158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Cedric David, el hombre que le apostó a lo alternativo

 - Autor: 

Cedric David es uno de los responsables de poner las fusiones modernas de música colombiana en el radar de todo el mundo.

“¿Qué buscan los americanos y los europeos desde The Beatles?”, pregunta Cedric David. “Buscan lo nuevo”, responde. “Fueron a Perú, fueron a Cuba, a Brasil, y a África… ¡a todas partes buscándolo! Pero Colombia era un país cerrado, con guerrilla y violencia e inseguridad. La gente no iba, así que la música de Colombia, cuando empezó a salir, fue como abrir una mina de oro”. Con su acento francés, su pinta colorida y su cabello mono, no aparenta ser uno de los jugadores claves de la música alternativa en Colombia.

Se quedó en el país tras renunciar a un trabajo seguro para una compañía internacional y montó el centro cultural El Edificio con sus amigos en el centro de Bogotá. Después, aunque nunca se había dedicado a la industria musical, se convirtió en el manager de Teto Ocampo (famoso colaborador de Carlos Vives, recientemente coproductor de La tierra del olvido) y eso le dio la oportunidad de manejar dos de los proyectos musicales alternativos más grandes de Colombia: Sidestepper y la Mojarra Eléctrica. Un día, unos cantantes de apoyo de estos grupos lo invitaron a un concierto en un bar: “Fue como si hubieran armado su propio showcase”, recuerda. Eran Yahanny Valencia, más conocido como Tostao, y Gloria Martínez, alias Goyo. Esa noche les firmó un contrato en un pedazo de papel apenas terminó el toque. Trabajó con ChocQuibTown por cinco años.

Ahora, en vez de exportar la música colombiana a otros rincones del planeta, su meta es conectar a los colombianos con los sonidos africanos. Su empresa y festival, Afropicks, ha traído artistas como Sargento García y Amadou & Mariam. “Esa es la banda de mis sueños, una pareja ciega de Mali que abrió la Copa del Mundo en Sudáfrica y que tocó cuando Barack Obama recibió el nobel… ¡Para mí eso fue wow!”. En la tercera versión del festival, solo tiene una regla para elegir a una banda: “Que me gusten y que me hagan bailar. O bueno, no a mí, a mi novia”. 

  • “Crecí en Rennes, en Francia, donde hay un festival de música que se llama TransMusicales. Ese festival reveló a Björk, a Lenny Kravitz y Nirvana”.
  • “Con Afropicks no traigo a nadie de moda. Trabajo con músicos auténticos y virtuosos, como Jupiter & Okwess, que trajimos a Rock al Parque. Puede que no sean rentables, pero son de calidad”.

Publicidad

Publicidad