158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

El ascenso de MacKenzie Bezos

 - Autor: 

Es escritora, fue una figura clave en la creación de Amazon y podría convertirse en la mujer más rica del planeta.

“¿Quién es MacKenzie Bezos?”. Es eso lo que se preguntó todo el mundo cuando Jeff Bezos –el dueño de una “pequeña” empresa llamada Amazon, de un periódico llamado The Washington Post y de muchos otros negocios más que lo convierten, a la fecha, en el hombre más rico del planeta– anunció que se divorciaría de su esposa, con la que estuvo casado por más de 25 años. Según Google, la popularidad de la búsqueda por MacKenzie alcanzó 100 puntos –el máximo en su escala de tendencias– el día en que la pareja anunció por Twitter su intención de separarse. Pero la pregunta todavía persiste.

MacKenzie Bezos –su apellido de soltera es Tuttle– es madre de tres niños y de una niña adoptada en China.  MacKenzie Bezos se formó como escritora en Princeton, donde fue asistente de investigación de Toni Morrison, una de las grandes voces de la literatura estadounidense. Mientras estudiaba fue mesera, niñera, monitora de biblioteca, tutora y vendedora de ropa. Después de eso, le tomó diez años escribir su primera novela, The Testing of Luther Albright (2005): lo hizo a escondidas en un baño en medio de sus vacaciones con su esposo, Jeff, pero se vio recompensada por los comentarios positivos de la crítica y el American Book Award. Después, en el 2013, escribió Traps, y desde entonces no ha vuelto a publicar.

Su libro más reciente es Traps, publicado en el 2013.



“MacKenzie es una de las mejores estudiantes que jamás he tenido en mis clases de escritura creativa”, dijo de ella Toni Morrison, su mentora en la universidad de Princeton. Y aunque en las redes sociales predomina una opinión machista que afirma que con el divorcio MacKenzie se va a apoderar del negocio de su esposo, hay que reconocer que ella jugó un rol importante en la creación del gigante que hoy es Amazon. Según el libro de Brad Stone, The Everything Store, MacKenzie fue la primera contadora de la compañía “manejando las finanzas, escribiendo los cheques y ayudando con las contrataciones”. Tras el divorcio, MacKenzie podría ser dueña de la mitad de los ciento treinta y siete mil millones de dólares que cuesta el imperio de Bezos y que incluye el 16 porciento de Amazon. No se sabe cuál será el acuerdo legal, pero por ahora el anuncio del divorcio no tuvo ningún impacto en la estabilidad de la compañía: sus paquetes seguirán llegando sin ningún problema.

 

Jeff Bezos tendría que ceder la mitad de su fortuna, obligándolo a vender parte de sus acciones en Amazon.

Publicidad

Publicidad