158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Luis Quiles, disparos de realidad hechos dibujos

 - Autor: 

Las obras del artista español reflejan la decadencia de sociedad con un trazo fino y un mensaje contundente.

Las obras de Luis Quiles son bofetadas de realidad teñidas en colores cálidos y dibujadas a mano alzada. Siempre supo que se dedicaría a dibujar. No tenía otra opción ni un segundo plan. Era eso o nada. De niño, en su natal Sabadell, cerca de Barcelona, desentendido de las ciencias y las matemáticas, se lo pasaba pintando cuanto se le ocurría en las mesas del colegio. Las encargadas de la limpieza, acaso sus primeras seguidoras, en lugar de borrar sus dibujos, los dejaban intactos por varios días, como si formaran una exposición temporal de arte.

En el colegio Quiles dibujaba cuanto se le ocurría. Hoy solo lo hace si tiene algo que decir. A los 27 años, después de una crisis personal, comenzó a buscar su estilo y mensaje. Hoy, a los 40, es autor de tres libros y se niega a trabajar por encargo. Ha construido un sello personal que encierra una hermosa contradicción: un trazo pulido, impecable, cargado de un mensaje crudo y crítico. Sus dibujos muestran la doble moral, las contradicciones y la hipocresía de la sociedad actual. Son tan honestos como una flor abierta.

Luis, ¿cuándo comenzó a dibujar?

Desde el recuerdo más antiguo que tengo, ya estaba dibujando. Nunca tuve la pregunta de qué iba a ser cuando creciera. Siempre lo supe. Era un problema, porque tenía tan claro que lo que quería era dibujar, que lo demás no me interesaba para nada. No le prestaba atención a nada.

¿En algún momento eso fue un problema?

Como no le dedicaba tiempo a otra cosa, no tenía alternativa. O vivía del dibujo o, ya sabes, me daba igual. Por algunos años estuve trabajando en lo que salía. Durante 7 años trabajé limpiando un teatro de cine de Sabadell.

¿La misma sala que aparece en su dibujo de la sala plagada de basura?

Sí, el del dibujo soy yo. Todo fue real. Fui a limpiar la sala después de que proyectaran una película sobre el cuidado del medio ambiente. De la importancia de cuidar el agua, de no contaminar. Al final, la sala estaba hecha una mierda, llena de basura. Para colmo, encontré una botella de agua sin abrir. Intenté dibujar lo que sentí en ese momento: “Estoy limpiando una sala donde se proyectó una película sobre el medio ambiente. ¿Cómo puede ser que esté pasando esto?”.

En ese dibujo se puede ver algo que encierra gran parte de su obra, la idea de contradicción…

Sí, el ser humano es contradictorio, sobre todo porque somos muy hipócritas. Mostramos una cara que no es real. Pienso en una frase de Foucault que me gusta mucho y que me ha servido: “Prefiero que me odien por cómo soy y no que me quieran por quien no soy”. Es un lema que utilizo mucho en mi trabajo. A mí no me importa que me odien por mis dibujos. Es lo que soy. Punto.

El del dibujo es Luis Quiles, cuando se encargaba de limpiar una sala de cine. Instagram: quiles_artworks

¿Cómo es su proceso creativo?

Es raro que busque ideas. Normalmente llegan. Por ejemplo hay temas que hace años que les tengo ganas, pero no busco hablar de ellos porque estén en el periódico. Hay temas que he tratado con muchísimo retraso, por ejemplo Silvio Berlusconi. Lo tenía en la mira hacía mucho tiempo pero no se me ocurría nada que me gustara. Al final hice un dibujo de él cuando ya se había retirado, cuando ya estaba afuera del poder y de las noticias de los medios. Ahora, Venezuela es un tema que me interesa, pero no se me ocurre nada y no quiero hacer lo que hace todo el mundo.

Instagram: quiles_artworks


Sus dibujos tienen una mezcla entre un trazo escrupuloso, perfecto, y un mensaje agresivo, ¿cómo surgió ese concepto?

Esa era una de mis intenciones. Pensé que había un tipo de dibujos que yo querría ver y nadie hacía: crítica social y sátira con estilo cómic. Por ejemplo, hablar de temas grotescos sin realizar dibujos grotescos. Quería buscar es mezcla: temas feos, por decirlo de una manera simple, pero con un estilo bonito. Con colores cálidos. Es como sacudir a la gente, hacerles ver imágenes que no están acostumbrados a ver.

Existen muchas herramientas para dibujar en computadora, ¿por qué lo sigue haciendo a mano alzada?

La verdad pierdo mucho tiempo haciendo los dibujos a mano. El color, en cambio, no me importa. Lo hago en el ordenador y me divierte. Pero cuando dibujo, necesito el contacto con el papel. Tardaría la mitad si utilizara un ordenador, pero no estoy en una carrera contra el tiempo. Dibujando a mano he encontrado una manera de trabajar que me entretiene.

¿Cree que su trabajo tiene algún impacto social?

A veces me cuestiono si vale la pena seguir con mi trabajo. Tengo la sensación de que la gente tiene más conciencia moral, por lo que veo en Twitter, en Facebook, en las redes sociales, por ejemplo con el feminismo o el animalismo. Pero no veo que eso repercuta en lo gobiernos que salen elegidos. No acabo de entender por qué: o la gente es hipócrita o solo votan los que no tienen una conexión a Internet.

¿Le llegan muchas peticiones de gente que quiere que la dibuje?

De mujeres sí, cada semana. He estado diciéndoles que no porque no tenía tiempo. Ahora aproveché el momento y empecé a aceptar modelos para hacer algunos dibujos. Poses de desnudo explícito. El problema es que les dije que sí a muchas, pensando que la mayoría no querrían, y resultó que todas dijeron que sí. Y de golpe me di cuenta de que tenía que hacer un montón de dibujos. Apenas ahora estoy acabando. Es divertido trabajar con modelos, pero gasta mucho tiempo, además son dibujos que haces por amor al arte y no puedes estar siempre así.

A muchas las dibujaría, además porque hay unas muy guapas. Pero no hay tiempo. Además intento que el dibujo explique algo, no solo el dibujo de una mujer. Y tengo ideas, pero tampoco tengo tantas.

Instagram: quiles_artworks


Una idea, un dibujo que haya tenido en mente por muchos años y no haya podido encontrar hacer

Muchos. Yo creo que sí. Varios. Más centrados en el medio ambiente. Casi todos los trabajos son a través del ser humano, de personajes. Por eso construir una idea a través de personajes es mucho más fácil que con el planeta y el medio ambiente. Es un tema que cuesta más y me importa y me afecta. Quisiera tener más ideas para dibujar sobre estos temas.

¿De los dibujos que ha hecho, hay alguno que le guste en especial?

Los que tienen un mensaje más ambiguo son los que más me divierten. Hay algunos de mis dibujos en que el mensaje es demasiado evidente. Esos no me gustan tanto. Prefiero los dibujos que quedan abiertos a diversas interpretaciones.

Para usted fue muy importante la banda Nirvana…

Sí, me tocó en la adolescencia, cuando eres más manipulable, cuando estás más perdido. Tienes que encontrar por dónde ir, qué vas a hacer. Me hallaba muy vacío con la cultura. La música apenas me gustaba, que es algo raro en un adolescente. Había escuchado bastante el heavy metal o el punk, pero no tenía una banda preferida, ni compraba discos o iba a conciertos. Hasta que apareció Nirvana y de inmediato me conecté con su música. Luego empecé a leer libros sobre ellos, a ver lo que decían.

Después me conecté mucho con la forma de pensar de Kurt Cobain. Fue como encontrar una especie de amigo, alguien con quién tener una conversación. Me hizo sentir que no estaba solo.

¿En qué proyecto está trabajando hoy?

Estoy con dos libros de ilustración a punto de terminar. Y listo para empezar con los cómics, un tema en el que me quiero enfocar. Y tratar de financiarme para seguir haciendo lo que me gusta.

Instagram: quiles_artworks

 

Instagram: quiles_artworks

 

Instagram: quiles_artworks