158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Muchos no reparan en las suelas de sus zapatos, pero quienes lo hacen saben que hay un rico mundo de opciones en materiales y estilos.

Cuando usted pone una pierna encima de la otra al sentarse o cuando va subiendo las escaleras, no está mostrando el cuero curtido de su zapato ni los fantásticos cordones que evitan que se le caiga. Lo que muestra al mundo son las suelas y, lo crea o no, estas son bastante importantes.

En su momento, fueron populares o existieron suelas bastante particulares, como aquellas que se hacían de neumáticos fundidos –con fibras de nailon y todo– durante la Segunda Guerra Mundial por falta de caucho. Sin embargo, en la actualidad son dos los materiales que dominan el mercado.

 

Cuero

Unos de los zapatos más antiguos, encontrados en Armenia (el país) y que datan aproximadamente del año 3500 a. C., son de cuero. El cuero es uno de los materiales más antiguos con el que se han hecho zapatos y, por extensión, suelas. En la actualidad, se usa sobre todo para los zapatos formales, particularmente porque palidece en su resistencia al clima ante otros materiales: en la nieve o en la lluvia, con un par de horas unas suelas de cuero terminan dañándose irreversiblemente.

Los zapatos a la medida de Salvatore Ferragamo

 

Caucho

Es aquí donde las cosas se complican. Aunque se usa el mismo material, existen muchos tipos de suelas de caucho, dependiendo de las características de este o del proceso por el cual se crearon. En estos dos casos se encuentran el caucho crepé (rugoso, que se popularizó durante la Segunda Guerra Mundial después de que el ejército británico la pusiera en las botas de sus soldados para combatir en África del norte) y las suelas tipo Dainite, llamadas así por la compañía que las fabrica; sin embargo, hay otras suelas, como la de PVC y la llamada “comando”, fabricada por la compañía Vibram, clásica de las botas militares actuales y que fue inventada para mayor adherencia por el italiano Vitale Bramante luego de que seis de sus amigos murieran en un accidente de montañismo.

 

Mezcla

Hoy día es una tendencia mezclar el cuero con el caucho, creando suelas de patrones únicos. La razón de esto consiste en que el cuero suele deslizarse con demasiada facilidad sobre las superficies lisas, lo que lleva a varios accidentes… o a maravillosos movimientos de baile. Las pequeñas partes o “taches” de caucho brindan mayor adherencia a esas superficies.

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @ElPrincipote

Lea también:

- 5 botas que todo hombre debe usar

- Los zapatos de lujo de Argento y Bourbon

Publicidad

Publicidad