158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Le recomendamos 3 planes para que disfrute con su hijo sin que ninguno de los dos se aburra. ¡A divertirse!

Sin importar la edad que tenga su hijo, siempre existirán algunos planes que los dos pueden disfrutar. Estas son las sugerencias de DONJUAN para pasar un tiempo de calidad con su hijo sin que ninguno de los dos esté bostezando.

PARA LOS PEQUEÑOS

 

Legoland:

Puede que Disneyland (o los diversos puntos de Disneyworld en todo el mundo) tengan el mayor reconocimiento, pero es Legoland la única atracción que en verdad puede tener un atractivo para los padres de todas las edades, sin sentirse culpables o incómodos de mirar a las princesas de Disney.

 

(Londres: al otro lado del charco)

Aparte de todas las típicas atracciones con su propia estética estilo LEGO, como una montaña rusa en un dragón hecho de bloques o Go Karts de colores, también hay un elemento casi artístico en todas las atracciones y las decoraciones de los parques; la atención al detalle es algo digno de apreciar en cada estructura, especialmente en la atracción conocida como Miniland, donde podrá encontrar reproducciones de la Casa Blanca o el Golden Gate de una precisión increíble. No por nada LEGO busca continuamente diseñadores y artistas para construir sus siempre cambiantes esculturas.

PARA LOS ADULTOS

 

El camino del whiskey, Escocia:

Nada une a padre e hijo como una aventura llena de historia y licor, y eso es exactamente lo que el camino del whiskey de malta ofrece en Escocia. No necesita de la ayuda de ningún guía, simplemente recorra a lo largo los caminos que van con el río Spey, en Escocia. En estas tierras encontrará ocho de las mejores destilerías de whiskey en Escocia, incluyendo dos de las destilerías más famosas a nivel global: Glenlivet y Glenfiddich.

 

(Cinco verdades de Puerto Rico)

Cada una de las instalaciones marcadas (en los mapas y por amables letreros a un costado del camino) es una combinación de antigüedad, con edificios tan viejos como uno de 1789, con tecnologías que les han permitido mantener la tradición de la bebida escocesa; aunque no todas las destilerías están abiertas al público, muchas tienen desde tiendas para visitantes hasta áreas en las cuales se puede observar todo el proceso por el cual pasan los ingredientes y el licor para ser embarcados al mundo.

PARA LOS MÁS GRANDES

 

Tank Town USA, Estados Unidos:

Todd Liebros, un mecánico de aeronaves que sirvió en el Cuerpo de la Marina de EE.UU., vio un día en internet a un sujeto que dejaba a la gente conducir tanques por dinero. “¡Yo quiero hacer eso!”, se dijo. Importó desde Inglaterra un par de tanques modelo FV432, consiguió un lote vacío cerca de Blue Ridge, Georgia, y empezó a cobrarle 100 dólares a la gente por montar en ellos y conducirlos de maneras locas e imprudentes… por un corto tiempo, claro, porque la gasolina que consume una de estas máquinas es bastante (un litro de diésel solo rinde para 2,4 millas). Él mismo los repara y les hace mantenimiento y, hasta ahora, ha sido un negocio más que lucrativo.

Hay muchos otros negocios como el de Liebros en todo el mundo, pero la idea es la misma: nunca se es demasiado grande para disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, como aplastar un automóvil con un tanque de guerra (por el módico precio de USD 550). Mientras el padre maneja, el hijo puede divertirse como su copiloto, jugando con las otras armas inutilizables del tanque. ¡Ah, y también hay una retroexcavadora, por si se aburre de la otra atracción!

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @ElPrincipote

Lea también: Cinco museos de Holanda que usted debe conocer

Publicidad

Publicidad