158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Logan, la nueva película en el universo de los X-Men, es también una de las películas que se suma a la lista de ser "solo para adultos". Porque, en realidad, no todos los cómics son para niños.

Voy a hablar de la nueva película en el universo de los X-Men, Logan, la historia de Hugh Jackman como uno de los últimos mutantes sobre la Tierra, cuidando de una niña que puede ser la salvación de su especie. Con un tono oscuro, esta película se ve como una trama copiada de The Last of Us (eso es un cumplido) y con un tratamiento similar al de los hermanos Coen.

La película ha recibido bastante atención, para bien o para mal, por su clasificación para adultos, lo que promete sangre y violencia por montones. Muchos piensan que el gore es solo una excusa para hacerla más atractiva, irrespetando los orígenes del personaje en una historieta juvenil, pero he aquí una verdad bastante incómoda: los cómics pueden ser muy violentos. Extremadamente violentos.

 

Sin pensarlo mucho, recuerdo una escena de una novela gráfica de Batman, Arkham Asylum: a serious house on serious Earth, en la que un enfermo mental asesina a la hija de Amadeus Arkham –el fundador del asilo para criminales de Ciudad Gótica– y su padre descubre su cabeza cercenada dentro de la casa para muñecas en la que solía jugar. ¡Wow! Y eso que no he hablado de la muerte de Jason Todd, el segundo Robin, a manos de un Guasón enloquecido que lo golpea con una barreta; de las muchas muertes en el pésimo cómic Ultimatum, en el que el Doctor Strange es estrangulado hasta que su cabeza literalmente explota y en el que La Avispa es devorada por un villano después de ahogarse; ¡y ni me hagan mencionar los asesinatos ilustrados From Hell, la novela gráfica de Alan Moore sobre Jack el Destripador!

Los cómics son extremadamente violentos.

Quizá muchos recuerdan los cómics como algo inocente solo porque los leyeron en su infancia, sin adentrarse a medida que iban creciendo en otro tipo de historias; también porque las historias más oscuras no llegaron sino hasta después de los años ochenta, cuando historias como Watchmen y The Killing Joke (una de las historias más polémicas de Batman) probaron los límites de lo que se podía poner en los paneles. La muerte y la violencia se volvieron herramientas para explorar temas más humanos, para despertar emociones viscerales, y para darle peso a las acciones de personajes fantasiosos.

 

Así como los cómics, las películas basadas en ellos empezaron bastante amigables para toda la familia. Incluso las películas más “violentas” de Marvel hoy día son seguras para un niño de diez años. Películas realmente para adultos basadas en cómics como A History of Violence y Watchmen fueron proyectos que eran o se tomaban demasiado en serio. No fue sino hasta el año pasado que llegó a cines Deadpool, compartiendo el universo y el humor de otros superhéroes pero con muertes absurdas y un lenguaje que parecen sacados de un guión de Tarantino, que empezamos a pensar “¡Ja! Esto puede funcionar”.

Todo esto nos lleva a Logan. Wolverine, el mutante cuyo poder es literalmente sacar cuchillas de su mano para apuñalar gente y que incluso ha sido partido a la mitad entre las manos de Hulk. ¿Cómo es que apenas ahora estamos obteniendo la madura y sangrienta película que este personaje se merece? La violencia y el lenguaje en esta película no es algo gratuito: es exactamente el tono que necesita un personaje rudo como Wolverine. Hay que admitir que siempre se siente un poco falso que ni una gota de sangre se deslice por sus manos, que ni una vulgaridad salga del único X-Men con edad suficiente para saberlas todas.

 

¿Es el hecho de que sea una película con imágenes explícitas una garantía de que será buena? No. Sin embargo, le da más libertad para explorar nuevos temas y tonos, además de darle peso a las acciones de sus personajes más irreales. Si lo que venían haciendo antes con ninjas y helicópteros explotando no ha funcionado, ¿por qué no intentar algo nuevo, una historia más pequeña, más humana, más violenta y más real?

Con suerte, y según las primeras reseñas, es buena. Me reservo mi crítica para otro artículo, mas siéntanse libres de comentar qué les pareció.

¿Quiere asistir a la premier de esta película? 

Ingrese a este enlace y entérese de lo que debe hacer.

Lea también:

-Billions / Narcos, ¿por qué nos indigna la ficción?

-La La Land: ¿la película del año?

-Frank Underwood vs. Donald Trump, o realidad vs. ficción

Publicidad

Publicidad