158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Vivir con un salario mínimo, clásicos de McEwan, Barnes y Kureishi, lo nuevo de Sánchez Baute y Pedro Juan Gutiérrez, y mucho más.

Son buenos tiempos para el periodismo narrativo, no solo porque la nueva premio Nobel es una periodista de raza, la bielorrusa Svetalana Alexievich, sino porque en Colombia hay varias novedades de primer nivel: Tusquets reeditó Salario mínimo, de Andrés Felipe Solano, la increíble crónica de los seis meses en los que el autor de Sálvame, Joe Louis, vivió con un salario mínimo en la ciudad de Medellín.

Aguilar presenta De un hombre obligado a levantarse con el pie derecho y otras crónicas del gran Alberto Salcedo Ramos. Mauricio Gómez le dio una vuelta de tuerca a sus historias de televisión y escribió Crónicas (el libro tiene códigos QR para ver sus versiones originales en video). También hay dos novedades colombianas de narrativa de primer nivel: Tusquets rescató del catálogo de Evelio Rosero su novela Juliana nos mira como para confirmar que es una de las grandes voces colombianas (apenas abajo –solo un poco– de los dioses tutelares), y Alfaguara presenta lo nuevo de Alonso Sánchez Baute: ¿De dónde flores, si no hay jardín? Y para seguir con la literatura, Anagrama trajo de vuelta tres clásicos contemporáneos en pasta dura y en edición limitada: Amsterdam, de Ian McEwan; El loro de Flaubert, de Julian Barnes e Intimidad, de Kureishi. Y hablando de grandes autores –no tan conocidos por el gran público, pero sin duda autores de culto–, Impedimenta presenta El día señalado, de Enrique Vila-Matas con ilustraciones de Anuska Allepuz.

Y también aparece el gran regreso del autor de Trilogía sucia de La Habana, el gran Pedro Juan Gutiérrez con Fabián y el caos. Y finalmente, para explorar nuevas literaturas, otros territorios, nada mejor que Los infortunios de Svoboda, de una de las voces más importantes de Hungría: János Székely, el humor y la política siempre serán un gran coctel.

Nereo. Saber ver

Este año, la muerte de Nereo López fue uno de los momentos más tristes para la fotografía colombiana, se fue uno de sus pioneros y de sus maestros, un niño de noventa y tantos años que todavía se daba el lujo de experimentar nuevas series y nuevos puntos de vista en el metro de Nueva York. Nereo. Saber ver recoge gran parte de su legado visual y ofrece dos textos maravillosos del crítico e historiador Eduardo Serrano y de José Antonio Carbonell, y un divertido encuentro con Jaime Abello Banfly, director de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano. Es un libro para conservar en una urna: es todo un tesoro.

 

- Sígalo en @LaFeriaDelArte en Twitter

Links relacionados:

- 8 libros que todo coleccionista debe leer

- Los libros que hay que leer en Septiembre

- 10 libros que usted debe leer este mes

Publicidad

Publicidad