158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Cómo lograr que una mujer nos haga sexo oral

 - Autor: 

El secreto para que los besos de una mujer vayan un poco más abajo.

Este artículo será corto. No hay ningún secreto a ello, y por más astutos que se crean los hombres con sus razones baratas –que van desde lo obvio de “así no quedas embarazada” hasta lo completamente idiota de “es bueno para la piel”; y ni pensar en esos que leyeron sobre el estudio científico que dice que dar mamadas ayudaban a curar dolores de cabeza–, la mayoría de mujeres ya están blindadas contra todas estas cosas.

Digo la mayoría porque existen o las que ceden ante estos argumentos… o las que no necesitan argumentos en absoluto. Si usted anda con una de esas, puede dejar de leer aquí y salir a presumir a la calle.

Los demás solo tienen que construir confianza. Lo que pasa es que muchas veces las mujeres se pueden sentir incómodas haciéndolo (algunas asqueadas, aunque eso es algo más de perspectiva personal), así que lo mejor es dejar que las cosas pasen. Comentarlo antes de tirarse a la cama, pero no insistir demasiado si no está dispuesta. Las caricias y el jugueteo ayudan siempre a quitar esas barreras que las avergüenzan e inhiben de hacer lo realmente divertido en la cama. Muchas veces basta con que ella sepa que usted quiere intentarlo, sentirse confiada y con que el humor sea el adecuado durante el acto para que, en un momento de impulso, se anime a intentarlo.

A la final, la mayoría de mujeres lo hacen por hacer felices al hombre, así que lo mejor que pueden decir es cuánto les gusta que les hagan sexo oral. Con una pareja estable es más probable que lo haga, pero no se pierde nada intentando con las más “pasajeras”.

Aunque le pueda llevar un tiempo, tenga preparada su mente y su paquete para cuando pase:

• Nadie le dice que deje su entrepierna tan lampiña y suave como piel de bebé, pero tampoco vaya de dejar crecer un arbusto entero ahí abajo.
• Mantenga las normas básicas de higiene, desde lavarse en las mañanas hasta sacudir las gotas al orinar.
• No pidan a menos de que estén dispuestos a dar. Está en la Biblia: así como ella puso su cabeza entre sus piernas, ustedes deben estar dispuestos a hacer lo mismo. Si no, no esperen que vuelva a pasar.
• Avise antes de soltar la carga. Eso es educación básica.

Publicidad

Publicidad