158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

El invierno llegó en el final de temporada de Game of Thrones

 - Autor: 

Spoiler alert.

Este capítulo de Game of Thrones se divide en dos: esos primeros veinte minutos, montados con un ritmo asombroso, con una música que me mantenía al borde del asiento y con muertes que voy a recordar hasta que alguien más muera apuñalado por niños vagabundos y torturado por zombies; la otra mitad son esos cuarenta minutos de relleno, que aunque no tienen nada excepcional al menos nos muestran (de manera algo apurada) en qué punto quedan la mayoría de los personajes para la próxima temporada.

Spoiler alert, obviamente.

La explosión del septo de Baelor era más esperada que la segunda llegada de Jesús. Era difícil esconder las teorías que había en internet de los fanes, así que su impacto no estaba en la sorpresa de lo que iba a pasar, sino en la ejecución de esa escena. Fue lo más cerca a perfecto que se puede pedir: la música imponiéndose sobre todo sonido cuando ya la explosión era casi inevitable, el rostro de los presentes en el septo cuando empiezan a darse cuenta de lo que está pasando, los saltos entre todas los personajes que los llevan a su trágico final. Y unos últimos momentos de silencio con Tommen, antes de dejar su corona a un lado y saltar al vacío. Eso es buena televisión.

 

 

(Game of Thrones: una reseña de la mejor hora de televisión del año)

Después de ese momento, ¿qué podía mantener a la audiencia con tanta adrenalina y suspenso? La respuesta es... nada. Lo que sigue es el relleno típico de la serie. Algunas de las interacciones entre los personajes son gratuitas y se sienten fuera de lugar, como Arya asesinando a los Frey, pese a que la última vez que la vimos no era una asesina tan sagaz como para matar y cocinar a dos hombres adultos en secreto, nunca supimos si había aprendido a hacer por cuenta propia lo de cambiar de rostro, estaba herida y al otro lado del mundo; o las escena de Davos pidiendo que ejecuten a Melissandre pese a que hace unos cuantos meses le estaba rogando que resucitaran a Jon Snow. ¿Y por qué Jon la exilió? No es como si fuera una charlatana y él es el que mejor sabe que esa magia puede servir para cuando tengan que enfrentar lo que hay al otro lado del muro. El honor y todas esas bobadas llevaron a la muerte a Robb Stark, así que ten cuidado, Jon Snow.

¿O debería ser Jon Targaryen? Al fin confirmamos una de las teorías más comentadas, por medio del poder de Bran que espero que tenga alguna utilidad proximamente, especialmente porque hizo todo ese viaje al norte para convertirse en el cuervo de tres ojos, prepararse para la guerra contra esos espíritus y luego volver al muro a… ¿enfrentarse a los caminantes blancos que están de vacaciones en el sur? No tiene mucho sentido, pero espero que veamos hacia dónde va esto pronto. En otras noticias, Daenerys dejó a su amante y partió finalmente hacia Westeros, la casa Martell y la casa Tully se aliaron a ella, Sansa está algo sospechosa pero aún no descubro cuál va a ser su jugada y Cersei es ahora reina.

 

¿Dónde nos deja todo esto? Es difícil decirlo. Por un lado, los complots y las peleas por el control de Westeros siguen y se siente como si hubiéramos perdido un poco el contacto con esa amenaza apocalíptica de los caminantes blancos que hacía parecer las rencillas entre casas algo minúsculo. De una u otra forma, esto tiene que retomar fuerza la próxima temporada. Pero, centrándonos en las “pequeñas peleas” por los siete reinos, es más que obvio que Daenerys tiene la fuerza para conquistar sin mucha dificultad: cuenta con las huestes de los dothraki, una flota de las islas de hierro y las espadas de dos grandes casas del continente, sin contar que las fuerzas de los Lannisters y los Stark han sido diezmadas por la guerra. Cersei puede buscar pelea, pero dudo que los Stark tengan muchas ganas de luchar contra ella: recuperaron el norte y bajo el comando de Jon es posible que empiecen a preocuparse más por el norte que por el sur.

Alianzas se han formado, el repertorio ha sido reducido y la hora más crítica se acerca. El invierno finalmente ha llegado a Westeros, pero tendremos que esperar otro año para poder ver la nieve caer.

 

(Game of Thrones: solo para fanáticos)

Notas sobre el episodio

● Esta temporada prueba que los fanes, de vez en cuando, atinan con sus teorías. ¿Jon Snow es el hijo de Raeghar Targaryen? Yeap. ¿Cersei va a hacer volar el septón? Eso pasó. ¿Benjen Stark está “vivo”, y también Gregor Clegange? Sin duda.

● Respecto a Cersei siendo la reina, estoy casi seguro que así no funcionan las leyes de sucesión. Rastreando el árbol genealógico de los Baratheon, encontramos que los Lannisters actuales son de hecho descendientes de sangre esta casa (así lo explican en Reddit), por lo que Jamie Lannister sería el heredero del trono de hierro.

● Este capítulo tiene más finales que la última película de El Señor de los Anillos. No es un cumplido.

● ¿Varys puede teletransportarse? Porque en un momento estaba en Dorne y al final del capítulo estaba con Daenerys en su barco. WTF?!

● Lyanna Mormont sigue mostrando que una niña puede ser tan badass como se lo proponga. En solo un par de capítulos se ha convertido en una de las favoritas de la serie.

● Creo que seguiré con destacar los momentos más cinematográficos de cada episodio. No son muchos en este capítulo, pero en esta ocasión hay una mención de honor para la transición entre el rostro del bebé y el rostro de Jon Snow (una manera astuta de darnos toda la información sin decir una palabra), pero la medalla de oro se la lleva el plano general de la ventana desde la que Tommen salta. Sencilla, callada e impactante.

 

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @ElPrincipote

-Silicon Valley: la muerte de Sheldon Cooper

Publicidad

Publicidad