Edición 128

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Este es un breve vistazo al futuro de las tecnologías que van a ser tendencia en el año actual, desde la música en vinilo hasta las transmisiones en vivo en Facebook.

TOCADISCOS

Para 2017, los discos de vinilo se convertirán en un negocio de más de mil millones de dólares, según lo reporta el Financial Times. Esa es una cifra que estos aparatos no han superado desde los años ochenta. Por eso, desconecte sus parlantes del reproductor de MP3 y consiga un tocadiscos. Como ya he dicho antes, la discusión sobre si los vinilos suenan mejor que los medios actuales es irresoluble. Su sonido se define como “más cálido y melódico”, pero a veces a costa de suprimir algunas notas muy graves o agudas por errores en la reproducción, o de no poder albergar tanto contenido sin perder calidad. Pero no importa: la nostalgia parece ser el verdadero combustible de esta tendencia, y esta no está cerca de acabarse.

 

¿Qué conseguir?

Una pieza que satisface a los melómanos y a los amantes del diseño por igual es el Pro-Ject Elemental, un tornamesa que, aunque requiere cuidado, entrega un sonido nítido. Tiene un precio de USD 229 en Amazon.

ASISTENTES PERSONALES

No fue sino hasta el año pasado que los titanes de la industria tecnológica empezaron a darle la atención que se merecen los asistentes personales. Sea en el teléfono o en el módem de la casa, cada vez más. Siri es uno de los más famosos, pero Google mejoró a su asistente en su primer teléfono, el Google Pixel (también puede disponer del Google Assistant en la aplicación de mensajería Allo, de Google, aunque por el momento solo en inglés), así como Amazon dispone de Alexa en una variedad de dispositivos, desde smartwatches de desarrolladores independientes hasta su dispositivo casero Amazon Echo, que lee audiolibros y contesta preguntas con comandos de voz.

 

¿Qué conseguir?

Ninguna opción en el mercado es perfecta. Dicho eso, la más versátil es Google Home. No solo funciona como el típico asistente, respondiendo preguntas y abriendo apps, sino que también se conecta a los dispositivos inteligentes del hogar para poder controlarlos con comandos de voz. Tiene un precio de USD 129 en tiendas de los Estados Unidos.

LIVESTREAMING

Aunque, según las estadísticas del Global Web Index, todavía es bajo el porcentaje de la población que transmite en vivo (livestreaming) desde sitios especializados como Periscope o desde redes sociales como Facebook, en los últimos años la tendencia ha ido creciendo.

 

¿Qué conseguir?

Si acaso tiene la intención de transmitir los hechos más fascinantes (u ordinarios) de su vida, un recomendado sería la cámara Mevo. Compacta y fácil de usar, tiene una app que permite editar el video en vivo desde cualquier iPhone (cortes, paneos, enfoque, etc.). Ayuda también la calidad profesional de su imagen, con un sensor Sony 4K. Cuesta USD 385 en Amazon.

REALIDAD VIRTUAL

2016 vio una el arribo de contenidos de realidad virtual como nunca los hubo. Llegaron juegos de grandes estudios –como Batman: Arkham VR de Warner Bros, Interactive Entertainment–, aparecieron nuevos sistemas para experimentar e interactuar –como el Vive de HTC y el Google Cardboard– y sus usos fueron más allá del entretenimiento –como cuando se utiliza la realidad virtual para tratar pacientes con síndrome de Estrés Postraumático–. Cierto, estamos todavía bastante lejos de crear experiencias en las que sea realmente imprescindible vivirlas en realidad virtual y la interactividad resulta bastante limitada, pero es seguro que hacia allá nos dirigimos.

 

¿Qué conseguir?

El Oculus Rift, el hardware pionero en esta tecnología, es una propuesta sólida con dispositivo de audio integrado y los controles más ergonómicos en el mercado. Tiene un precio de USD 599 en Amazon, más USD 199 por sus controles.

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @ElPrincipote

Lea también:

-Naked, el espejo que lo ayudará a estar en forma

-7 inventos que deberían existir

-Inteligencia artificial: piensan, luego existen

Publicidad

Publicidad