Edición 117

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

BMW Serie 6 y BMW Serie 1, un paseo por Lisboa

 - Autor: 

Activamos el sistema de navegación y recorrimos la ciudad de Lisboa y sus alrededores a bordo del BMW Serie 6 y el BMW Serie 1, los renovados juguetes del segmento deportivo de la marca alemana.

 Estos son los cambios más importantes de dos de sus series icónicas.

La escena es esta: en la primera recta que tuve a disposición en carretera sobre el 650i Gran Coupé, alcancé los 100 km/h (de los 250 de velocidad máxima) en menos de cinco segundos, y casi los 200 en menos de siete.

¿Que si los sentimos? No, no los sentimos. El asiento era perfectamente ergonómico, igual que la empuñadura del volante. Mientras más aceleraba, más rígida era la dirección, mayor era la adhesión del carro al asfalto gracias al control dinámico de la tracción y amortiguación, y el sonido del sistema de escape –sí, ese que tanto nos gusta– era cada vez más placentero, más sonoro y más envidiable. Teníamos por delante casi 160 kilómetros por recorrer en un tiempo estimado de dos horas y treinta minutos. Debo reconocer que el carro es una bestia. Tiene un motor de gasolina V8 con tecnología TwinPower Turbo, una potencia de 450 hp a 5.500 revoluciones por minuto que se siente solo con soplar el acelerador, y un corte aerodinámico ideal para penetrar las corrientes de viento que cruzaban, por ejemplo, a través del puente 25 de Abril, inspirado en el Golden Gate de San Francisco, contiguo al Cristo-Rei de Almada, una estatua semejante a la del Corcovado de Río de Janeiro.

BMW Serie 6

“Esto es pornografía”, repetía casi entre brincos un colega mexicano luego de recibir las llaves del Serie 6 para iniciar el test drive. Y tenía toda la razón en celebrar como un niño, porque no era un carro cualquiera. La gama individual del 650i Gran Coupé, con el equipamiento más exclusivo y costoso de la línea, no estaba disponible para conducirlo. A nosotros nos tocó ese honor, tal vez por la convicción que vieron los gerentes de proyecto y de producto cuando repasábamos cada uno de los detalles del carro. Para empezar hay que decir que el interior es personalizado y, literalmente, responde a un banquete sensorial. Desde que abrimos las puertas olía al cuero de napa con el que fabricaron los asientos, resaltaban las costuras de las carteras y brillaba el marfil negro con aplicación en cerámica que las complementaba; se sentía el helaje de las parrillas metálicas de los altavoces Bang & Olufsen y, por supuesto, la suavidad del techo con tapizado de alcántara.

En términos de diseño, los cambios más significativos de la línea con respecto al modelo anterior fueron la parrilla delantera típica de la marca (redujo sus diez varillas a nueve), la defensa delantera –ahora tiene una entrada de aire inferior que acentúa el ancho de la carrocería–, el equipamiento de cuero opcional de dos colores para las superficies, y la nueva forma de los espejos retrovisores exteriores que ahora integran las luces direccionales. Pero ¿qué cambió en el motor y la caja? Nada. Porque, de verdad, no necesita cambiar. El vehículo es y ha sido una bestia come carreteras desde que nació. Además del Gran Coupé, a la nueva serie la componen el BMW Serie 6 Cabrio (convertible) y el BMW Serie 6 Coupé, una gama que no se aleja de esos gallos perfeccionados que tanto nos gustan, aunque en algunos casos sean opcionales: la pantalla virtual BMW Head-Up-Display, el control de temperatura individual, la regeneración de energía de frenado –al accionarse, recarga la batería–, la cámara de reversa y las laterales para saber quién viene cruzando, por ejemplo, al salir de un parqueadero con poca visibilidad, luces autoadaptables con tecnología led, alerta de permanencia en el carril, además de los modos de manejo característicos de los alemanes en todas sus series: Eco, Confort+, Confort, Sport y Sport+. El Serie 6 2015 ya está disponible para la venta en Colombia y se consigue desde $334.900.000, que corresponde al modelo 640i CP.

El habitáculo interno tiene superficies con nuevos acabados, kit de de navegación BMW Connected Drive incluido de la serie y equipamento opcional de piel de dos colores.

Pero Lisboa no solo es velocidad. Con su medio millón de habitantes, es la capital de Portugal y se encuentra ubicada al sur, justo en la desembocadura del río Tajo (Tejo, en portugués), el más largo de la península ibérica. Por eso, además de las calles y fachadas antiguas que recorrimos, me enamoró el olor a mar, a tierra mojada. Y esa es otra de las recomendaciones, no solo que camine la ciudad, sino que la pruebe.

En la noche, por invitación de la marca, fuimos a Aqui Há Peixe –en español, “Aquí hay pescado”–, un restaurante ubicado en la zona céntrica de Chiado, que según los taxistas es uno de los mejores, si no el mejor de su especialidad en la zona. Pregunte por el bacalao asado con patatas (la especialidad de Portugal), el lenguado, las gambas, las almejas, los calamares o la paella con frutos de mar. De paso, no deje de probar el bagazo de vino verde (el aguardiente tradicional de Portugal), los pasteles de Belém o la Super Bock, la cerveza ícono de Portugal –tiene hasta 6,4% de alcohol, así que cuidado con beber y manejar–. Y si el asunto es de rumba, pase por LUX Frágil, una discoteca situada al frente del Tajo, en donde uno de sus socios, según dicen los transeúntes del sector, es el actor John Malkovich, y a la que asisten personalidades como Cameron Díaz, el cantante norteamericano Prince, Cristiano Ronaldo y Pepe.

BMW Serie 1

Al día siguiente, cuando ya fue el turno del Serie 1, nos encontramos con cambios verdaderamente significativos, no solo físicos, sino técnicos. El nuevo BMW Serie 1 destaca la llegada de los motores de gasolina y diésel de tres cilindros, pero con Twin Power Turbo para responder a la tendencia y demanda de los motores más pequeños con ahorro de combustible y menor emisión de gases, sin sacrificar el torque y la potencia. Por esta razón, este nuevo modelo vuelve a establecer una vez más un listón de referencia y preferencia en su segmento, que vendió casi dos millones de ejemplares en el transcurso de los últimos diez años.

Además, el look de la línea mejoró considerablemente su imagen gracias al diseño de la nueva parrilla delantera para reafirmar la precisión frontal, los faros redondos delanteros, las entradas de aire con mayor tamaño y las luces traseras que forman una “L” con listones de diodos luminosos que acentúan el ancho de la carrocería tradicional de los autos deportivos sofisticados. La ruta programada para el test drive del Serie 1 era de casi 200 kilómetros: partió desde el hotel Myriad, donde nos hospedamos, y tenía como primer destino la zona de Ribeira de Ilhas, una playa al norte de la localidad de Ericeira, la primera reserva de surf en Europa y la segunda del mundo, reconocida en octubre de 2011 por la organización estadounidense Save the Waves Coalition.
Llegar hasta allá nos tomó alrededor de una hora y cuarenta minutos, o un poco menos, porque a mi compañero, el mexicano, le tocó pilotear el BMW M135i, con un motor de gasolina de seis cilindros en línea, 2.979 c. c. de cilindraje y una potencia de 240 kW/326 CV a 5.800 revoluciones por minuto que respondieron bien –demasiado bien, diría yo– ante las condiciones ascendentes y curvas de la ruta, más aún si tenemos en cuenta su caja de cambios manual –de seis velocidades o con levas de cambio en el volante de ocho velocidades– y tracción trasera, que le brinda una sensación gourmet y de pureza al conductor porque no interfiere con la función de movilidad de la tracción delantera.

Lisboa

Al regreso hicimos cambio de automóvil y tomé el volante del BMW 120d xDrive, con un motor diésel de cuatro cilindros en línea, tecnología TwinPower Turbo, 1.995 c. c. de cilindraje y una potencia de 140 kW/190 CV a 4.000 revoluciones por minuto. La aceleración de 0 a 100 km/h la hace en 6,8 segundos y la velocidad máxima es de 222 km/h, nada mal si ponemos de presente que su gama básica es perfecta para entrar a la marca. Tiene una dirección muy fina, una respuesta al acelerador interesante, un muy buen agarre en el volante, aunque le hubiera disminuido el diámetro. Sin embargo, está muy bien, tiene dotes muy versátiles y deportivos, aunque a Colombia no llegará con motor diésel. A lo anterior se suman los retoques de alta calidad para la radio y el climatizador autonómico.

El equipamiento ha sido igualmente mejorado y, de serie, ahora tiene sensor de lluvia, radio BMW Professional, sistema de mando iDrive con pantalla de alta definición de 6,5 pulgadas y una gama ampliada de funciones del BMW ConnectedDrive: llamada de emergencia inteligente y BMW Tele- Services mediante tarjeta SIM incorporada en el auto. Dentro de los sistemas opcionales aparecen la regulación activa de la velocidad con función stop and go, el asistente perfeccionado de parqueo y la actualización de los datos del navegador a través de conexión telefónica. Los niveles de equipamiento son el básico, el Advantage, el Sport Line, el Urban Line y el M Sport.

El nuevo Serie 1 estará en Colombia a partir del segundo semestre, su equipamiento corresponde a la edición M y aún no se conoce su precio. El tramo se cerró con broche de oro y entrada triunfal a Lisboa a través del puente Vasco da Gama, que mide 17,2 kilómetros y es el más largo de Europa. Al final, todo fue francachela y comilona de la buena, porque los nuevos Serie 1 y Serie 6 de BMW son capaces de conjugar lujo, espacio y deportividad. ¿Todavía lo está dudando?

Publicidad

Publicidad