158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Ópera al parque

 - Autor: 

Durante casi dos semanas los parques y teatros de Bogotá se iluminarán con la música de compositores clásicos y nuevos talentos.

“Como dijo el gran Freddy Mercury, solo eres tan bueno como tu última presentación”. A Valeriano Lanchas no le gusta comparar a Ópera al Parque con ningún otro festival de ópera en el mundo. Para él, quizá el cantante lírico más famoso del país en este momento y una de las personas que ha visto crecer este espacio desde sus comienzos, cuando era un joven tras bambalinas, es el espacio perfecto para que la gente de todas partes de la ciudad entienda que la ópera “no es solo para las élites, y no es aburrida”.

Con los estándares de Lanchas, la última iteración de Ópera al Parque va a ser difícil de superar: más de 13.000 personas se presentaron el año pasado a disfrutar de las funciones al aire libre y en los teatros de la ciudad. Como lo expresa Sandra Meluk, directora de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, antes era impensable que el festival tuviera estas dimensiones; hoy, en su vigésima edición, la gente es mucho más receptiva con la ópera.

Por eso, el espectáculo sube sus apuestas, empezando por la puesta en escena de la ópera Cándido, que contará con la participación del mismo Valeriano Lanchas y de la Orquesta Filarmónica de Bogotá. La OFB también realiza el concierto de apertura del festival, que evoca las óperas más conocidas de la historia, desde El Holandés Errante de Wagner hasta Carmen. En total se presentarán seis obras durante el marco del festival, cuatro de ellas estrenos totalmente nuevos en Colombia, incluyendo el montaje de El último día de Francisco Pizarro, una obra que narra la muerte del conquistador del Perú y cómo este a su vez llevó a la ruina al monarca Atahualpa, y Florencia en el Amazonas, la obra ganadora de la beca de creación ofrecida por el festival.

Por eso lo invitamos a pasar a conocer la programación de Ópera al Parque, a empacar un par de sándwiches y algo de jugo en una maleta, y a buscar su parque más cercano para pasar una velada entre tenores y bajos. Porque como bien lo dice Valeriano Lanchas: “¡Ópera al parque es todo un parche!”

Publicidad

Publicidad