¡Ahorra hasta un

32%

por un año!

Precio en punto de venta: $12.200
Precio suscriptor: $9.166

alo

Todo terreno

Monster Jam, el juguete que todo adulto querría tener

Cortesía Colmotores

Monster jam

Imagínese montar en una mole de más de tres metros de altura, 4,5 toneladas de peso y más de 1500 caballos de fuerza. Sin duda, el vehículo ideal para enfrentar a una turba de taxistas.

  Este es el juguete que todo adulto añoraría tener para Navidad o por lo menos un pase VIP para montar una de estas moles de 3,5 metros de altura, con un peso de 4,5 toneladas y más de 1.500 CV de potencia, y pasar todo el 25 de diciembre apostando carreras o aplastando otros carros hasta dejarlos cómo chicles usados.

Monster Jam no es otra alocada hazaña de los personajes de Jackass. Este deporte surgió en los años setenta, después de que el ingeniero Bob Chandler entrara en una camioneta con ruedas de 170 centímetros, en el estadio Silverdrome de Pontiac (Michigan), y los rancheros estadounidenses se dieran cuenta de que sus aguerridas carreras de caballos y tractores ya eran juegos de niños.

Las competiciones de estas moles se dividen en dos válidas. La primera es de velocidad y la segunda -la parte que lo hará llorar de la alegría- es la prueba freestyle, en la que los monstruos deben realizar en menos de 90 segundos, las acrobacias más inverosímiles que haya visto en su vida: son capaces de saltar a más de ocho metros de altura y 30 metros de distancia, pueden  saltar sobre varios carros, autobuses, casas rodantes, lanchas o cualquier cosa que se pueda aplastar.

Cada Monster puede costar 300.000 dólares.

Publicidad