158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Aunque el diseñador Yves Saint Laurent es reconocido por la moda femenina, aquí le contamos cómo apropiarse de su propio estilo masculino.

Yves Saint Laurent, posiblemente el diseñador más importante del siglo XX, nació hace ochenta años en Argelia. Aunque sus aportes más grandes fueron al mundo de la moda f emenina, su estilo personal es uno que, más que intentar copiarlo, debería inspirarlo a desarrollar el suyo propio.

“La moda desaparece, pero el estilo es eterno”. Estas palabras resumen toda lección que usted tiene que aprender de Yves Saint Laurent. Es fácil descartarlo como referente a la hora de vestir, ya que su trabajo como diseñador fue principalmente para el género opuesto, con aportes como el esmoquin femenino; pero lo modesto y a la vez atractivo de sus vestimentas, especialmente de su combinación de blazers y pantalones, resume las aspiraciones de cualquier hombre al momento de vestir.

Esto lo logró al ser una persona increíblemente meticulosa. Hacía sus trajes ligeramente más ajustados de lo habitual, en especial alrededor de la cintura, resaltando su figura; la gama de sus trajes lo distinguía de cualquier otro hombre de negocios, a veces con combinaciones que destacaban los colores oscuros de la moda europea con los colores claros que se ven en las telas de su tierra natal, Argelia; sus gafas, su reloj y su peinado eran una parte de su estilo, constantes que llevaba consigo a cada nuevo outfit. Lo mejor de su aspecto era que en ningún momento se veía incómodo: cada detalle era una expresión suya, no una copia de nadie más, lo que hacía que nunca se viera ridículo, sin importar qué usara, porque lo usaba con confianza.

Aunque reconocido por su gusto por los trajes, “formalidad”no es en lo que se piensa ante la manera de vestir de YSL. A menudo se le vio con chaquetas y cuellos de tortuga, y más de una vez expresó que hubiera querido ser el inventor de los jeans: modestos, prácticos y llenos de sensualidad. Al final, tanto en sus diseños como en su manera de vestir, esos principios de simplicidad y autenticidad eran lo que buscaba en cada diseño; y, en cada prenda que compre, usted debería hacer lo mismo.

Aportes a la moda masculina

Peacot.

El peacoat es un chaquetón de marinero hecho de lana gruesa, de botones cruzados y con solapas amplias. Aunque es una prenda que existía desde mucho antes de que naciera, fue YSL quien la rediseñó y la puso en el mapa en 1962.

Chaqueta de safari.

La chaqueta de safari, usada por los soldados europeos desde finales del siglo XIX hasta la Segunda Guerra Mundial en climas cálidos, fue modernizada y adaptada por YSL para ambos sexos en 1968, dándole un impulso que continúa hasta el día de hoy.

Su sello personal

 

–Gafas rectangulares de marco grueso.

–Reloj Tank, de Cartier.

Blazer ajustado que ayuda a delinear la figura del cuerpo.

–Corbata de color plano y vivo.

–Cigarrillo en mano (la mayor parte del tiempo).

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @ElPrincipote

Publicidad

Publicidad