158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

La carta de amor a México de Alfonso Cuarón

 - Autor: 

Alfonso Cuarón no grababa en México desde "Y tu mamá también". Su regreso es un un retrato íntimo de su país.

 Roma es un recuerdo hecho cine. Alfonso Cuarón buscó a los actores que más se parecieran al recuerdo de sus padres, hermanos y conocidos de la infancia. En secreto les habló de ellos, de su personalidad, anécdotas y  motivaciones, sin darles nunca un libreto. Filmó luego en las calles de la colonia Roma que él mismo recorría cuando era chico. E, incluso, reunió los antiguos muebles de su casa, que habían heredado familiares regados por todo México. “Fueron tres años de memoria comprimidos en diez meses narrativos”, dijo en una entrevista para Deadline. Y el resultado, según la crítica, fue un relato íntimo y a la vez universal que nace de las entrañas de su director y de las entrañas de México.

Pasaron años desde que Cuarón trabajó en su patria. En medio de recesiones económicas y pocas oportunidades para el cine nacional, el director se había refugiado en Hollywood. Había dejado de lado las playas de Oaxaca y los barrios de Ciudad de México para darles vida a los pasillos de Hogwarts en Harry Potter y el prisionero de Azkaban, al posible futuro distópico de una Gran Bretaña sumida en la desesperación en Hijos del hombre y a los peligros del espacio en Gravedad. Sin embargo, en cada entrevista que ha dado durante el último año confiesa que los recuerdos de la colonia Roma, de la situación política de su tierra y, sobre todo, de la empleada que prácticamente los crio a él y a sus tres hermanos conforman la historia que siempre había querido contar en el cine. Cleo, la empleada doméstica de una familia de clase media y la protagonista de Roma, es el reflejo de esa mujer. “Ella solo lloraba, diciendo ‘así pasó, así pasó’”, recuerda Cuarón, cuando le mostró la película a su Cleo de la vida real. “Ella ya es parte de nuestra familia, o nosotros somos parte de la suya”.

Publicidad

Publicidad