158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

El restaurante del hotel Hilton de Barranquilla, Garden Grille & Bar, es variado y particular. Mauricio Silva nos da a conocer sus encantos culinarios.

El restaurante Garden Grille & Bar, del hotel Hilton de Barranquilla, tiene la noble tarea de alimentar a la selección Colombia. Pero es mucho más que eso.

No por nada la selección Colombia de fútbol se fue para allá.

Hace algo más de un año, cansados del agite, los asistentes de José Néstor Pékerman –tras su pedido– se pusieron en la tarea de buscar un hotel en Barranquilla en el que pudieran tener control total, el mejor descanso y una comida exquisita, ojalá al gusto de los jugadores.

Y decidieron irse por el hotel Hilton Garden Inn –la actual casa de la tricolor en Barranquilla– donde, para bien del equipo, hay un restaurante que vale mucho la pena visitar: el Garden Grille & Bar.

Arroz con jaiba.

(Kilo, el restaurante que faltaba en Cartagena)

Se trata, en efecto, de una cocina juiciosa, muy gustosa, casi toda grillada, de sabores caseros (a lo colombiano), del siguiente tenor:

De las entradas, recomiendo el pulpo a la parrilla sobre un puré de guineo (plátano) verde, bañado en un pulidísimo guiso costeño que además lleva leche de coco y un queso criollo rallado. ¡Delicioso!

También, para el que quiere una sopita, un clásico de nuestra costa caribe: el mote de queso (que es un potaje de ñame) con camarones salteados en hogao y terminado con un suero. Como todos sabemos, el mote puede ser pesado, pero este no es el caso. ¡Muy rico!

Pulpo a la parrilla.

De los fuertes, a la fija, el arroz negro (que es negro a la colombiana porque va con titoté) con jaiba y langostinos parrillados. Tal vez su mejor obra.

Sencillamente, de campeonato mundial (que es a donde queremos que vayan los muchachos de la “Sele”).

Ojo al chuletón de res a la pimienta sobre un cremoso puré de garbanzos y vegetales parrillados. Y ojo a la tradicional cazuela de mariscos costeña con patacón, arroz con coco y aguacate (como en la mejor casa).

Y de postre pida los helados caseros. (Yo creo que ese es el secreto por el cual los jugadores subieron el rendimiento, digo).

Ceviche de pescado.

(Chicken Box Rotisserie: el verdadero sabor en Bucaramanga)

¡Ojo!, el Hilton Garden Inn, con un equipo de gente queridísima, tiene la enorme tarea de cuidar a nuestros héroes (al igual que sus sueños y sus estómagos). Nosotros, por cuenta de eso, tenemos la oportunidad de disfrutar de ese consentimiento ya asumido.

Un hotel y un restaurante muy recomendado. Digamos… ¡Mundial!

Costillas de cerdo ahumadas.

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @msilvaazul

Lea también: Agua de mar: más allá de la moda gastronómica

Publicidad

Publicidad