158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Preparar esta receta es la excusa perfecta para enfrentar a uno de los animales más temidos en la cocina.

Desde Annie Hall hasta Julie y Julia, las películas retratan la cocción de una langosta como una montaña rusa emocional: increíblemente difícil y bastante triste. Pero Daniel Jiménez, chef ejecutivo de la Pesquera Jaramillo, nos enseñó cómo enfrentarse a una langosta viva que preparó en un plato que él llama “Langosta bogavante con salsa italiana de camarones y coñac”. El primer paso es sacrificar el animal con un corte transversal por todo su abdomen, quitándole ambas tenazas (aunque también puede usar una cola de langosta congelada). Una vez completado este paso, el resto es pan comido.

Continúe poniendo los contenidos del torso de la langosta (sin el caparazón) en una sartén con una cucharada de mantequilla hasta que dore (si usó la cola de langosta puede usar para esta parte cáscaras de langostino y camarón). Baje la temperatura y añada el vino blanco; deje que hierva y cocine unos dos minutos, para luego pasar todo por un colador. Ponga el caldo a un lado, lo necesitará luego.

En la misma sartén, ya limpia, ponga la otra cucharada de mantequilla y aceite de oliva. Caliente a fuego bajo y agregue ajo, cebolla, tomillo y laurel. Luego ponga los camarones, seguidos de la cola de la langosta, y deje cocinar un momento antes de agregar el pimentón, el tomate, una pizca de sal y otra de pimienta. Lo siguiente es añadir el caldo que hizo al empezar, un poco más de vino blanco, el brandy y la albahaca. Después deje cocinar por cinco minutos.

Finalmente ponga el fuego en bajo, saque la cola de langosta y déjela a un lado. Agregue a la mezcla la crema de leche y la pasta penne, que antes de empezar debió cocinar por doce minutos en agua con sal. Mezcle todo y deje cocinar por otros cinco minutos. Mientras tanto saque la carne de la cola –si trabaja con la langosta completa, también la de las tenazas– y cocínela aparte en agua con sal por seis minutos. Para finalizar, sirva la pasta con su salsa en un plato hondo y, encima, agregue la carne de la langosta. Esparza el queso mozzarella y gratine en el horno a 190 °C.

Remate el plato con algo de perejil, un poco de aceite de oliva y hojas de albahaca mojadas. Después de probarlo se dará cuenta de que Woody Allen y Nora Ephron, en sus películas, olvidaron decir que después de probar la langosta,
nadie duda en preparar el plato de nuevo.

 

INGREDIENTES
Langosta bogavante o caribeña / 80 gr de camarón / 1 cucharadita de perejil / 1 cucharadita de albahaca / 2 cucharadas de mantequilla / 1 cucharadita de ajo molido / 2 cucharadas de cebolla cabezona roja o blanca / 1 cucharada de pimentón rojo / ½ taza de pasta penne precocida / ½ taza de crema de leche / ½ taza de queso mozzarella rallado / 1 hoja de laurel / 1 rama de tomillo / 1 cucharada de vino blanco / ¼ de taza de brandy / ½ taza de tomates enlatados / Aceite de oliva / Sal y pimienta.

Publicidad

Publicidad