Edición 117

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

15 Claves para tener sexo virtual seguro

 - Autor: 

Consejos para que la bella aventura de tener sexo por chat en el celular no se convierta en un calvario. Compártalo.

1. En asuntos virtuales, la discreción reemplaza al condón. En este país roban muchos celulares, por eso no guarde ni fotos, ni videos, ni conversaciones. Suele uno pensar que guarda esas cosas para mirarlas después, pero eso no pasa. Solo una excepción: si las fotos o la charla fueron de antología, guárdelas en un computador, un disco duro externo o una memoria USB a la que solo usted tenga acceso. Yo borré la charla de sexo más enferma que he tenido por miedo a que alguien la viera y todavía me arrepiento. El poco cerebro que tengo me lo he consumido tratando derecordarla.

2. Hace poco me encontré con un amigo del colegio y me empezó a mostrar fotos de su familia, del negocio que acaba de abrir. Pasaba las imágenes con naturalidad, sin reparar cuál vendría después, mientras yo pensaba que no podría hacer eso con mi celular. No tengo hijos, estoy desempleado y entre foto y foto se podrían cruzar tetas y genitales.

3. Si usted es de los míos y guarda material sexual en su celular, póngale contraseña. Igual, cuando alguien quiere hackear algo, lo hace sin lío. A Scarlett Johansson y Vanessa Hudgens ni siquiera les robaron el celular: se les metieron, sacaron sus fotos desnudas y las publicaron en la red. Ni usted ni yo somos tan famosos y bonitos como la Johansson y la Hudgens, pero lo mejor es no guardar nada.

4. No mande fotos de desnudos que incluyan su cara. Si ese material llega a caer en manos ajenas, siempre podrá decir que ese no es usted. Si quisiéramos vernos las caras, nos citaríamos para almorzar.

5. Conozca su celular. Sepa que hay imágenes que quedan duplicadas: en la carpeta de Whatsapp, por ejemplo, y en la de fotos tomadas. Borrarlas en un lado no las borra automáticamente en el otro. No conocer el teléfono que maneja lo remite de nuevo al punto 2 de este listado.

6. Sepa a quién le manda fotos. Mucha arrechera, mucho desconocido, mucha foto casual, mucho impulso y los arrepentimientos vienen después. Nadie le garantiza que la otra persona no hará públicos sus chats. Hay quien se pelea y en venganza hace públicas las fotos, aunque la mayoría lo hace de puro idiota, para alardear.

7. De hecho, y más si es hombre, póngale la firma que esa persona con la que ha tenido chats sexuales va a mostrarles las fotos y las conversaciones a los amigos. Además de enfermos, a los hombres nos gusta alardear.

8. Trate de no entrar a salas de chat, suele haber muchos hombres y pocas mujeres y hombres haciéndose pasar por mujeres. Mejor hágalo con personas que conoce o de las que tiene referencias, así nunca se hayan visto. En este caso, las redes sociales son un buen lugar para buscar. De la gente de Facebook y Twitter, los dos burdeles más grandes del mundo, salen las mejores relaciones sexuales virtuales.

9. No sea fácil. Así como no es bueno tener muchas parejas sexuales reales, vivir de chat en chat mostrando las partes no se considera bueno. Lo desgasta, le genera mala fama y hasta causa aburrición. Sabemos que estamos pidiendo milagros porque a la hora del sexo todo se vale, pero trate de ser selectivo con sus parejas de sexo virtual.

10. Sepa en qué tono hablar. Una amiga hace poco escribió de entrada “esta noche quiero que me comas mucho” y resulta que el celular lo tenía la mamá del tipo para el que iba el mensaje. Así suene tonto o aburrido, lo mejor es empezar con un “hola”.

11. Suéltese. El otro día alguien escribió en un foro de Internet: “Tuve sexo por Whatsapp, ¿es posible que haya quedado embarazada?”. No sea imbécil, que tener sexo por chat no embaraza ni enferma. Suficiente represión tenemos en la vida cotidiana como para ser tímidos también en las relaciones sexuales virtuales. Aproveche y hable barbaridades, que el sexo hablado es una delicia. Uno no sería capaz de hacer ni la mitad de las cosas que dice, de ahí la gracia del juego.

12. Un estudio dice que uno puede mirar su celular hasta 150 veces al día. Si eso es cierto,¿no resulta mejor hacerlo para tener una charla con veneno en vez de ver qué idiota escribió qué en Twitter o quién puso like en Facebook? Mejor si lo hace en sitios donde no debería, como en una reunión de trabajo o en una reunión familiar donde los abuelos. ¿Está haciendo una aburrida vuelta en su EPS? Tenga sexo virtual mientras espera su turno.

13. Eso sí, no juegue con los sentimientos de las otras personas. Si va a tener sexo virtual hágalo por gusto y no finja placer o ganas. Del otro lado del chat hay alguien honestamente excitado. No juegue para después burlarse de las barbaridades que escribió o mandó. Esa gente, además, puede vengarse.

14. Se puede pasar de lo virtual a lo real, pero ojo con quién lo hace. Hay gente con la que es muy rico tener chats sexuales, pero que físicamente no aguantan, o con la que no hay química. Con otra, sencillamente el tema es riesgoso porque existe una pareja real de por medio.

15. ¿Tener sexo virtual es poner los cachos? ¿O no? ¿Es mejor hablarlo con la pareja o dejarlo en secreto? En este tema resulta mejor no meterse porque no acabamos. Lo dejamos a su discreción, que no es la gran cosa, pero es lo que hay.

Ilustración: IVO

Publicidad

Publicidad