158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Ni los abdominales son un método adelgazante ni usted tiene "barriga de cervecero". Para los hombres solo hay un tipo de gordura y la única forma de bajarla es con actividad física cotidiana.

 Si usted va a donde un médico y le pide que le diagnostique la barriga, le va a decir que usted –como la mayoría de los hombres que llegaron a la cita en carro y que solo caminan del parqueadero a la casa– tiene una típica manzana abdominal androide. Tal vez uno de los mayores mitos de la medicina es que hay varios tipos de barrigas.

La verdad es que solo hay dos: las mujeres tienden a engordarse en la cadera y en las piernas, y los hombres tienden a generar una bola inmensa que abarca desde el abdomen hasta el pecho. ¿Pero por qué los hombres se engordan? Seguramente usted le echa la culpa al pollo apanado que se come al almuerzo, y su compañero de almuerzo –que a diferencia de usted es más flaco que un zancudo– le dice que el problema es que su cuerpo metaboliza mal. Ese es el segundo mito.

La comida es energía que su cuerpo guarda, para futuras épocas de “vacas flacas”, en forma de grasa. Y la única causa de su engorde es, simplemente, que usted consume más de lo que gasta. El problema no es solo verse mal. Estar gordo también le trae riesgos de salud, como hipertensión –que puede terminar en infartos o en accidentes cerebrovasculares– y diabetes.

 

¿Cómo es su barriga?

Hay dos lugares donde se alberga la grasa: debajo de su piel está la grasa subcutánea, esa capa suave a la que su novia se refiere como “las llantas” y a la que los franceses le dicen poignée de amour, que traduce, literalmente, “el agarradero del amor”; y debajo de los músculos está la grasa intraabdominal, un colchón natural de grasa en donde están acomodados los órganos.

 

¿Cómo saber si usted está gordo?

No se confunda entre la gordura y el índice de masa corporal, que le indica el peso ideal según su estatura. Un hombre está gordo si su circunferencia o perímetro abdominal mide más de 102 cm: para medirse, consiga un metro de costura, ubique el punto medio entre la última costilla y el hueso de su cadera, y mídase asegurando que el metro pase por ese punto.

¿Quiere Consejos?

Visite al Dr. Mauricio Eraso, especialista en Medicina del Deporte y coordinador médico de Vida Activa, Fundación Santa Fe de Bogotá. Tel.: (1) 603 03 03 ext. 5850 y 5860.

¿Qué hacer?

- Haga ejercicio. Pero tenga en cuenta que hacer ejercicio no es meterse al gimnasio a hacer abdominales, esto solo le fortalece los músculos, pero no le quema la grasa. Lo ideal son 25 minutos diarios de ejercicio en una intensidad baja o moderada, es decir, practicar actividades físicas en las que usted pueda mantener una conversación. Es ideal caminar, trotar, montar en bicicleta en terreno plano o nadar con buena técnica. Pero lo principal es tener constancia.- Si usted tiene más de 102 cm de perímetro abdominal, el ejercicio debe ser mínimo de una hora diaria.

 

- Un estudio realizado por unos médicos turcos demostró que hacer ejercicios de fuerza muscular solo dos veces por semana –sin dejar de hacer las actividades de baja intensidad– ayuda a eliminar la grasa subcutánea

- La mejor forma de consumir en exceso, es no ser consciente de la comida. Asegúrese de que el acto de comer ocurra en un espacio y en un tiempo específico. Y no se la pase comiendo todo el día.

Publicidad

Publicidad