158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Los aparatos de electroestimulación muscular marcan sus músculos mientras usted se sienta a descansar. Rubén Baquero, entrenador personal, nos cuenta todo sobre esta tecnología.

¿CÓMO FUNCIONA?

Cuando el cuerpo realiza una acción, lo hace mandando impulsos electromagnéticos del cerebro a los músculos. La tecnología de electroestimulación manda estos impulsos sin necesidad de que haya algún tipo de movimiento, generando contracciones que aumentan el esfuerzo y trabajo de los músculos. A mayor voltaje, mayor intensidad de trabajo. Esta tecnología se ha venido usando por más de treinta años en campos como la fisioterapia, para la rehabilitación muscular, y con deportistas que necesitan mejorar su resistencia y rendimiento. Hace solo unos años empezó a utilizarse en Colombia como una herramienta para el entrenamiento físico.

¿QUÉ MÚSCULOS SE PUEDEN ESTIMULAR?

Los esqueléticos, es decir, los cuádriceps, el femoral, glúteos, oblicuos, lumbares, bíceps, tríceps, pectorales y rectoabdominal (la sección del abdomen). Los de la cara y las manos, por ejemplo, son muy sensibles para este sistema, y en las mujeres es preferible alejarse de la región del útero.

¿QUÉ RUTINAS SE PUEDEN TRABAJAR?

Con solo veinte minutos –el máximo de tiempo recomendado– mientras ve televisión el ejercicio ya está hecho. La tendencia actual es sumar a la electroestimulación algo de actividad física. Se realizan rutinas básicas que trabajen los mismos músculos a los cuales se conecta la maquinaria. Por ejemplo, si se trabajan los bíceps, se hace trabajo levantando mancuernas. Así se pueden hacer otras rutinas como sentadillas, flexiones, estocadas al aire o incluso trabajar con balones de Pilates.

 

¿DURANTE CUÁNTO TIEMPO Y CON QUÉ FRECUENCIA PUEDE REALIZARSE?

Se recomienda empezar con sesiones de cinco minutos, para adaptar el cuerpo, y llevarlo poco a poco hasta sesiones de veinte minutos por grupos musculares. Por más tiempo se corre el riesgo de sufrir de fatiga o calambres. Se recomienda que haya un periodo de reposo entre sesión y sesión de unas 48 a 72 horas, para dar tiempo a las fibras musculares de recuperarse.

ADVERTENCIAS Y RECOMENDACIONES

No deberían usar estos equipos las personas con problemas cardiacos, fibromialgia (enfermedad que fatiga los músculos de manera crónica), lesiones físicas o espasmos. Es recomendable que las personas mayores de 45 años se sometan a un examen médico para garantizar que el uso de estos aparatos no genere dificultades. Al usar los sistemas de electroestimulación siempre hay un dolor normal a causa del esfuerzo, como en cualquier actividad física. Pero cuando se presenta un dolor físico exagerado, o un calambre, eso es indicio de que tiene que parar. Aunque puede encontrar varios productos de EMS que se venden para el público general, según Rubén Baquero lo recomendable es asegurarse de hacerlo con equipos de confianza y con la debida asesoría.

¿DÓNDE PRACTICARLO?

Gimnasios como 20 for Fit y Be Smart Fitness Lab brindan sesiones de electroestimulación con un entrenador personal que guía a la persona según sus metas (adelgazar, ganar masa muscular, etcétera). Ambos lugares cobran $50.000 y $60.000 respectivamente por una sesión de veinte minutos, donde se trabajan todos los grupos musculares con el debido acompañamiento.

- Sígalo en @simon_posada en Twitter

Links relacionados:

- ¿Cómo hacer un estiramiento perfecto?

- Instrucciones y verdades de la barriga

 

Publicidad

Publicidad