158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

El sonido de una galaxia muy muy lejana

 - Autor: 

Star Wars cumple cuarenta años desde que llegó a la pantalla. Para celebrar, recordamos cómo se crearon algunos de sus sonidos más icónicos, desde los sables de luz hasta los blasters.

El sable de luz

Esta es, sin duda, el arma más icónica de toda la serie. “Un arma elegante para tiempos más civilizados”, como la describe el viejo Obi-Wan Kenobi. Brillantes, elegantes y bastante poderosos, al punto de poder cortar el acero. Pocos saben que, en la película original, las empuñaduras de los sables de Luke y Darth Vader eran básicamente flashes de cámaras de estudio, mientras que la de Obi-Wan era la tubería de un motor de avión Rolls-Royce. ¿Y ese sonido icónico que tienen, que parece el vibrar de su energía? Fue creado por Ben Burtt, miembro del departamento de efectos sonoros, a partir del sonido de los motores de antiguos proyectores de cine Simplex combinado con el sonido de la estática que capta un micrófono ante un televisor.

Caza TIE

La nave de combate estándar del Imperio Galáctico. Dentro del universo de Star Wars, usan un propulsor iónico para moverse por el espacio –una tecnología que suena desquiciada, pero existe en la actualidad y ha sido probada por la NASA desde hace más de medio siglo–. El particular sonido que hacen los caza TIE al pasar fue creado por Ben Burtt, que lo construyó a partir de combinar el llamado de un elefante con el ruido de los autos al pasar sobre pavimento húmedo.

Chewbacca

El fiel compañero de Han Solo, Chewbacca, fue primero pensado como una especie de lémur gigante de dos metros de alto. Afortunadamente, durante el proceso de preproducción, George Lucas decidió cambiarlo hasta convertirlo en el oso peludo (inspirado en su perro, Indiana, que también le dio el nombre a otra de sus creaciones), con cinto y sin pantalones, que todos conocemos hoy día. Aunque habla, no lo hace en un idioma comprensible. Los sonidos que hace son una mezcla de rugidos de oso y gruñidos de tejones y morsas.

Blaster

Después del sable de luz, el blaster es el arma insignia de la franquicia. Aquellas franjas rojas y verdes que atraviesan la pantalla, tiros letales de personajes como Han Solo y Boba Fett (un personaje que no tiene más de cinco minutos en pantalla, pero que de algún modo es el favorito de muchos), son el elemento que George Lucas utilizó para imitar los duelos y disparos de los western que lo inspiraron. Y así como en las películas de vaqueros, sus armas necesitaban un sonido distintivo. Se consiguió al golpear los cables de una torre de radio AM con un martillo y ubicar el micrófono cerca al lugar de impacto. Diferentes lugares y una fuerza diferente para cada golpe dieron la gran variedad de disparos que existen en el universo de Star Wars.

Darth Vader

La primera vez que Darth Vader entra en escena, caminando entre los cuerpos de los soldados rebeldes, es el ejemplo perfecto de cómo dar una primera impresión. Lo único que oímos es su respiración, pesada y difícil, casi amenazante. A partir de ese momento el sonido de la máscara de Darth Vader se convertiría en uno de los sonidos más reconocidos de la historia del cine (en serio, sin ver la película, la mayoría de personas podrían reconocerlo tras un par de segundos). El sonido de su respiración se hizo a partir de inhalar y exhalar por el regulador de un tanque de buceo, para luego mezclarse con la icónica voz de James Earl Jones.

Publicidad

Publicidad