta, adelante. Si no, un buen DJ lo hará de maravilla y el tipo ya sabe qué pone a bailar a la gente.

 

 

 

 

Publicidad

Publicidad