158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Conozca los presupuestos, playas, hoteles y sitios turísticos donde pasar su luna de miel, además de los países y temporadas del año no aptos para un viaje romántico.

 - Providencia. El destino nacional perfecto si buscan silencio y aislamiento después del trajín de la boda. El ambiente es acogedor y sencillo. Apaguen el celular, lleven careta y aletas, algún libro y mucho espacio en el cerebro para recordar cómo es la vida sin afanes y sin redes sociales. Desde $1’600.000 por dos personas, cinco días, cuatro noches en Cabañas Agua Dulce.


- Dubrovnik. Croacia resurgió con gran rapidez después de la guerra de los Balcanes en los años noventa y Dubrovnik volvió a ser un balneario comparable con la Riviera francesa, con buenas playas, mejores precios y un ambiente sofisticado. Desde 3.800 dólares por pareja, seis días, cuatro noches en Hilton Imperial.


- Maui. Uno no se casa todos los días y por eso mismo, uno no le da casi una vuelta al planeta para llegar a un paraíso en un hotel con todas las de la ley. Maui ofrece muchos lugares para quedarse, pero aquí va a la fija. Desde 5.000 dólares por pareja, seis días, cuatro noches, en The Ritz Carlton, Kapalua, Hawái. Precios con tiquetes aéreos y alojamiento en temporada baja.

 

¿Dónde no ir de luna de miel?

- Más importante que el dónde es el cuándo.

- Si va a latitudes templadas, evite el verano y el invierno. En verano todo es más caro y en los sitios turísticos suele haber mucha gente. Y en invierno, el ambiente no se presta para salir, a menos que sea un resort de esquí en temporada alta. Lo mejor es viajar en estaciones intermedias, como otoño y primavera.

- No vaya al Caribe en temporada de huracanes ni al sureste asiático en temporada de tifones ni monzones. En el Caribe, la zona sur es la que está menos expuesta. Aruba, Barbados, Bonaire, Curaçao, Turks y Caicos, y las costas de Colombia y Panamá son las que menos sufren. Hay cadenas hoteleras que ofrecen seguro contra estos fenómenos, y también algunas agencias de viaje permiten cancelar el viaje en caso de que el clima empiece a hacer de las suyas. Aún así, ¿por qué arriesgarse?

- Sureste asiático en temporada de tifones. También entre junio y diciembre.

- Evite Yucatán, Jamaica, Florida y otros destinos caribeños en época de spring break estadounidense. Las cosas que usted ha visto en la televisión, al menos en este caso, son muy reales: centenares de universitarios borrachos y ruidosos en el hotel.

- Israel. Buenas playas, sitios históricos únicos, y no piden visa. Pero tomar un vuelo hacia allá implica someterse a un interrogatorio en el aeropuerto que jamás se le va a olvidar. Si su apellido es de origen árabe o tiene algo que ver con una persona de Medio Oriente que no sea israelí, prepárese para un interrogatorio más detallado, e incluso, que no lo dejen entrar al país.

- Venezuela. Es hermosa, con lindas playas y parques naturales increíbles. Pero en este momento hay inseguridad, desabastecimiento, y de vez en cuando afloran los sentimientos anticolombianos.

- Las cataratas del Niágara. La foto de postal está garantizada, sobre todo desde el lado canadiense. Pero para los estadounidenses es un cliché y seguramente encontrará muchas parejas en el mismo plan que usted. No está mal, pero carece del espíritu de estar en un sitio único.

Publicidad

Publicidad