158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

LA COCINA ESTÁ RICA, EL SITIO ESTÁ BIEN AGRADABLE Y NO HAY QUE EMPEÑAR UN RIÑÓN PARA PAGAR LA CUENTA.

Lo montaron bien montado. Bien en todos los sentidos: adecuaron un local amplio y lograron un lindo ambiente. Y consiguieron servir una buena comida (y unas buenas bebidas), que es lo más importante.

Se llama Rokko, queda en el mismísimo corazón de la Zona Rosa, en Bogotá, y es un nuevo bar-restaurante de onda oriental –entre cocinas japonesas, chinas y del sudeste asiático–, que incluye comidas callejeras tipo baos, dumplings, gyozas, sopas de fideos y todas esas delicias de ese lado del mundo.

Tuna aburi: atún al fuego, langostino tempura, spicy mayo, trufa y nori bites.

Antes que otra cosa, debo decir que, claramente, le apuntaron al público juvenil que atiborra la zona. Y lo digo porque sus precios dejan ver que lo que sus socios buscan es garantizar una buena rotación en el restaurante. Porque, más allá de la gran inversión en el montaje, lo que cobran por los platos y las copas resulta ser una suma muy justa para lo que sirven. Lejos de los desbordados precios de Bogotá.

Y por otro lado, también debo decir que hicieron un enorme esfuerzo para servir comida oriental de buena calidad, con conocimiento de causa y con buen producto, que no es fácil.

Así las cosas, vamos pues con las recomendaciones.

De las entradas:

Las tostadas de atún del Pacífico con crispy de wakame, un toque de ponzu cítrico y otro toque de aceite de trufas. ¡Muy ricas! $ 18.000.

Las chili gyozas (empanadas) de lomo de ganado wagyu, servidas en caldo cítrico de soya.
Y a $ 12.000.

Los spring rolls de asado de tira, crocantes por fuera y jugosos por dentro, a $ 10.000.

De la barra de sushi, todos los makis, pero vale la pena probar el ebi butter crab roll, con palmitos de cangrejo, langostino tempura y mantequilla de wasabi. $ 25.000.

Ebi Butter Crab Roll: palmitos de cangrejo, langostino tempura y mantequilla de wasabi

 

De los fuertes:

La pesca fresca al horno josper sobre una pasta butayaki. $ 34.000

El sabrosísimo pad thai (tallarines de arroz) de mariscos (mejillones, langostinos, calamar, col china y champiñones), con salsa de tamarindo. $ 32.000.

Y su pieza capital –la joya de la corona– los 600 gramos del porter house (conocido también como el T-bone), de ganado wagyu japonés (que ya se produce en Colombia), con mantequilla de ajos y trufa. ¡Ese es el premio mayor! Pero ojo: $ 110.000.

Porter House: wagyu con mantequilla de agos y trufa. Acompañamientos sugeridos: espárragos al josper y nori truffle fries.

 

Y de postre, un par de mochis, uno de té verde y otro de liches. $ 12.000.

Rokko funciona, la cocina está rica, el sitio está bien agradable, de la barra salen buenos tragos y no hay que empeñar un riñón para pagar la cuenta.

No hay nada del otro mundo, pero está bien. Incluso, un poco más arriba de lo correcto. Recomendado.

Mochi de té verde liches.

 

Cra. 13 # 83-24, Bogotá
Tel. (1) 218 5234

 

MAURICIO SILVA
REVISTA DONJUAN
EDICIÓN 149 - JULIO 2019

 

Publicidad

Publicidad