158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

¿Cómo prevenir y tratar las infecciones por hongos?

 - Autor: 

Los hongos en los pies, pelo o uñas son muy comunes. Aprenda a combatirlos con estas recomendaciones.

Aunque no son explosivos, son tan peligrosos como una bomba. La micosis cutánea superficial –en la piel, pelo o uñas– es la más común de t odas las infecciones por hongos. Aprenda a evitarla y combatirla.

TIPOS DE HONGOS

ANTROPÓFILOS: son los que afectan con más frecuencia al ser humano y se pueden transmitir de persona a persona.

ZOÓFILOS: afectan a los animales como perros, gatos y conejos, pero también pueden afectar a seres humanos.

GEÓFILOS: están en el ambiente, y pueden afectar a las personas.

TENGA EN CUENTA

-Acuda al especialista. Es importante que entienda que aunque los hongos presentan síntomas y signos muy similares a otras enfermedades, como alergias de la piel, lesiones rojas, parches blancos (pitiriasis alba), caspa, sensibilidad, descamación, o rasquiña, no deben confundirse.

-La exposición al sol, esta vez, no influye de manera directa en la aparición de hongos. Sin embargo, sí en el clima, y por ende, en la humedad y sudoración –y sus consecuencias–.

-Los hongos, sobre todo los de las uñas de los pies, no son tan fáciles de tratar como las personas creen. Los tratamientos son largos y costosos, porque en las uñas de los pies, por ejemplo, el hongo aprovecha y se extiende hasta la matriz de la uña para invadirla y hay que hacer tratamientos largos, esperando a que la uña crezca sana por completo y el hongo se elimine. La solución no es quitar la uña como muchos creen.

 

TRES CONDICIONES QUE FAVORECEN EL CRECIMIENTO DEL HONGO

1-Excesiva humedad. Los hongos aprovechan cuando la capa queratinizada se encuentra expuesta y macerada –la maceración se produce por exceso de humedad que favorece el calzado cerrado y las fibras sintéticas con las que están hechas las medias– para invadir las capas superficiales de la piel y reproducirse.

2-La obesidad. Los hongos se alojan con facilidad en condiciones de oscuridad y humedad, por ejemplo en los pliegues axilares, inguinales, submamarios y abdominales.

3-Compartir toallas, medias, zapatos o utilizar baños públicos. Los hongos antropófilos tienen una forma de reproducción mediante partículas infectantes que se pueden alojar y permanecer en elementos de uso diario y cotidiano. Evite exponerse a elementos que pueden estar contaminados.


CUATRO RECOMENDACIONES PARA EVITARLOS

1-Séquese muy bien los pies luego de bañarse; procure utilizar zapatos ventilados –sobre todo si son deportivos–, utilice medias ciento por ciento de algodón, porque las fibras sintéticas con las que se fabrican muchos zapatos y medias favorecen el aumento de la temperatura, y por eso generan más sudor y humedad.

2-Si ya contrajo hongos en los pies o las uñas, lave las medias con detergente y plánchelas, el calor hace que las partículas infectantes se destruyan.

3-Si puede, luego de quitarse los zapatos utilice el calor de los secadores de pelo para soplar su interior. Ojalá también pudiera secarse los pies y las uñas con secador. El aire seco hace que desaparezca la humedad y las partículas de los hongos pierdan su capacidad infectante.

4-Lave con frecuencia las duchas, los lavamanos, las jaboneras y los inodoros con hipoclorito de sodio (Clorox). Y si está en lugares públicos, mejor use unas sandalias para entrar con ellas a la ducha. No olvide secarlas al final del baño.

¿DÓNDE IR?

Boris Fernando Sánchez Polanía, médico dermatólogo y docente de la Universidad El Bosque.
- Calle 134 # 7B - 83, piso 10
- Consultorio 10-18. Edificio El
- Bosque, Bogotá. Tel.: 274 8294

- Sígalo en @josedanig en Twitter

- Encuentra más temas de moda o de su interés en @RevistaDONJUAN

Publicidad

Publicidad