158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

¿Qué tan cierto es que los taxistas tienen más seguros de vida que un Uber x? , ¿Por qué Uber argumenta que su competencia no son los taxistas? Este artículo responde todas sus incognitas.

¿QUÉ TAN CIERTO ES QUE LOS TAXIS TIENEN MÁS SEGUROS DE VIDA QUE UN UBER X? ¿POR QUÉ UBER ARGUMENTA QUE SU COMPETENCIA NO SON LOS TAXISTAS? ¿EN QUÉ CONSISTE EL PROYECTO DEL VICEPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, GERMÁN VARGAS LLERAS, PARA REGLAMENTAR LA APLICACIÓN? LA PRIMERA SEMANA DE NOVIEMBRE EL GOBIERNO DARÁ A CONOCER ESTE DECRETO. AQUÍ LE RESPONDEMOS TODAS LAS INCÓGNITAS.

¿Qué quieren decir los taxistas cuando afirman que en Uber “no hay seguridad”?

Uldarico Peña, uno de los nombres más sonados en el gremio de taxistas como el dueño de Taxis Libres y Radio Taxi Aeropuerto, dice que Uber maneja a los usuarios “sin ninguna protección, de ninguna naturaleza. No hay ninguna seguridad”.

Sin embargo, lo cierto es que el usuario tiene varias garantías a lo largo del proceso. Puede ver las calificaciones del conductor antes de que lo recoja, y cancelar el servicio si no se siente cómodo. Asimismo, todas las rutas son monitoreadas por GPS, algo que no sólo da seguridad, sino que evita timos por parte de los conductores. Además, el usuario puede mandar su ubicación en cualquier momento a un familiar o a un amigo. Por último, dado que el pago es digital, no se maneja efectivo y hay mucha más seguridad.

¿Es cierto que si se accidenta en un Uber o un Uber X le va peor que en un taxi?

Según la empresa, todos los viajes, incluso aquellos que se realizan en carros particulares por UberX, están asegurados por una póliza global cuya cobertura es treinta veces superior a la póliza de un vehículo de transporte público en Colombia.

¿Quién gana más, ¿un conductor de taxi o uno de Uber?

Es difícil determinar cuánto gana cada uno exactamente. Sin embargo, un conductor de Uber tiene las de ganar. Mientras que un conductor de taxi tiene que responderle al dueño del vehículo –solo 10% de los conductores son dueños del vehículo, los demás responden a alguien– con un “producido” diario que puede ser hasta de más de $100.000, independientemente de cuántas carreras o cuánto dinero haya hecho, un conductor de Uber solo cede el 20% de cada carrera que haga a la compañía. Puede manejar sus horarios y elegir las áreas en las que quiere trabajar.

¿Qué tan riguroso es Uber con el servicio de sus conductores?

Los usuarios de la aplicación saben que, antes de poder usarla de nuevo, tienen que calificar obligatoriamente su experiencia, de 1 a 5. Los conductores que tengan un promedio por debajo de 4,5 son puestos sobre aviso. Tienen que mejorar su puntaje o no podrán seguir prestando el servicio.

Los conductores también pueden calificar a los usuarios. Si una persona es descortés con los conductores, es un cliente insufrible, los conductores pueden denunciar su conducta. Varias de estas quejas hacen que al usuario se le prohíba el acceso a la aplicación y la noticia se le da por medio de una llamada de la empresa.

¿Qué es Uber exactamente?

Uber es una plataforma tecnológica que actúa como intermediaria entre el usuario y el prestador de servicio; en este caso, entre el pasajero y el conductor. Todo lo que es Uber entra dentro del concepto de sharing economy, o economía colaborativa, en el que el objetivo no es tener las cosas, sino disponer de ellas. Se logra por medio de las plataformas digitales. ¿Por qué comprar un taladro solo para hacer un hueco en la pared? ¿No es más fácil tomar prestado el taladro de alguien que ya lo tenga, o pedir el servicio de alguien cercano que me lo pueda proveer? Lo mismo funciona para hoteles (Airbnb), vestimentas (poshmark), wifi (Fon) y, en el caso de Uber, transporte.

Hay que dejar claro que Uber NO es una empresa de transporte como tal. No es dueña de ninguno de los carros que operan con su aplicación en los sesenta países, 330 ciudades en las que funciona. “Así como Netflix no es una empresa de televisión por cable, Despegar. com no es una aerolínea y Domicilios.com no es un restaurante, Uber no es una empresa de taxis”, dice la compañía.

¿Cuál es el proceso por el que alguien pasa para convertirse en un conductor de Uber?

Para poder convertirse en un “socio conductor” (el nombre que da la aplicación a los conductores, que ya son más de 20.000 en Colombia) es necesario entregar una gran cantidad de papeles para comprobar la identidad de la persona, el estado de los vehículos que se utilizarán y los antecedentes de la persona, incluidos los comparendos. Incluso se piden referencias personales. Como Uber no tiene ningún carro, ellos tampoco se encargan o ayudan a los conductores a conseguir el estatus para su carro de vehículo de servicios especiales. Dicho esto, se aseguran de que todos los papeles en este aspecto cumplan con la norma. Los representantes de Uber dicen haber gastado más de mil millones de pesos en procesos de seguridad para Colombia en el último año. Esto se refleja en el excelente servicio de sus conductores y en la falta de incidentes graves con ellos. Pero el eco de noticias (y acusaciones judiciales) de asaltos y agresiones por parte de conductores de Uber en Estados Unidos nos dice que incluso esto podría no ser suficiente.

¿Por qué Uber dice que su competencia no son los taxistas?

Uldarico Peña asegura que Uber, en este momento, está tomando entre un 30% y un 40% del mercado de la compañía que representa, Taxis Libres. Otros taxistas dicen que la aplicación ha bajado sus prospectos de hacer carreras en ciertas áreas, como cerca de los hoteles y las universidades. Sin embargo, algunos taxistas no ven a Uber como la competencia. Ellos consideran que esta aplicación, con los precios básicos que pone, apela a un público muy diferente al que ellos apuntan. Incluso si fueran la competencia, la aceptan siempre y cuando estén reglamentados. “¡Bienvenido Uber como empresa de taxi!”, les dice Uldarico Peña, una vez estén reglamentados y jueguen con las mismas reglas que los “amarillos”. Adriana Garzón, jefe de comunicaciones de Uber en Colombia, cree que la competencia de la aplicación no son los taxistas en lo absoluto. “Nuestra competencia es el carro particular”, proclama ella. “Le estamos diciendo a la gente ‘no saque su carro, use Uber’”.

Todos los viajes, incluso aquellos que se realizan en carros particulares por Uberx, están asegurados por una póliza global cuya cobertura es treinta veces superior a la póliza de un vehículo de transporte público en Colombia.

¿Uber es ilegal?

Pese a las declaraciones de algunos funcionarios, Uber no es ilegal, simplemente no está regulado por la ley colombiana. La respuesta que podría esperarse de las autoridades en caso de ser ilegal sería mucho más severa. La Dirección de Tránsito y Transporte de la policía rehusó hacer comentarios para este artículo. En el caso de UberX, la aplicación promociona este servicio como ridesharing. Bien podría caer dentro de la ilegalidad en la normativa colombiana, pero la metodología y las garantías de seguridad que sustentan este sistema lo hacen algo más que un simple “pirata”. Uber ya ha ganado en sesenta jurisdicciones alrededor del mundo batallas legales que reglamentan y hacen enteramente legal este servicio.

¿Qué hará el proyecto del vicepresidente Germán Vargas Lleras para reglamentar Uber?

Primero, el plan en el que el vicepresidente está trabajando no es exclusivamente para reglamentar Uber, sino para reglamentar el servicio de “taxis de lujo”. La idea es que este proyecto le abra una ventana a Uber para reglamentarse como empresa de transporte. El problema es que Uber no es una empresa de taxis, porque no tiene ni un solo “cupo” y ni un solo taxi. Uber es un intermediario entre las personas que disponen de un transporte y las personas que requieren este servicio, una plataforma tecnológica que no puede ni debe adherirse a las reglas con las que vienen jugando los demás. Por eso es que el mismo título del proyecto parece sugerir un fracaso inherente, acorde a los representantes de Uber. Hay que esperar a ver qué propone exactamente el vicepresidente, que presentará un borrador de la propuesta para el mes de noviembre. Siempre existe la posibilidad de que la plataforma sea acogida al sistema sin necesidad de cambiar su manera de operar.

¿Qué pasará con Uber?

Las leyes tienen que ponerse a la par de la innovación. Incluso si el proyecto que se avecina del vicepresidente no logra cobijar del todo a Uber, es posible que eventualmente sea necesario crear leyes y normativas que permitan el funcionamiento de esta y otras tecnologías similares. Así ha pasado en otros lugares, como Ciudad de México y Puebla, donde se logró regular el servicio de transporte a través de plataformas tecnológicas al crear una nueva categoría para este dentro de la legislación. Colombia difícilmente será la excepción. Además, la aplicación seguirá funcionando incluso sin el aval de las autoridades –como, técnicamente, lo ha venido haciendo hasta ahora–.

Hace poco se acumularon más de 36.000 firmas a través de la plataforma Change.org para solicitar al gobierno una regulación que permita el funcionamiento de la aplicación en el país. El gobierno no recibió muy bien esa solicitud; de hecho, no la recibió en absoluto. Aunque fue un intento fallido, esto pone en evidencia que la gente está del lado de Uber. Incluso el concejal Antonio Sanguino escribió una carta al vicepresidente en la que le pedía considerar la plataforma como lo que era, “una nueva forma de intercambio de bienes y servicios a través de la intermediación de plataformas digitales”.

- Sígalo en @ElPrincipote en Twitter

Links relacionados:

- Test: ¿Qué tan lagarto es usted?

- ¿Cómo son las fiestas sadomasoquistas en París?

Publicidad

Publicidad