158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Porque el acto más político que se puede hacer es poner al mundo a bailar: Los Amigos Invisibles cumplen veinte años de gozadera. Por Eugenio Chahín

Las aspiraciones artísticas de Los Amigos Invisibles siempre han sido, cuando menos, conmovedoras: tocar en el programa infantil de televisión Nubeluz (y si las cosas salen muy bien en Sábado Gigante), dejar claro que el Puma debe ser influencia de cualquier músico serio, poner un puesto de arepas venezolanas en Manhattan, componer una apología a la masturbación que se pueda bailar en las discotecas. En todo caso, cualquier cosa que uno quiera concluir de la sólida carrera musical que han sostenido estos caraqueños durante dos décadas estará siempre más cerca de la admiración que de la risa.

Con siete álbumes en estudio editados, críticas con muchas estrellas en páginas de Rolling Stone y Spin, un Grammy Latino y más de sesenta países visitados con un show en vivo para bailar hasta morir, esta banda ha hecho de su particular visión irónica y rumbera del mundo un nuevo hito de la música latina independiente.

Mezcla de humor, frivolidad y cultura popular con funk, disco, pop rock, acid jazz y ritmos latinos, la música de Los Amigos Invisibles es un asunto que afecta a todos desde coleccionistas de vinilo hasta discotequeros casuales y seguidores del Top 40. Sencillos agudos, insinuantes y supervendedores como "Ponerte en Cuatro", "El Disco Anal", "La Vecina" o "Cuchi Cuchi" han rescatado la alegría, o como a ellos les gusta decir, "la gozadera" latina, de los lugares comunes y solemnes en los que ahora parece habitar la reinvención musical del continente.

Durante la década pasada Julio Briceño, José Luis Pardo, Armando Figueredo, Mauricio Arcas, José Rafael Torres y Juan Manuel Roura lograron que Colombia se convierta en aliada y cómplice de su revolución fiestera. Ahora, tras casi dos años de ausencia, el sexteto incluye Bogotá en su "Tour 2011: 20 años de Gozadera" con el que ya festejaron en Nueva York, Monterrey, Santiago de Chile, Buenos Aires, Caracas y Miami. DONJUAN habló con ellos antes de que se sirvieran los primeros tragos de la noche.

DJ: ¿Cinco ideas que los definan 20 años después de haberse reunido por primera vez para tocar?

L.A.I.: 1. Tenemos más años de nuestras vidas siendo parte de Los Amigos Invisibles que no siéndolo. 2. Aún nos dan cosquillas antes de montarnos a un escenario. 3. Aún nos dan escalofríos cuando todos tocamos la misma nota al mismo tiempo. 4. Hacer música es lo mejor que se puede hacer con los pantalones puestos. 5. Todavía nos reímos de nosotros mismos.

DJ: Ustedes han mantenido un mensaje apolítico durante todos estos años. ¿Qué piensan de la situación política de Venezuela?

L.A.I.: Cada uno en la banda tiene su propia posición ante lo que ocurre en Venezuela. Sin embargo, tenemos amigos y seguidores de los dos extremos políticos, sociales e ideológicos del país, por lo que tratamos de mantenernos al margen también fuera de la música, por respeto a todo el mundo. Simplemente, pasamos por alto la política cuando tocamos. Al ratico de escuchar un buen funk se te olvida, quiéranlo o no.

DJ: ¿Creen que el ser venezolanos radicados en Estados Unidos le da un carácter "inmigrante" a su música?

L.A.I.: Estar fuera de tu país te ayuda mucho a entender quién eres y de dónde vienes; muchas cosas que das por sentado y son obvias en el entorno en el que creciste, dejan de serlo cuando emigras, por lo que, por un lado, te sientes más nacionalista y por otro, al estar en contacto con otras culturas, entiendes que no estás parado sobre un país sino sobre un planeta.

DJ: ¿En este o alguno de los momentos de la década que llevan viviendo en Nueva York, han podido subsistir de la música sin dificultades?

L.A.I.: Diría que hemos podido vivir de la música, pero subsistiendo con dificultades [risas]. La industria ha cambiado mucho y para bandas independientes como nosotros ha sido todo un reto mantenernos a flote. Sin embargo, no creo que haya un día en el que no me despierte pensando lo afortunados que somos de poder vivir haciendo la música que más nos gusta.

DJ: ¿Cómo ha progresado la relación con David Byrne (escritor, líder de Talkin Heads, productor y empresario musical) desde que los apadrinó ya hace más de diez años?

L.A.I.: David Byrne y Yale Evelev, a través de Luaka Bop, definieron el antes y después de Los Amigos y le cambiaron la vida a esta banda. Sin ellos no habríamos radicado nuestras operaciones en Estados Unidos. Así que siempre estaremos agradecidos, los veremos siempre como mentores; aún mantenemos contacto con ellos, tocamos una canción en el último disco de David y, de hecho, estamos preparando hacer algo bien divertido juntos para el próximo año.

DJ: Alguna vez hicieron una canción inspirada en el programa Nubeluz, lo que indica que ustedes no subestiman ningún tema por trivial o menor. ¿Han tenido ideas más ridículas que esa para una canción?

L.A.I.: "Ponerte en cuatro" comenzó siendo un chiste de la banda hacia el tecno merengue, después de eso perdimos la vergüenza y ya nos importa poco el ridículo o el absurdo. Cuando se nos ocurre una idea que parece rayar en lo inadmisible y empiezan las risas nerviosas, es un síntoma de que comenzó la gozadera.

DJ: En los primeros discos las letras tenían casi tanto contenido sexual como en los de ahora. ¿Todavía no han necesitado viagra?

L.A.I.: Hemos hablado mucho al respecto, hemos recurrido a ayuda profesional, incluyendo expertos religiosos, psicólogos, ateos y sinvergüenzas. Pero la conclusión siempre parece ser la misma: nos vamos a poner peor con el pasar de los años.

Fotografía: archivo particular

MÁS:

10 canciones en el iPod de...

Celso Piña "El rebelde del acordeón".

Something The Beatles

Enamorada Pedro Infante

La Piragua José Barros

Júrame José Mojica

Chulas Fronteras Eulalio González "Piporro"

Oye Julieta Venegas

Mi Matamoros Querido Rigo Tovar

Alicia Adorada Carlos Vives

México Lindo Jorge Negrete

Stairway to Heaven Led Zeppelín

DISCOS RECOMENDADOS

Woody Allen: De Manhattan a Midnight in Paris K-discos El estreno de la película Medianoche en París es una buena disculpa para repasar el jazz según Woody Allen -un clarinetista consumado- y disfrutar en dos discos de piezas esenciales que se hicieron inmensas en la gran pantalla en filmes como Manhathan o Celebrity.

Yes Fly from here Frontiers Yes -como un sinfín de bandas- se enfrentó a la madurez sin su cantante y se reinventó en la voz de jóvenes provenientes de bandas que les hacían tributo. Si bien por momentos esta nueva versión de Yes sin Jon Anderson se siente algo perdida, hay muchos momentos musicales para ser disfrutados sin que se interponga una crisis generacional.

My Morning Jacket Cicuital Ato Este grupo de Kentucky es la versión hippie oscura del rock de nuestros tiempos. El quinteto logra sacar funk, country, sonidos Stone, psicodelia y confort sureño de donde uno no lo ve venir en canciones que ganan ya desde el título como Holdin On To Black Metal. Absolutamente recomendado.

Publicidad

Publicidad