158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Nada más difícil que combinar de forma atrevida medias, pantalones y zapatos.

Si usted logra salir ileso de este problema por el contrario, el mal uso de estas tres prendas lo puede dejar a usted como el más aburrido del mundo o una víctima sin diagnóstico de la dislexia.

Las medias de color, un hito histórico

La norma dicta que las medias deben ser del color de los pantalones, porque debe verse una sola línea de color desde el dobladillo del pantalón hasta los zapatos, y no verse interrumpida por un asalto de color o estampado diferente. Para unos pantalones azul medianoche, medias azul medianoche y para unos pantalones gris ceniza, medias gris ceniza. Sin embargo, la vida no es así de sencilla. Hasta la Revolución Industrial, las medias se elaboraban a mano en lana. Un trabajo dispendioso que hacía que uno tuviera pocos pares de medias, con sus obvias consecuencias. Pero a partir del siglo XIX, el algodón se hizo más económico y la fabricación de esta prenda creció, se industrializó y se volvió más asequible para las personas. En el siglo XX el algodón se mezcló con otras fibras, como los elastómeros y poliamida, para volverlas más cómodas y duraderas y ahí fue cuando su consumo se popularizó.

El ADN de las medias

Las medias vienen en tres materiales principalmente.

Lana: es la más difícil de conseguir y la más costosa, pero sus propiedades de aislamiento son inigualables. Guardan calor en invierno y son frescas en verano, ideales para montañistas o personas que caminan mucho.

Algodón: es el material más común. Fácil de lavar y secar.

Cachemir y seda: el material más lujoso y costoso, solo para ocasiones especiales, como para usar frac o esmoquin, tiene las mismas propiedades que las de lana, sin hacer tanto bulto.

¿Cómo combinar las medias con el resto del atuendo?

La moda masculina ha sido dominada por ingleses e italianos históricamente y han estado a la vanguardia en cuanto a proponer qué usar y cómo usarlo. Tal es el caso de las medias de colores y sus combinaciones, que a nosotros hoy nos parece el último grito de la moda, pero que los ingleses llevan mucho tiempo perfeccionando el difícil arte de combinarlas con el resto del atuendo. Así es el asunto:

-Para un saco azul oscuro con camisa azul celeste, las medias pueden ser de color azul celeste. Si a ese atuendo le añade una corbata con pintas color granate, las medias pueden ser color granate, porque combinan con la corbata.

-Si usted usa un traje azul oscuro con zapatos café, las medias pueden ser del color de los zapatos, o granate, o azul oscuro, porque los dos colores van bien con el café de los zapatos. Si a eso le añade un pañuelo verde limón, las medias pueden ser de ese color.

-A la hora de escoger sus calcetines, no se fije solo en el color del traje, sino en el de los zapatos, la corbata, el pañuelo y la camisa. ¿Fácil, no? No, pero el tiempo extra que les dedique a combinarlos se verá recompensado con un atuendo fresco y muy moderno.

-Si quiere ser más moderno, use cordones de colores en sus zapatos de amarrar. Ya he visto casos aislados en Bogotá y Medellín. En este caso, la combinación es más obvia: color de los cordones = color de las medias.

-Con los calcetines estampados se requiere aún más preparación, porque a diferencia de los de un solo color que deben combinar con al menos una pieza del conjunto, el estampado debe estar acorde con los pantalones, la camisa, el saco, la corbata y el pañuelo de bolsillo. Los calcetines de rombos son un poco más fáciles de combinar, porque se debe tomar el color dominante y combinarlo con el de la camiseta tipo polo, la camisa o el suéter.

Rompiendo reglas

Mi esposa me regaló hace varios meses unas medias azul celeste, que estuvieron guardadas un buen tiempo hasta que un día decidí ponérmelas, vestido todo de negro. Con ese toque de color las medias me dieron un sentido de liberación y modernidad. En Nueva York, Londres y Milán lo están haciendo hace un rato. La moda masculina se está despertando de su letargo, y cada vez las tendencias llegan más rápido a Colombia. Sea de los primeros en innovar en su atuendo. Por eso, para romper las reglas primero hay que conocerlas, y ahora que domina el arte de combinar las medias con el resto de su conjunto, rompa las reglas, pero rómpalas bien.

Por: Juan Pablo Mártínez - Fotografías: Andrés Oyuela

Publicidad

Publicidad