158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Colombia en la Copa américa y 64 datos sobre su historia futbolística

 - Autor: 

Todos saben que fuimos campeones en el 2001, y que Martín Palermo se comió tres penaltis frente al arco de Calero en 1999.

Pero pocos se acuerdan de que la primera participación de Colombia en este torneo fue hace 70 años en Chile, que no fuimos antes por peleas entre la Federación y la Dimayor, o que en 1993 perdimos por penaltis una semifinal contra Argentina. Esta guía está repleta de datos* sobre la Selección Colombia y la historia del país. Así podrá entretener a sus invitados antes de que empiecen los partidos o a pasar por un historiador del fútbol nacional.

XVIII Campeonato Suramericano

Santiago de Chile 1945

 

Colombia quedó de quinto entre siete equipos

“Ome, no hay nada que decirles a los periodistas… Venimos a jugar y nada más”, contestó “Bollo e Yuca” Granados cuando un periodista chileno intentó entrevistarlo. Sin embargo, y a pesar de las goleadas, hubo logros importantes: “Guarapito” Mendoza le marcó a Argentina el primer gol de Colombia en una Copa América para descontar en un marcador parcial de 7-1. La primera victoria fue el “clásico bolivariano” –así vendieron el partido contra Ecuador– que ganamos 3-1 con goles del “Guarapito”, Berdugo y Gámez, y aunque faltaban cuatro años para que naciera Maturana, el concepto “perder es ganar un poco” se creó cuando superamos a Ecuador y a Bolivia en la tabla de posiciones y la opinión pública dijo con orgullo: “Somos los campeones de los equipos chicos”. Un apunte: la camiseta del equipo era blanca con una bandera estampada en el pecho.
Mientras la Selección estaba en Chile, la Segunda Guerra Mundial llegaba a su fin y los periódicos colombianos informaban más sobre el avance de los estadounidenses y de los rusos sobre Polonia, Italia y los Países Bajos que de política y deporte nacional.

Datos curiosos

* Los equipos de Bogotá y Cali no quisieron prestar sus jugadores. Por eso la Federación –que era de Barranquilla– envió al Junior a jugar con la camiseta de Colombia. Llamaron a jugadores de Cartagena y Santa Marta, y solo a dos del interior: “el Mico” Zapata, que era de Medellín, y Ricardo López, de Manizales. Como en Colombia no había partidos de noche, existía mucha expectativa por jugar en estadios con luz artificial.

* La Selección perdió el barco que debía llevarlos de Buenaventura a Valparaíso, y debió emprender el viaje en bus. Se vararon antes de llegar a Quito y llegaron haciendo autostop. Y en Lima, el presidente de Perú les ayudó a conseguir un barco.

* Roberto Meléndez viajó como director técnico, pero también jugó una parte del partido contra Chile. Él fue uno de los jugadores más famosos del Junior y el Estadio Metropolitano lleva su nombre.

LA FIGURA

A Andrés Acosta le decían “Penicilina” por sus salvadas milagrosas. Y si Colombia recibió 25 goles en contra en solo 6 partidos, no fue por un mal arquero: después de los tres primeros juegos, este cienaguero de 28 años y 1,67 metros de estatura había detenido 46 tiros directos.

XX Campeonato Suramericano
Guayaquil 1947

 


Colombia quedó último entre ocho equipos

“Perder es ganar un poco” fue sustituido por “nos faltó suerte”. Por ejemplo, el partido contra Uruguay –que perdimos por 2-0– mereció amplios titulares de prensa: Colombia le había jugado de igual a igual y nos habían anulado un gol legítimo de González Rubio. Frente a Ecuador y Bolivia, los cronistas comentaron que “parecían juegos de principiantes” y develaron una falla: aunque el Junior –que nos representaba, por eso la camiseta– tenía algunos jugadores buenos en defensa y en el medio campo, pero no había ningún goleador verdadero. Dos de los nueve goles que nos metió Argentina fueron de Di Stefano. Y contra Perú y Chile faltó resistencia: ambos partidos terminaron 1-0 en el primer tiempo y las goleadas se concretaron en los últimos 30 minutos.

Datos curiosos

* Los guayaquileños no dejaban entrenar a los equipos: los cronistas se referían a los fanáticos como “masa de pueblo”, y denunciaron disturbios, enfrentamientos con la policía y heridos graves después del partido inaugural en el Estadio Capwell.

* Lino Taioli fue el tercer entrenador extranjero de la Selección Colombia. Antes habían estado Fernando Paternoster y José Arana, quien dirigió a Perú en esta Copa. Taioli había ganado el torneo de Venezuela en 1944 con su equipo Dos Caminos, y –según los mitos– jugó en la selección de ese país. Después se fue a Italia y en 1947 llegó a Barranquilla para empezar su carrera como entrenador.

* El Dorado ya se estaba cocinando: una foto de la época muestra a Millonarios entrenando en Guayaquil con la Selección Argentina. Ellos aprovecharon la ocasión para invitar a equipos argentinos y uruguayos a un torneo en Bogotá. En medio de la pelea contra la federación oficial –de Barranquilla–, esta fue la manera ideal en que los bogotanos lograron hacer lobby frente los dirigentes internacionales.

LA FIGURA
Efraín Sánchez

De no ser por él, las goleadas habrían sido aún mayores. El arquero, que entonces jugaba en el Junior, fue destacado por cronistas que escribían de los potentes tiros que era capaz de desviar. Los argentinos se fijaron en él y en 1948 empezó a jugar de titular en el San Lorenzo. Allá, por la canción, le pusieron el apodo de “Caimán”.
Mientras la Selección estaba en Guayaquil, se jugó en Cartagena la Novena Serie Mundial de Béisbol Amateur, en la que compitieron equipos de todo el Caribe. En Bogotá salió un informe oficial que anunciaba que durante 1947, en Cundinamarca, se habían bebido 95 millones de litros de chicha: suficiente para llenar casi 40 piscinas olímpicas.

XXI Campeonato Suramericano
Brasil 1949

 


Colombia quedó último entre ocho equipos

Por primera vez en una Copa América, Colombia logró no perder frente a Uruguay. El primer gol fue de Luis Castelbondo: a los 27 minutos vio mal parado al portero Arizábalo y metió un riflazo a 25 metros. Rigoberto García se comió un penalti y el partido terminó 2-2. Pero haber empatado con uno de los mejores equipos de la época fue toda una proeza para los cronistas. Colombia fue último en esa Copa. Del resto de partidos hay que rescatar el tercer gol de Brasil en el 5-0 frente a Colombia: fue de Orlando, que venció al Caimán con una jugada de bicicleta.

Datos curiosos

* Las rivalidades entre la Federación y la Dimayor llegaron a su punto más alto en este campeonato. Todos los jugadores que viajaron a Brasil –excepto el Caimán– eran del Junior. Y en Bogotá resolvieron suspenderlos por dos años para participar en partidos organizados por la Dimayor. El Junior no jugó los siguientes torneos de Colombia, pero aprovechó la ocasión para contratar jugadores brasileros y para proponer a Barranquilla como la sede del campeonato de 1951.

* Durante el partido contra Chile, ambos equipos salieron a jugar con camisetas rojas. Hay registro de que en el medio tiempo le notificaron a Colombia que debía cambiarse de camiseta, pero no de qué color se vistió.

* El paraguayo César López Fretes y el boliviano Agustín “el Maestro” Ugarte anotaron goles en los partidos que tuvieron frente a Colombia. Ambos participaron después en el fútbol colombiano: López Fretes jugó en el Pereira en 1950 y fue entrenador de la Selección Colombia y del Nacional durante la década de 1960. El “Maestro” fue figura en el Once Caldas por esa misma época.

Mientras la Selección estaba en Brasil, el conservador Laureano Gómez se lanzó a la presidencia. Se corrió el primer rally del país, una carrera de 1.787 kilómetros en la que 18 conductores compitieron por las carreteras que en la época conectaban a Bogotá, Manizales, Medellín y Cali. Avianca lanzó una ruta a Nueva York, que volaba un DC-4 con escalas en Barranquilla y Miami. Y se inauguró la Universidad de los Andes.

LA FIGURA
“Caimán” Sánchez

Fue figura en el partido contra Brasil: a pesar de la goleada, detuvo dos penaltis, uno de Canotinho y otro de Orlando. Contra Chile logró mantener el empate a pesar de que ellos manejaron el partido los 90 minutos. Pero no actuó en los últimos tres partidos, en los cuales la Selección fue goleada por Ecuador y Bolivia.

XVIII Campeonato Suramericano
Lima 1957

 

Colombia quedó de quinto entre siete equipos

No fueron uno, ni dos: fueron nueve. ¿Cómo olvidar la peor goleada que ha recibido la selección Colombia en la historia? Fue contra Brasil y quedó 9-0. Ellos controlaron todo el partido como si fuera una práctica, y solo el Caimán evitó que nos metieran trece, o catorce. Y, para rematar, Argentina nos metió ocho que habrían sido nueve si Ingelman Benítez –el arquero de la selección Valle– no le hubiera tapado un penalti a Orestes Corbatta. Pero no todo fue drama: por primera vez en la historia, Colombia logró vencer a un campeón mundial –Uruguay– con un golazo de Carlos Arango: entró en un pique por la derecha, recibió un pase de Alejandro Carrillo y metió un riflazo a media altura pegado al palo derecho.

Datos curiosos

* Por primera vez, la representación de Colombia en la Copa América no fue netamente costeña. El técnico, Pedro López, era uno de los jugadores históricos del Valle del Cauca. Tomó como base a la selección departamental y convocó a jugadores de otros equipos afiliados a la Dimayor, como Millonarios.

* A Roger Bernardico, el arquero uruguayo que jugó en el partido que Colombia ganó 1-0, le faltaba el dedo meñique de la mano izquierda. Se lo habían reventado cuatro años antes con una patada que recibió al capturar un balón en los pies de un delantero durante un partido de la liga uruguaya.

* Un joven Delio “Maravilla” Gamboa fue el primer colombiano en marcar dos goles en un mismo partido de la Copa América: fue en el último juego del campeonato, contra Ecuador, que ganó Colombia por 4-1.

Mientras la Selección estaba en Lima, Rojas Pinilla disfrutaba de los últimos días de su dictadura. Además, las empresas nacionales se estaban preparando para la era electrónica: justo antes de que los jugadores viajaran a Perú, Bavaria compró el primer computador que llegó a Colombia. Era un IBM 650 que pesaba 900 kilos y costaba 500.000 dólares.

LA FIGURA
El samario Carlos Arango Medina hizo el único gol del partido contra Uruguay. Tenía 29 años y era un goleador veterano: su primera participación con la Selección había sido en los Juegos Centroamericanos de 1946. En 1959 se fue a México a jugar con el Monarcas de Morelia.

XXVIII Campeonato Suramericano
Bolivia 1963

 

Colombia quedó último entre siete equipos

Quedamos de últimos y solo logramos un punto en siete partidos. Pero dimos la pelea. La foto de arriba muestra el segundo gol de Colombia, un remate de Herman Aceros que puso el empate parcial. Argentina liquidó el partido con dos goles adicionales en los últimos tres minutos y en una entrevista, el técnico Gabriel Ochoa dijo: “Argentina no ganó: perdió Colombia”. Paraguay ganó con un gol en tiempo de reposición y al finalizar el torneo, Ochoa dijo: “Esto no es un descalabro, sino un avance técnico muy notorio”. La prensa, sin embargo, dijo que los jugadores no demostraban ningún cariño por defender la camiseta, y en la transmisión radial del partido contra Bolivia, los locutores de Caracol dijeron que a “Maravilla” Gamboa la altura de La Paz lo había vuelto “rucio”.

Datos curiosos

* Para el protocolo del partido contra Brasil, los jugadores de Colombia salieron del camerino con un pendón que decía: “Apoyamos la salida al mar para Bolivia”. Al día siguiente, la Federación Chilena de Fútbol, en una carta, dijo que el fútbol no debía ser una herramienta política y Colombia respondió que habían sido “ingenuos”, que un dirigente boliviano les había pedido el favor de cargar el pendón y ellos habían aceptado.

* Algunos titulares de prensa hablaron sobre una rebelión entre los jugadores de la selección Colombia después de la cuarta derrota consecutiva, contra Paraguay. Hay indicios de que el técnico y los jugadores eran lejanos –Ochoa, por ejemplo, no tuvo problemas en responsabilizar directamente a “Charol” González de la derrota contra Bolivia por sus errores en defensa– y antes del partido contra Perú, Rolando Serrano y Hermán Aceros fueron expulsados del equipo y devueltos a Colombia por “faltas gravísimas de orden disciplinario”, según el comunicado de la Federación.

Mientras la Selección estaba en Bolivia, en Bogotá se robaban un promedio de nueve carros por noche. En el Tolima las guerrillas de Sangrenegra atacaron en una sola noche varias carreteras y mataron 26 personas, entre ellos varios altos mandos de la Policía. Un año después, nacieron las Farc.

LA FIGURA

Carlos Campillo fue un jugador del Medellín, de Nacional y de Millonarios. Se salvó de la crítica de los periodistas por los dos goles que hizo en el campeonato. Los 1-1 parciales contra Argentina y Paraguay fueron, además, inyecciones morales que tal vez evitaron goleadas. Un dato al margen: según un reportaje que hizo Semana en el 2013, Campillo tenía un puesto de comidas en el Atanasio Girardot.

XXIX Campeonato Suramericano
Uruguay 1967

 


Colombia no pasó de la fase previa

Como por primera vez participaron todos los integrantes de la Conmebol y no había capacidad logística ni tiempo para hacer una liguilla con diez equipos, se planeó una eliminatoria previa entre Chile, Colombia, Ecuador y Paraguay. Colombia jugó contra Chile un partido de ida y otro de vuelta. En los periódicos el optimismo era desbordante: “Vamos a descubrir la posición exacta del fútbol colombiano en Suramérica”, dijo César López Fretes, el técnico de la Selección. Pero los resultados fueron desastrosos: Colombia perdió por 5-2 en Santiago y empató a cero en Bogotá con una sola llegada peligrosa, un tiro que Cadavid puso en el travesaño a los cuarenta minutos del partido. En los partidos hubo muchas faltas y en Bogotá el árbitro peruano expulsó a Segrera y a otro jugador chileno por un intento de pelea.

Datos curiosos

* El cuerpo técnico de la selección incluía a un psicólogo, un cargo que hace 48 años parecía absurdo y extravagante. Antes de los partidos, Francisco Javier Escobar logró imponer en todos los jugadores un discurso centrado en el patriotismo y en entrevista con El Tiempo dijo: “Los jugadores están bien en el aspecto físicotáctico- psíquico”. El médico, Fernando Henao, por su parte, le dijo al reportero que, de los 30 convocados, 24 tenían parásitos, 29 caries dentales y 10 estaban anémicos.

* Luis Largacha, arquero del América, fue expulsado de la concentración porque un día se escapó, faltó a todas las charlas técnicas y llegó borracho al hotel.

* Colombia jugó en Medellín un partido contra el River Plate un par de días antes del juego decisivo contra Chile en El Campín: perdió por 3-0.

En diciembre de 1966, Risaralda se acababa de formalizar como un nuevo departamento de Colombia al independizarse de Caldas –curiosamente, la sede de concentración de la Selección fue Pereira– y en Barranquilla se presentó un plan para ampliar el estadio Romelio Martínez y convertirlo en un escenario para 100.000 espectadores. Ese plan fracasó, pero fue el origen del Estadio Metropolitano, la casa de la Selección Colombia.

En diciembre de 1966, Risaralda se acababa de formalizar como un nuevo departamento de Colombia al independizarse de Caldas –curiosamente, la sede de concentración de la Selección fue Pereira– y en Barranquilla se presentó un plan para ampliar el estadio Romelio Martínez y convertirlo en un escenario para 100.000 espectadores. Ese plan fracasó, pero fue el origen del Estadio Metropolitano, la casa de la Selección Colombia.

LA FIGURA

Delio “Maravilla” Gamboa nació en Buenaventura, fue campeón con Millonarios cuatro veces en la década de 1960, y para 1967 jugaba con Santa Fe. De él se decía que era la esperanza de Colombia y cuando una lesión muscular estuvo a punto de dejarlo por fuera, muchos se preocuparon. Marcó uno de los dos goles que Colombia logró encajarle a Chile en el estadio de Santiago.

XXX Copa América 1975 (sin sede fija)
Colombia quedó de subcampeón

 

Después del partido en El Campín contra Paraguay, que Colombia ganó con gol de José Ernesto Díaz, Colombia se volvió una máquina: venció por 3-1 a Ecuador en Quito y llegó invicto a la semifinal contra Uruguay. La velocidad de Díaz y los pases precisos de Willington Ortiz fueron decisivos. En la semifinal, Colombia se encontró con Uruguay –el campeón de 1967– y le ganó por 3-0 en El Campín. En el partido de vuelta, que Colombia perdió 1-0, Uruguay botó un penalti en el minuto 32 y tres minutos después Zape les tapó otro. Y aunque Colombia ganó la primera final contra Perú, en Bogotá, con un tiro libre de Ponciano Castro, ellos ganaron en Lima y se ratificaron en Caracas para el partido de desempate.

Entre julio y octubre de 1975, el primer Unicentro de Colombia estaba en plena construcción en el norte de Bogotá. Por esos días, además, Alfonso Santofimio Botero se posesionó en el Congreso y hubo todo un debate porque omitió a Dios en su juramento de posesión. En Cali se celebraba el Mundial de Natación, que fue famoso por varios escándalos de doping.

Datos curiosos

* El partido contra Paraguay en Asunción se suspendió a los 45 minutos por una gresca: después de que un paraguayo fue expulsado por una falta contra Díaz, Almeida –el arquero de Paraguay– persiguió al delantero colombiano por todo el campo y Zape fue a defender a su compañero. La Policía intervino, pero no para calmar la pelea: Alfonso Cañón, volante del América, denunció que lo amenazaron con un revólver, y otros jugadores dijeron haber recibido golpes de bolillo. El público, en contraste, aplaudió a Colombia cuando salió del campo.

* El “Caimán” Sánchez había sido arquero de la Selección y había vuelto como técnico. Según una anécdota del “Brujo” Segovia, él siempre andaba con once tapas de gaseosa en el bolsillo y las usaba para explicarles a los jugadores los esquemas de juego durante las charlas técnicas.

* Pedro Zape, el arquero del Cali, era uno de los mejores arqueros del continente. Estaba en la lista de un equipo continental junto con Ubaldo “el Pato” Fillol, del River Plate.

* En 1975, El Campín tenía un cupo máximo de 60.000 personas. Al partido de semifinal contra Uruguay fueron 39.060 y se recogieron $2’132.250 en taquilla. A la final, contra Perú, asistieron 55.800 personas.

LAS FIGURAS

Ernesto Díaz y Willington Ortiz tenían 23 años. Uno jugaba para Santa Fe y otro para Millonarios. Y entre ambos armaron una de las mejores delanteras que ha tenido la selección: Willington, famoso por su gambeta y por su precisión, hacía los pases; y Díaz, aprovechando su velocidad –tenía cuerpo de ciclista– hacía los goles. Con cuatro anotaciones, fue uno de los dos goleadores de esta Copa América.

XXXI Copa América 1979 (sin sede fija)
Colombia fue segundo en su grupo y no pas ó a las semifinales

 

Colombia armó un equipo ofensivo, basado en Ernesto Díaz, Willington Ortiz y Arnoldo Iguarán. Pero ellos se encontraron con un muro defensivo: Venezuela metió a tres defensas bajo el arco como arqueros asistentes. Y en el partido contra Chile, en El Campín, solo hubo un golazo de tiro libre que Díaz puso en todo el ángulo derecho. Pero en el partido de vuelta, Chile eliminó a Colombia: ganó 1-0 y sacó un gol de diferencia, fue un partido lleno de juego sucio en la defensa chilena que terminó con un expulsado para Colombia. Y los periódicos colombianos no fueron los únicos que pensaron así: el técnico de Perú, que estaba comentando para un canal de televisión de su país, dijo en vivo: “Ese árbitro parece estar en otra galaxia”.

Datos curiosos

* 28.000 de las 40.000 personas que fueron al partido contra Venezuela en San Cristóbal eran colombianos. El Consulado de Venezuela en Cúcuta colapsó los días previos al partido por la cantidad de permisos de entrada que tuvieron que tramitar.

* El partido contra Chile en El Campín era a las 3:30 p. m. y hubo filas desde la madrugada que, según registraron los periódicos, le daban la vuelta a todo el estadio. Y solo había 180 policías encargados de la seguridad: hoy, para un partido de esa magnitud, hay mínimo 1.500.

* Jorge Luis Pinto empezó su carrera en esta Copa América. Trabajó como preparador físico y asistente técnico del yugoslavo Blagoje Vidinic.

El 26 de agosto de 1979 Kid Pambelé defendió con éxito su título de Campeón en la categoría wélter junior. Fue contra Kwang-Min Kim, en Corea del Sur, y cobró 150.000 dólares por la pelea.

LA FIGURA

Pedro Antonio Zape, el arquero del Deportivo Cali, no se lució particularmente porque los dos rivales de Colombia fueron muy poco ofensivos. Pero hay que incluirlo en esta antología por su actuación destacada en la Copa América de 1975 y porque fue símbolo de una generación que fue reemplazada, en la década de 1980, por René Higuita.

XXXII Copa América 1983 (sin sede fija)

Colombia fue segundo en su grupo y no pas ó a las semifinales

 

A Colombia le tocó el grupo de Perú y Bolivia. Hizo cinco goles, recibió cinco, y fue eliminado antes de la última fecha. El primer partido, en La Paz, lo ganó por 1-0 con gol de “Didí” Valderrama después de un pase de Iguarán. Pero en Lima, Perú ganó también por 1-0 con el riflazo de Navarro que se puede ver en la foto de arriba. En Bogotá ambos partidos terminaron empatados, y uno de los goles de Perú en El Campín surgió en una falta justo al borde del área que terminó en penalti (la jugada se puede ver en Youtube y es imposible saber si fue justo). A pesar de la eliminación, vale la pena recordar los dos goles que hizo Colombia, de local, contra Perú: un cabezazo de Miguel Augusto Prince y un golazo de Fernando Fiorillo, quien engañó a toda la defensa con un amague de centro y después hizo un remate a todo el ángulo.

En agosto de 1983, el ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla, estaba en plena guerra contra el narcotráfico y movía fichas en el Congreso para ratificar el tratado de extradición.

Datos curiosos

* Muy pocas personas confiaban en esta Selección, que –como en 1975– dirigía el “Caimán” Sánchez. Antes de la Copa jugó un cuadrangular contra Santa Fe, Millonarios y Cruzeiro en el que no se desempeñó bien, y en El Campín tuvo un partido contra Chile que se dejó empatar después de ir ganando con dos goles de “Didí” Valderrama.

* Cuando la Selección llegó a Lima para el partido contra Perú, el utilero se dio cuenta de que en el vuelo desde La Paz se había perdido una maleta con 15 pares de guayos.

* Nunca antes la Selección Colombia le había ganado a Bolivia. Todos los partidos oficiales y amistosos terminaban en empate o lo ganaban los bolivianos. La maldición terminó el 14 de agosto de 1983 gracias a un gol de “Didí” Valderrama.

LA FIGURA

El samario Álex “Didí” Valderrama jugaba para el Unión Magdalena y le marcó el gol de la victoria Bolivia. Los críticos decían que su juego se parecía al de Pelé, y el Junior pagó por él 25 millones de pesos, la mayor cantidad que se había pagado hasta entonces en Colombia por un jugador.

XXXIII Copa América
Argentina 1987

 

Colombia llegó a semifinales y logró el tercer lugar

Colombia jugó primero contra Bolivia y Paraguay: en el primer partido echaron al “Coroncoro” Perea, a José Ricardo Pérez y a dos bolivianos por armar una bronca al final del partido. Contra Paraguay, Iguarán metió tres goles. Pero Chile, en la semifinal, neutralizó a Redín y al Pibe, y el partido se fue sin goles al tiempo suplementario. Redín puso el 1-0 con un penalti a los 106 minutos, a los 115 Chile empató –le cobró un error a Higuita– y un minuto después liquidó el juego, al aprovechar un mal rechazo de Leonel Álvarez. El partido por el tercer puesto, contra Argentina, fue una joya: dos golazos, el primero de “Barrabás” Gómez y el segundo de J. J. Galeano, pusieron a ganar a Colombia, y en dos ocasiones Higuita –a sus 22 años– le sacó el balón de los pies a Maradona.


Datos curiosos

* “El Pibe” Valderrama fue el mejor jugador del torneo y quedó de capitán en el equipo ideal de la Copa. Al principio del torneo, Maturana –en entrevista con El Tiempo– lo criticó por individualista. Y al final él también tuvo su reconocimiento: ganó el título al mejor técnico.

* Esta Copa fue un fracaso en asistencia: solo 500 personas fueron al partido de Colombia contra Bolivia y, en contraste, unos días antes 18.000 habían asistido al mismo estadio para ver a la final de la segunda división. En el partido por el tercer puesto, contra Argentina, el estadio del River Plate se veía prácticamente vacío.

* Una frase sobre la violencia en el fútbol: “Para mí está el espectáculo. El resultado importa poco cuando se tiene ese respeto por el balón. Además, para eso paga el público, para ver el fútbol como un medio de distracción y no como un vehículo de violencia: de eso ya tenemos bastante”, dijo Bernardo Redín en entrevista con Víctor Rosas, de El Tiempo.

En mayo de 1987, un par de meses antes de que empezara esta Copa, “Lucho” Herrera ganó la Vuelta a España. Y a principios de agosto estuvo a punto de estallar una guerra entre Colombia y Venezuela: ellos detectaron al ARC Caldas en el archipiélago de Los Roques, un área en disputa cerca de La Guajira, y enviaron aviones F-16 y tropas a la frontera. Colombia mandó un submarino. Argentina sirvió de mediadora, y justo cuando el presidente Lusinchi iba a dar la orden de hundir al barco colombiano, Virgilio Barco decidió retirarlo.

LAS FIGURAS

“El Guajiro” Iguarán y el “Pibe” Valderrama. Iguarán, que jugaba en Millonarios, hizo cuatro goles y fue el goleador del torneo. Y el Pibe hizo una pareja de creación de goles muy efectiva con Redín, que ya había demostrado ser efectiva en el Deportivo Cali. A ellos también hay que considerarlos figuras de esta Copa.

XXXIV Copa América Brasil 1989

 

Colombia quedó tercero en su grupo y no clasificó a la fase final

El problema que tuvo Colombia en la década de 1990 se empezó a ver aquí, en esta Copa América. Llegó como uno de los equipos favoritos para pelear el título y ni siquiera superó la fase de grupos. El primer partido, contra Venezuela, lo ganó por 4-2 y el equipo fue muy criticado porque habría sido fácil conseguir una goleada. El segundo partido, contra Paraguay, lo perdió por 1-0: dijeron que Colombia había sido un equipo estático y que el “Pibe” parecía dormido. Frente a Brasil no hubo goles, pero la Selección creó opciones y defendió bien. Y el empate 1-1 contra Perú no alcanzó siquiera a poner a Colombia en la pelea matemática por la clasificación.

Datos curiosos

* René Higuita fue el primer arquero colombiano que hizo un gol en una Copa América. Fue un penalti que abrió el marcador en el partido contra Venezuela.

* “Estábamos muy agrandados”, dijo Maturana en una entrevista para El Tiempo. Fue después del partido contra Uruguay, que Colombia perdió por 1-0.

* Fue un torneo desorganizado: a Colombia intentaron cambiarle la fecha de viaje de Salvador a Recife, y la Selección amenazó con retirarse si no le respetaban el cronograma.

Un día antes del partido contra Paraguay, un carrobomba mató en Medellín a Antonio Roldán, el gobernador de Antioquia que, además, había sido gerente del Nacional. Luis Carlos Galán estaba en plena campaña presidencial y un mes después lo asesinarían en Soacha.

LA FIGURA

Andrés Escobar –sin estar en su mejor momento– fue el jugador con más regularidad de la Selección. Armó una buena línea de defensa con Wilson Pérez y eso evitó que Higuita tuviera que lucirse en exceso, sobre todo en el partido contra Brasil.

XXXV Copa América
Chile 1991

 

Colombia ocupó el cuarto lugar

La Selección fue primera del grupo B, pero quedó de último en el cuadrangular final. El primer partido, contra Ecuador, lo ganaron 1-0 con gol del “Pitufo” de Ávila. En el segundo, contra Brasil, se marcaron dos golazos: un centro del “Pibe” que Andrés Escobar puso de cabeza para que el “Pitufo” definiera con una tijera, y un remate de Iguarán que nació con un taquito del “Pitufo”. Colombia clasificó a la fase final y tenía méritos para pelear la Copa, pero en el partido contra Uruguay se acabó el invicto y el “Pitufo” salió expulsado. Contra Chile se salvó un empate a un gol. Brasil se vengó de la derrota en primera ronda con un 2-0 que, en Colombia, criticaron por un pésimo arbitraje. Y Argentina, con goles de Simeone y Batistuta, acabó de liquidar al equipo.

Datos curiosos

* El 13 de julio de 1983 Colombia marcó un hito histórico: le ganó por primera –y única– vez a Brasil un partido oficial. En 1985, Colombia había ganado un amistoso contra ellos en El Campín con un gol de Víctor Lugo (los brasileros recuerdan ese partido porque desde la tribuna les cantaron con “oles” una ronda de 19 pases que ellos consideran una humillación). Y según cuenta el historiador Guillermo Zuluaga, en 1933 un equipo de militares colombianos venció por 3-0 a los brasileros en Tabatinga –al lado de Leticia– durante un minicampeonato que jugaron Brasil, Perú y Colombia para celebrar el fin de la guerra por el Amazonas entre Colombia y Perú.

* La afición principal de Andrés Escobar durante la Copa era jugar cartas. Víctor Rosas, enviado de El Tiempo, decía que el número 2 siempre ganaba en las apuestas.

* “Nos liquidaron con el pito”, dijo el “Chiqui” García, técnico de la Selección, después del partido de la fase final contra Brasil. El equipo que dirigía Falcao –Radamel lleva el nombre de este histórico jugador brasilero– le hizo a Colombia un juego brusco. El árbitro no cobró dos penaltis claros contra el “Pitufo” y además se inventó uno, contra Colombia, a partir de una falta de Andrés Escobar que solo él vio.

El domingo 7 de julio a las cuatro de la mañana, cuando empezaba el día en que Colombia jugó contra Ecuador el primer partido de la Copa América, se acabó de redactar la Constitución Política de 1991. Fue un texto de 148 páginas que los constituyentes acabaron de redactar y corregir en una habitación del Hotel Tequendama. En la foto aparecen tres constituyentes: Antonio Navarro, Álvaro Gómez Hurtado y Horacio Serpa.

LA FIGURA

Ántony “el Pitufo” de Ávila, marcó tres goles en el campeonato, definió muchos de los pases que le puso el Pibe y habría podido ser goleador si no hubiera tenido fecha de suspensión contra Chile –por su expulsión en el partido contra Uruguay– y si le hubieran dado los dos penaltis en el partido de la fase final contra Brasil.

XXXVI Copa América Ecuador 1993
Colombia logró el tercer puesto

 

Fue la copa de los empates: Colombia tuvo cuatro en seis partidos. Contra México fue la excepción: quedó 2-1 con un gol del “Tren” Valencia y otro de Aristizábal. Contra Bolivia, el “Pony” Maturana salvó el empate gracias a un tiro penal. Y los dos goles del partido Argentina-Colombia se dieron en los primeros diez minutos, el de Simeone en el minuto dos y el de Freddy Rincón en el minuto cinco. Los partidos de la fase final se resolvieron por penaltis: contra Uruguay la suerte estuvo del lado de Colombia, pero en la semifinal contra Argentina –después de un partido en el que los arqueros fueron figuras–, Goycochea le tapó el sexto tiro a Aristizábal. El partido por el tercer puesto, contra Ecuador, se ganó gracias a un pique del “Tren” Valencia, que se le adelantó al arquero en un centro que venía por el piso y se metió en el arco con todo y balón.

Datos curiosos

* La Fiscalía tenía en la mira a René Higuita y el 4 de junio –semana y media antes de que empezara la Copa América– lo capturaron por negociar en un secuestro de Pablo Escobar. Maturana tenía un as bajo la manga: Óscar Córdoba tenía 23 años y era el arquero titular del Once Caldas, en ese momento Once Phillips.

* En mayo de 1993, Colombia viajó a Santiago de Chile para jugar un amistoso de preparación, y Aristizabal marcó uno de los mejores goles de su carrera: resolvió con un escorpión un centro de Freddy Rincón y empató el partido a un gol.

* La Selección Colombia jugó 18 partidos en 1993 y no perdió ninguno en los 90 minutos reglamentarios. La eliminación contra Argentina, el campeón de esta Copa América, se dio por penaltis y según las estadísticas eso es un empate.

LA FIGURA

El “Pibe” Valderrama tenía 31 años y era el eje de esta selección. En la Copa América no hubo genialidades goleadoras, pero el Pibe mantuvo ordenado al equipo, hizo pases claves y como capitán mantuvo firme al equipo en los partidos más reñidos del torneo: el de cuartos contra Uruguay y la semifinal contra Argentina.


XXXVII Copa América
Uruguay 1995

 

Colombia logra el tercer puesto El “Pibe” y Leonel Álvarez fueron los que le pusieron orden a la Selección de 1995. La primera ronda empezó con un empate contra Perú en el que el “Tino” hizo un golazo de tiro libre que puso en la base del palo izquierdo. Contra Ecuador, Rincón anotó en un cara a cara con el arquero. Y aunque Brasil nos goleó por 3-0, clasificamos como segundos en el grupo. En cuartos de final, Colombia empató con Paraguay y clasificó a la semifinal por penaltis: Higuita le tapó el sexto a Gamarra (en la foto está celebrando con Leonel Álvarez y Jorge Bermúdez, entre otros). Pero la gasolina llegó hasta ahí porque Uruguay le ganó a Colombia a punta de centros y cabezazos.

Datos curiosos

* El partido contra Ecuador, que Colombia ganó por 1-0, tenía un ingrediente adicional: era un duelo de técnicos que enfrentaba al alumno y al maestro. El técnico de los rivales era “Pacho” Maturana, y el de Colombia era el “Bolillo” Gómez, asistente técnico de Maturana hasta 1994.

* Otro dato de directores técnicos: Dunga, el actual entrenador de Brasil, jugaba en 1995 como volante defensivo en su selección y en el partido contra Colombia fue amonestado con una tarjeta amarilla.

Entre junio y agosto de 1995 la Policía capturó a los hermanos Rodríguez Orejuela, los capos del Cartel de Cali. En Medellín le daban los toques finales al metro –que inaugurarían en noviembre– y el internet empezaba a masificarse en el país gracias a la gestión que un año antes había concretado la Universidad de los Andes.

LA FIGURA

Higuita salvó un tiro libre de Perú que parecía imposible, y le tapó a Gamarra el penalti de la clasificación a semifinales, y aunque metió un autogol contra Brasil en una jugada que parecía un gol olímpico, se ganó este puesto por poner espectáculo en partidos aburridos: contra Ecuador salió con el balón hasta mitad de cancha para meter pelotazos al área. Y contra Estados Unidos cobró un tiro libre que dio en el travesaño y que el “Tino” concretó de remate.

XXXVIII Copa América Bolivia 1997

Colombia clasificó a cuartos como el segundo mejor tercero y fue eliminado por Bolivia

 


México le dio la bienvenida a Colombia con dos goles de Luis Hernández. Luego la Selección goleó 4-1 a Costa Rica con dos goles de Néider Morantes, uno de Cabrera –de tiro penal– y otro de Aristizábal, que se sacó al arquero. Y a pesar de que Brasil ganó por 2-0 en un partido que ellos controlaron y en el que Dunga –el técnico actual– le metió a Calero un golazo de tiro libre, el equipo clasificó a la segunda ronda. En La Paz, Bolivia ganó con jerarquía: venía de aniquilar a Uruguay y le metió dos goles a Colombia: un tiro libre de Marco Etcheverri y un riflazo de tres cuartos de cancha de Erwin Sánchez. Pero, para sacarse la espina, en ese último partido el “Carepa” Gaviria metió el descuento: ese fue el primer gol que los locales recibieron en su Copa.

Datos curiosos

* 1997 fue uno de los peores años para la Selección Colombia: de 18 partidos jugados, perdió ocho y empató cuatro. En Copa América ganó uno de cuatro y, aun así, clasificó a cuartos de final.

* El “Pibe” no fue convocado a la selección que fue a Bolivia porque la idea de la Federación fue armar un equipo juvenil que ganara experiencia internacional.

* El técnico de Nacional, Juan José Peláez, trabajaba en la Selección con el “Bolillo” Gómez y era el encargado de dirigir al equipo nacional para la Copa América. Sin embargo, a principios de 1997 agredió a un árbitro en un partido contra Unión Magdalena y fue suspendido 40 fechas por la Dimayor y por la Fifa. Al “Bolillo” le tocó asumir el trabajo de la Copa América porque –según dijo Peláez– “sería mal visto que el técnico de una selección nacional dirigiera desde la tribuna”.

Las noticias de 1997 describen a un país en guerra: las Farc ocupaban poblaciones en el Chocó y en Urabá, mientras los paramilitares empezaban a tomar fuerza. En Apartadó –en plena zona de guerra– una comunidad se proclamó como comunidad de paz y, en respuesta, la guerrilla asesinó varios de sus líderes.

LA FIGURA

“Vos te vas a poner la número dos. Sabés que es eso, ¿no? Te la vamos a dar porque tenés una personalidad como la de Andrés, porque jugás en el mismo puesto que era de él”, le dijo el “Bolillo” a Iván Ramiro Córdoba, un defensa de veinte años que jugaba en el Nacional y que se estrenó con la Selección en esta Copa América. El San Lorenzo compró sus derechos unos meses después del torneo.

XXXVIII Copa América Paraguay 1999
Colombia fue el mejor de su grupo, pero fue eliminado en cuartos de final

 

Colombia venció a Uruguay con un gol que hizo Víctor Bonilla después de recibir un pase que, de cabeza, le puso Iván Ramiro Córdoba. Contra Argentina fue una feria de penaltis: tres que desperdició Martín Palermo –el último salió de una falta digna de un premio Óscar (véalo en Youtube)–, otro que anotó Córdoba y otro más que Burgos le tapó a Hamilton Ricard. Y vale la pena recordar el partido contra Ecuador porque fue el último partido que jugó Higuita con la Selección. Pero la suerte llegó hasta ahí: en los cuartos de final Chile eliminó a Colombia con dos cabezazos de Pedro Antonio Reyes y un contragolpe del “Bam Bam” Zamorano. Fue un partido difícil: Colombia llegó a liderar el marcador en dos ocasiones, primero con un gol de Jorge Bolaño y luego con otro de Bonilla. Y el “Totono” Grisales estuvo a punto de empatar el partido a tres goles con un tiro libre al ángulo derecho que salvó el arquero.

Datos curiosos

* Marcelo Araújo narraba para Fox Sports el partido de Colombia contra Argentina. Cuando Palermo estrelló el primer tiro penal en el travesaño le dijo su compañero, después de un largo silencio: “Lo quisiste matar”; cuando mandó el segundo tiro penal a las tribunas, exclamó: “¡Por Dios! ¡Por favor! ¡Cómo puede ser!”; y cuando Calero tapó el tercer tiro penal que tuvo Argentina esa noche, dijo resignado: “Ni que fuera a hacer récord del mundo, Palermo”.

* Iván Ramiro Córdoba, a diferencia de Palermo, sí marcó de tiro penal esa misma noche. Y lo mejor de todo fue la celebración: debajo del uniforme tenía una camiseta blanca con un número dos pintado: un homenaje a Andrés Escobar.

* Johnnier Montaño tenía 16 años y 172 días cuando marcó el 2-0 parcial contra Argentina. Es el jugador más joven que ha marcado un gol en Copa América.

* El tercer gol de Colombia contra Argentina también merece mención: fue un taquito que Edwin Congo puso en la base del palo derecho que cuidaba Burgos.

Muchos consideran que 1999 ha sido el peor año en la historia reciente. Se materializó una recesión económica que llevó a que el PIB disminuyera casi 5% y a que varios bancos quebraran. Y de abril a mayo, dos meses antes de que empezara la Copa, el ELN hizo dos secuestros masivos: el de la iglesia La María y el de un avión que iba de Bogotá a Bucaramanga.

LAS FIGURAS

Aunque Iván Ramiro Córdoba fue el líder del equipo, hay que reconocer el trabajo del inmenso Miguel Calero. Solo recibió un gol en la primera ronda, contra Argentina tapó uno de los penaltis de Palermo y se lució cortando pases de gol en el área, y ninguno de los tres goles que hizo Chile fue responsabilidad de él: por alguna razón, ellos cabeceaban sin ninguna marca.

Xl Copa América colombia 2001
Colombia fue campeón

 

La Selección jugó la primera ronda en Barranquilla y no tuvo problemas para quedar de primero en su grupo y superar a Chile, Ecuador y Venezuela. En cuartos de final, en Armenia, la Selección le ganó por 3-0 a Perú con un gol de Giovanny Hernández y dos de Aristizábal –vale la pena resaltar el cabezazo que puso el tercero–; y en Manizales, Honduras –que había eliminado a ese Brasil en el que no jugó Ronaldo– luchó la semifinal, y aunque su arquero salvó casi diez goles cantados, no pudo con los remates de Bedoya y de Aristizábal. Era la segunda vez que Colombia jugaba una final y el equipo salió a atacar: el “Conejo” Pérez se lució –sobre todo en un tiro libre del “Totono” que sacó del ángulo– y aunque Aristizábal salió lesionado, Iván Ramiro Córdoba salvó el campeonato con un cabezazo bien puesto a los 64 minutos. Colombia no recibió un solo gol en este campeonato.


Datos curiosos

* La Copa América del 2001 brilla por ser una de las más violentas dentro del campo: a Colombia le sacaron 13 tarjetas amarillas y una roja en los seis partidos del torneo. Perú acumuló ocho amarillas en dos partidos seguidos. Y la semifinal México vs. Uruguay ha sido el partido más violento en la historia de la Copa América: ocho amarillas y cuatro rojas en un solo juego.

* Solo tres selecciones han ganado una copa continental con el arco invicto: Irán, en 1976; México, en la Copa Concacaf, en 1996 y 2003; y Colombia, en el 2001.

* “Quitarle a Colombia la Copa es el peor de los atentados”, dijo Andrés Pastrana por televisión el 28 de junio de 2001. Ese día la Conmebol había decidido suspender el torneo por el secuestro del vicepresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Hernán Mejía, que duró cuatro días. Pastrana llamó a sus amigos presidentes y salvó la sede. Y aunque querían aplazar el campeonato, las fechas se conservaron porque el Grupo Traffic, dueño de los derechos de televisión, amenazó con demandar.

* Cuatro paracaidistas de la Fuerza Aérea cayeron en el campo durante el primer minuto de la final contra México. Tres de ellos cayeron en pleno campo –uno casi se lleva por delante al “Conejo” Pérez, el arquero de México– y el cuarto fue hacia la pista atlética, aterrizó encima de unos fotógrafos y se rompió el hombro. Un día antes de la final, un periodista le preguntó a Javier Aguirre –el técnico de México– qué les iba a decir en el vestuario a sus jugadores cinco minutos antes de salir a una cancha con 45.000 colombianos alentando. Aguirre contestó: “Les voy a decir: puto el que se raje”.

El 2001 fue el año del Caguán. Mientras Pastrana intentaba sacar adelante los diálogos de paz con las Farc, había secuestros por toda Colombia. Incluso, en las fechas en que se jugaban las semifinales y las finales del torneo, secuestraron a Alan Jara, que entonces era gobernador del Meta, y a los residentes del Edificio Miraflores, en un barrio de clase alta de Neiva.

LA FIGURA

El 10 de esa Selección, Víctor Hugo Aristizábal, dirigió el ataque de Colombia y formó una alianza peligrosa con Eulalio Arriaga, el “Tigre” Castillo, el “Totono” Grisales y Giovanny Hernández. Colombia hizo once goles en seis partidos. Y, con seis anotaciones, Aristi fue el goleador del torneo.

XLI Copa América Perú 2004
Colombia quedó en cuarto lugar

 

La defensa del campeonato no empezó con contundencia. En el primer partido, contra Venezuela, solo hubo un penalti dudoso que casi le salvan a Tressor Moreno. Frente a Bolivia, después de un partido muy aburrido, Édixon Perea metió un cabezazo a los 90 minutos. Y contra los locales, después de ir ganando por 2-0 con goles de Edwin Congo –el odontólogo que fue portada del As cuando el Once Caldas lo vendió al Real Madrid– y de Abel Aguilar –que entonces tenía 19 años–, Perú empató en dos minutos con un tiro libre y luego con un robo en mitad de cancha y un doble cabezazo. En cuartos de final, Colombia venció fácil a Costa Rica con goles de Aguilar y Tressor Moreno. Pero en semifinales Argentina los eliminó con un 3-0, y en el partido por el tercer puesto, Uruguay los castigó con un 2-1.

Datos curiosos

* La mayoría de los equipos –incluyendo a Colombia– mandaron equipos juveniles, o de suplentes, para esta Copa. En la convocatoria de Rueda no estaban Iván Ramiro Córdoba, Yepes, Calero, Gerardo Bedoya, ni Fabián Vargas. ¿La razón? “El torneo es la lechuga del sánduche de la eliminatoria”, dijo Gabriel Meluk en una columna de opinión. Fue en este torneo que el esquema de la Copa se puso en crisis y se decidió hacerla cada cuatro años, después de cada mundial.

* Al día siguiente de que Colombia jugara el partido por el tercer puesto contra Uruguay, en Cuzco, una de las atracciones turísticas de la ciudad amaneció con un grafiti alusivo a barras bravas: se trataba de la piedra de los doce ángulos, una piedra que hace parte de un muro inca.

* “¡Qué milonga! A los reyes de la cumbia le dimos flor de baile”. Así tituló el periódico Crónica, de Argentina, la goleada por 3-0 que sacó a Colombia del torneo. Había un sentimiento de revancha por el partido de 1999 en el que Palermo botó tres penaltis.

* Y también hubo revancha –aunque sin titulares tan creativos– cuando Uruguay le ganó el tercer puesto a Colombia. Solo un mes antes, en Barranquilla, la Selección había ganado por 5-0 durante las eliminatorias para Alemania 2006.

Seis días antes de que Colombia jugara el primer partido de la Copa América, el Once Caldas le ganó una serie de penaltis al Boca Juniors y se quedó con la Copa Libertadores. Fue la segunda vez en la historia que un equipo colombiano ganó este torneo.

LAS FIGURAS

Hay que resaltar también el trabajo de Tressor Moreno y de Abel Aguilar en la delantera porque entre los dos crearon los goles contra Costa Rica y Perú. Y también a Juan Carlos Henao, que a pesar de los tres goles que hizo Argentina, fue el arquero de la selección ideal de la primera fase de la Copa América.

XLII Copa América Venezuela 2007

Colombia quedó de noveno entre 12 equipos

 

En el primer partido, Paraguay ganó por 5-0 –ni siquiera en la década de 1940 Colombia había recibido cinco de los paraguayos– y Justo Villar le tapó un penalti a Domínguez. Después, Argentina ganó por 4-2. Colombia puso el 1-0 parcial cuando Édixon Perea remató desde el borde del área en un tiro de esquina, pero Argentina reaccionó después de un penalti por una falta que Rodallega le hizo a Messi –la Pulga tenía 20 años– y liquidó con goles de Riquelme y de Milito. El partido contra Estados Unidos le puso el toque de gracia a la eliminación. A los 88 minutos echaron al arquero Róbinson Zapata por quemar tiempo, y como no había más cambios, Hugo Rodallega se puso los guantes: cortó mal un centro, atrapó saques largos de Guzan –el arquero de Estados Unidos– y logró mantener invicto el arco de la Selección.

Datos curiosos

* Solo dos equipos le han ganado por 5-0 a la Selección Colombia: Yugoslavia, en el Mundial Chile 1962, y Paraguay, en la Copa América Venezuela 2007. No ha vuelto a suceder.

* Rodallega tapó con el buzo y los guantes de Calero en el partido contra Estados Unidos. No fue una situación excepcional –Hernán Crespo, por ejemplo, en 1998 tuvo que ser el arquero del Parma por una situación similar–, pero él sí ha sido el único delantero que en los mismos 90 minutos erró un tiro penal y se puso los guantes para defender una victoria por una mínima diferencia.

* “Al final pudiste respirar tranquilo en un partido rarísimo”, le dijo un periodista de Fox a Alfio Basile –técnico de Argentina– después del juego contra Colombia. Basile, molesto, le respondió: “Qué rarísimo, si somos muy superiores”. Tenía razón –llegaron a la final, contra Brasil–, pero Colombia le hizo dos goles de principiante, en los que falló su marca durante tiros de esquina.

* De los 3.300 periodistas que fueron a Venezuela, más de 500 eran colombianos. La expectativa por este torneo era muy grande. Jorge Luis Pinto dijo que su objetivo como técnico era, mínimo, llegar a la final. Y jugadores como Iván Ramiro Córdoba y Yepes lo respaldaron. El problema, según los críticos, fue la falta de gol.

Mientras Colombia era goleada en su primer partido contra Paraguay, las Farc informaron que once de los doce diputados del Valle del Cauca que habían secuestrado en Cali en el 2002, habían muerto en medio de fuego cruzado. En varios correos electrónicos interceptados después, ellos decían que una unidad había atacado por error el campamento, y los captores habían decidido asesinar a los secuestrados porque creyeron que se trataba de una operación de rescate.

LA FIGURA

Jaime Castrillón jugaba para el Independiente Medellín y logró dos golazos en esta copa. Suficiente para destacarlo en medio de un equipo que falló en defensa y en ataque. El primero, contra Argentina, nació en un tiro de esquina que cobró Ferreira y que Castrillón definió con un cabezazo. Y el segundo, contra Estados Unidos, también de cabeza después de un centro desde tres cuartos de cancha.

XLIII Copa América Argentina 2011
Colombia quedó de sexto entre 12 equipos

 

Moreira, el arquero de Costa Rica salvó ocho riflazos de Guarín, Ramos y Rodallega y solo se dejó vencer en uno, de Adrián Ramos. Contra Argentina se lucieron Falcao, Dayro Moreno, Armero y – del otro lado– Tévez y Messi, pero ambos arqueros fueron figuras y el juego acabó 0-0. Bolivia fue un rival fácil y Falcao lo liquidó con dos goles. Colombia fue primero en su grupo y superó incluso a Argentina, que había empatado con Bolivia, pero en esa carrera perfecta por el título, se atravesó Perú. Fueron 120 minutos en los que se lucieron los arqueros, los delanteros la pusieron en el poste e, incluso, Falcao desperdició un tiro penal. A los 111 minutos “Neco” se chocó con Yepes, soltó un centro y Lobatón definió el partido. Diez minutos después, Vargas puso el 2-0.

Datos curiosos

* Colombia fue eliminado con los únicos dos goles que le marcaron en toda la Copa. “Neco” no dejó entrar ningún balón en los partidos de la primera ronda.

* Vale la pena recordar dos pifiadas memorables del partido contra Argentina: un tiro a las tribunas que hizo Dayro Moreno, solo frente al arco, después de que se le concediera ley de ventaja a una falta dentro del área a favor de Colombia. El segundo es un tiro libre al borde del área que Messi cobró totalmente desviado y causó más de una burla entre los hinchas.

* El tiempo extra en el partido contra Perú rompió con un récord de 24 años en los cuales no hubo alargues en partidos de Copa América. El último había sucedido en 1987 en ese mismo estadio –entonces se llamaba Chateau Carreras–, cuando Chile eliminó a la Colombia de Iguarán, Redín y Valderrama por 2-1 en la semifinal del torneo.
Dos meses antes de que Colombia viajara a la Copa América, Samuel Moreno fue suspendido de la Alcaldía de Bogotá por el escándalo de los Nule, que le hizo un hueco de más de 500 millones de dólares a la billetera del Distrito. Poco después de la Copa, murió el Joe Arroyo, y el “Bolillo” Gómez renunció a la Selección porque varios testigos denunciaron a los medios que lo habían visto maltratar a una mujer. Estaba borracho en un bar de Bogotá.

LA FIGURA

Mario Alberto Yepes lideró una defensa sólida que no tuvo cambios a lo largo del torneo, que no recibió goles sino hasta el cuarto partido –por dos errores de “Neco” Martínez, que también fue figura– y que fue la base para el equipo que llegó a cuartos de final en Brasil 2014. Hay que reconocer a Dayro Moreno y Falcao, que crearon jugadas elegantes y peligrosas, pero no fueron tan efectivos.

 

Publicidad

Publicidad