158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Aprenda a prepararse para una noche de tragos

 - Autor: 

Uno de los principios de la buena alimentación para una noche de tragos, es consumir las tres comidas al día y beber una buena cantidad de agua a lo largo de la jornada.

Uno de los principios de la buena alimentación también resulta válido para las horas previas a una noche de tragos: consumir las tres comidas al día y beber una buena cantidad de agua a lo largo de la jornada.

Beber con el estómago vacío, o con poca comida y sin mucho líquido en el cuerpo, es un paso seguro para que su noche de tragos se convierta en una noche de estragos. Por una parte, existe un asunto de percepción. Si su cuerpo está lleno, usted tendrá la tendencia a beber más despacio. Pero si no siente que el cuerpo le pide nada, no importa, de todos modos beba con calma. Y como bebe más lento y su cuerpo no está vacío, su aparato digestivo –sobre todo su hígado– procesa el alcohol a un mejor ritmo y no lo pone a trabajar a toda máquina.

Además, pida una jarra de agua para tener en la mesa, y entre cada trago beba un poco para hidratarse y mitigar los efectos del futuro guayabo. También pida algo de comer. No una cena, pero sí pasabocas o alguna picada. Si está en un sitio público, no pierda de vista su vaso. La escopolamina puede ser más costosa y peligrosa que un guayabo.

Un poco de logística

- Deje el carro en la casa y váyase y regrese en taxi.


- Si lleva carro, asegúrese de haber solicitado un servicio de conductor elegido con su aseguradora o de manera independiente.

- Lleve el celular bien cargado para que no se quede sin batería. Recuerde que el celular es solo para llamar al taxi o a
la aseguradora, no para comunicarse con la exnovia o para echarle los perros a alguna compañera de la oficina a las doce de la noche.

- No salga sin dinero. Todos odian a los bebegratis.

Publicidad

Publicidad