158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Isabela Córdoba ama bailar salsa, detesta American Pie y el arroz chino. Si hubiera sido por ella, el Óscar a mejor película se lo habría dado a Fences. Estos son sus secretos.

Le encantaría actuar con Vincent Cassel y su actriz favorita es Natalie Portman. Un secreto, aunque es una de las protagonistas de Polvo carnavalero, nunca ha ido al Carnaval de Barranquilla. 

>> De pequeña, en algún momento quise ser médica, después pensé en la psicología, pero la verdad es que desde chiquita me encantaba bailar, todo lo que tenía que ver con el movimiento del cuerpo me llamaba la atención, ¡hasta estuve en el coro! Así que al salir del colegio tenía muy claro que me iba a dedicar a la actuación y así fue.

>> Un personaje que quisiera interpretar sería a Manuelita Sáenz. Me encantan las mujeres que luchan por sus causas, que son rebeldes, que hacen respetar sus derechos y aman la justicia y la libertad.

>> Crash es una de mis películas favoritas, tiene algo malo: siempre me hace llorar.

 

>> No me aguanto por nada del mundo American Pie, todas las escenas me parecen terribles. Otra que me parece malísima es Locademia de policía, es tenaz.

>> Me encanta el cine, de hecho, mi película favorita para ganarse el Óscar era Fences. Aunque no se puede negar que Moonlight es una película espectacular por su drama y la desafortunada realidad que muestra.

>> Un actor que me parece buenísimo es Denzel Washington, que además es el actor principal de Fences.

>> Si hay una actriz que me marcó mucho fue Natalie Portman, sobre todo por el papel que hizo en Black Swan.

>> Amaría conocer y hacer una película con Vincent Cassel. Creo que es un actor genial.

 

>> La escena más difícil que he grabado fue en la novela Sala de urgencias. Mi personaje se llamaba Vivian y ella era una niña a la que le echaron ácido en su cara. Fue un personaje que tocó fibras muy fuertes en mí, cambió mi percepción sobre la belleza y sobre la vida.

>> Algo que me encantó de Polvo carnavalero fue la cantidad de escenas chistosas que grabé. Actuar con Rafael Zea fue una terapia maravillosa de ¡risa! Nos divertimos mucho.

>> Fuera de las grabaciones, alguien que me hace reír mucho es mi hija pequeña, Paloma. Tiene un montón de ocurrencias. La última vez vio un afiche gigante mío y me dijo: “Mamá hay una señora muy parecida a ti, pero tú eres más bonita”.

>> Amo ir al gimnasio, pero una vez tuve un oso terrible ahí. Iba llegando y ¡pum!, me caí. Yo me paré como si nada, pero después mientras entrenaba me moría de la risa y pensaba: “Ojalá que nadie me haya visto”.

 

>> Cuando entreno lo que más me da pereza de trabajar es la nalga, me cuesta trabajo full por ser tan delgada también.

>> Si tuviera que escoger una extravagancia, diría que a lo largo de mi vida ha sido hacer lo que me gusta y vivir de ello, no todo el mundo puede hacer esto. Y otra, pero que ya me la quité, era no pasar debajo de una escalera [risas].

>> Lo primero que hago cuando me despierto es dar gracias por un día más y para terminar el día, igual me acuesto, rezo una pequeña oración desde el corazón.

>> Si tuviera que escoger una canción como mi himno, eligiría Inolvidable, de Bebo & Cigala. Me encanta, aunque si me toca escoger una artista ya para banda sonora diría que Robi Draco Rosa, me gusta mucho su música.

 

>> Por fortuna, no me acuerdo de ninguna canción mala que me hayan dedicado [risas]. En cambio sí tengo presente dos canciones muy buenas que me dedicaron. Una es Sunshine y la otra es We don´t talk anymore, de Charlie Puth.

>> No me gusta para nada el arroz chino, me parece terrible. Pero no me resisto a los mariscos, todos me encantan, los amo y me los como, así esté en dieta.

>> El mejor plan es estar con mis hijos. Bailamos, vemos películas, nos arrunchamos, oímos música, ellos son mi mejor medicina para todo. Me recargan de energía.

>> Lo más chistoso ahora es que no he podido ir al Carnaval de Barranquilla. Espero poder ir el otro año. Para este tenía muchas ganas, pero por las grabaciones de Polvo carnavalero no alcancé a ir.

 

>> Tengo muy claro que el día que vaya a cualquier carnaval la clave es gozarse todo, desde la multitud, el color, hay que hacer lo que sea para poder pasarla bueno.

>> Proyectos es lo que vienen, afortunadamente, pero hasta que todo no esté listo lo mejor es no contarlos. Después de Polvo se han abierto un montón de puertas y eso es buenísimo. La gente se ha encariñado con el personaje, así sea antagónico, entonces más feliz no puedo estar.

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @felipeg269

Lea también:

-Las confesiones de Sara Uribe

-La despedida de soltera de Laura Tobón

-Karen Carreño: la mirada que cautiva

Publicidad

Publicidad