158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

¿Cómo conservar alimentos en la hambruna?

 - Autor: 

Durante las épocas de hambruna, aprenda a conservar algunos de los alimentos más difíciles de almacenar con estos sencillos trucos.

Las frutas y los vegetales son lo más difícil de almacenar, pero también son necesarios si no quiere terminar como un marinero con escorbuto. Si no puede congelarlos, presérvelos en tarros al vacío de esta manera:

- Prepare la fruta o la verdura en rebanadas. Cada fruta tiene su propia receta, pero principalmente consiste en hervir o asar la fruta por unos cinco minutos, pelarla y remover el corazón, bañarla en limón y, cuando se vaya a envasar, llenar el tarro con el líquido que sobró del proceso de escaldado (en el caso de los duraznos, se conservan con un jarabe a base de azúcar).

- Lave los tarros de vidrio que usará para desinfectarlos. Se recomienda también sumergirlos en agua hirviendo Utilice una cuchara o un embudo para empacar la fruta en los tarros. Limpie los bordes del contenedor y deje al menos 2 cm de espacio en la tapa.

- Cierre los tarros y sumérjalos en una olla con agua hirviendo. El agua tiene que estar por encima de la tapa por lo menos 3 cm. El tiempo que se dejan en el agua depende también de la receta, pero oscila entre los 10 y los 20 minutos, según la altura sobre el nivel del mar –a mayor altura, mayor tiempo–.

- Si la tapa metálica se ve succionada hacia el interior del envase, el proceso fue exitoso. Esta comida da su mejor sabor en el primer año, pero puede preservarse más que eso si se conserva en un lugar fresco y oscuro. En el caso de la carne, seguramente ha oído de la técnica de curarla con sal. La sal, debido al efecto osmótico que produce, remueve la humedad de las células y evita que se formen cultivos de bacterias. Siga los siguientes pasos:

- Corte la carne de la manera en la que quiera preservarla. Generalmente se usa cerdo, pero todo tipo de carne y corte se puede curar, incluso el pescado. En caso de que sea un corte grueso, haga varias incisiones en la carne para permitir que la sal haga efecto en su interior.

- Mezcle la sal que usará para curar. Esto se hace a partir de sal gruesa, un poco de nitrato de sodio (por cada mil gramos de sal, dos de nitrato de sodio) y las especias que quiera poner a la carne.

- Cubra la carne con la sal, espárzala con la mano y déjela reposando sobre una capa de la misma. No use una bandeja de metal para poner la carne, a menos que esté cubierta por papel pergamino. Deje en un lugar seco, a una temperatura que esté entre los 10° y los 15 °C.

- Después de una semana, remueva la sal de la carne con agua fría. Seque y envuelva la carne en paños de tela, estameña, para asegurarse de remover toda humedad.

- Sin la tela, cuélguela en un lugar oscuro, a una temperatura de no más de 21 °C. Esta carne puede durar meses sin echarse a perder, aunque sí es necesario revisarla para asegurarse de que no se esté echando a perder. 

Publicidad

Publicidad