158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Gwyneth Paltrow: la activista de la comida orgánica

 - Autor: 

Gwyneth Paltrow tiene una obsesión: lograr que la comida saludable conquiste todas las cocinas del mundo.

En 2001 se estrenó Amor ciego, la película protagonizada por Jack Black en la que Gwyneth Paltrow personifica a una mujer con sobrepeso que busca la aceptación de su pareja. A diferencia de su personaje, en la vida real Paltrow es la mujer que encabeza la lista de personajes de Hollywood con mejores hábitos alimentarios. Tanto que se convirtió en una referencia sobre el tema cuando empezó a compartirlos a través de su blog personal Goop.com y de sus libros.

Su gusto por la cocina comenzó desde pequeña, cuando vivía con su padre en Toledo, España, donde las costumbres dictan comer jamón y embutidos casi a diario. Su cercanía con la tierra del vino y el jamón serrano la llevó a participar junto al reconocido chef Mario Batali en la serie documental Spain… On the Road Again, que también se convirtió en un libro y que presentó a los estadounidenses una mirada profunda de la gastronomía española.

Los libros de Paltrow ofrecen recetas sencillas de hacer entre amigos, enfocadas siempre hacia la comida orgánica. 

Lleva más de 15 años siendo vegetariana y a pesar de ser criticada por muchos por su estricto régimen alimentario libre de gluten, lácteos, conservantes y algunos carbohidratos, esta actriz dice que nunca ha seguido una dieta. Su revolución consiste en perder peso y, al mismo tiempo, conservar energía. Por eso reemplazó el pan normal por pan pita y galletas de arroz, intenta no comer comida chatarra, lo único que se permite es fumarse un cigarrillo light los sábados, hace varios détox a la semana y dice con orgullo que “preferiría fumar crack a comer queso en lata”.

Después, Paltrow se acercó cada vez más a la gastronomía a través de libros de recetas, como My Father’s Daughter –un homenaje a su papá, la persona que más la aproximó a la cocina–, It’s All Good y Notes from my Kitchen Table, donde además encontró la motivación de ofrecer una alimentación balanceada para sus hijos y se convirtió en una activista de la comida orgánica.

Publicidad

Publicidad