158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Con una Copa América, dos ligas argentinas y una copa francesa, Marío Alberto Yepes es el defensa emblemático de Colombia.

Tenía 38 años y más de dos décadas de experiencia en la cancha de fútbol. Por eso, mucha gente pensaba que Mario Alberto Yepes estaba más listo para el retiro que para el mundial de Brasil 2014. Las críticas para José Pékerman por convocarlo no cesaban, pero el técnico, firme en su posición respondía: “No, señores, él es mi capitán y es la persona con la que voy a dirigir la defensa de Colombia”. Así recordó Yepes la mejor época de su carrera en una entrevista con la revista Bocas. Él se tomó el encargo en serio: cambió su rutina de entrenamiento, cambió su dieta, se hizo decenas de exámenes para encontrar cada detalle con el que pudiera mejorar y se convirtió en el defensa eterno de la Selección Colombia.

Ir a un mundial, tras una década de mala suerte para el fútbol colombiano, fue el remate de una carrera envidiable. Después de su debut en el Cortuluá, en 1994, ganó una liga colombiana con el Deportivo Cali –y fue subcampeón de la Copa Libertadores de 1999– y dos argentinas con River Plate. Y finalmente, en el 2004, aterrizó en Europa: primero en el Paris Saint-Germain –donde ganó la liga francesa en el 2006– y luego en el Chievo Verona, el AC Milan y el Atalanta.

Sus grandes triunfos, sin embargo, siempre fueron con Colombia. En el 2001, él fue parte de la selección que le dio la vuelta olímpica al Campín para celebrar la primera Copa América de la Selección: “Mientras todo el país festejaba, nosotros, con Iván Ramiro [Córdoba], nos llevamos la copa”, le dijo a Bocas. “La devolvimos al otro día”. Y cuando se retiró, después de Brasil 2014, se convirtió en el segundo jugador con más partidos internacionales de Colombia, después del ‘Pibe’ Valderrama.

Y es un ícono de Colombia. No en vano, todo el país recuerda esa famosa anotación que le invalidaron frente a Brasil. Porque sin importar lo que diga la Fifa, todos los que vieron ese partido saben que sí, que era gol de Yepes.

REVISTA DONJUAN
EDICIÓN 147 - MAYO-JUNIO 2019

Publicidad

Publicidad