Edición 138

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

20 videojuegos en cuarenta años

 - Autor: 

En el computador, en el celular o en las consolas más complejas, los videojuegos han hecho parte del ocio de cuatro generaciones. Esta es la lista DONJUAN de los 20 mejores juegos de todos los tiempos

Desde 1947 se puede hablar de la existencia de los videojuegos. En ese tiempo eran simples radares donde el usuario podía simular el trayecto vectorial de un misil teledirigido. Hace cuarenta años apareció la primera consola pública (Arcade), con su pantalla en blanco y negro, en la que se debía combatir ovnis en el espacio exterior.

En 1972 se lanzó el inolvidable Pong de Atari, y desde entonces la industria no ha parado de evolucionar; hoy es una de las más rentables y avanzadas en el mundo del entretenimiento y los videojuegos están en todas partes: en el celular, en internet, en una consola casera, en un montaje tridimensional... nadie se ha resistido, así haya sido una vez en la vida, a sus encantos.

Pong (1972): El telebolito, como se bautizó en Colombia a este ping pong virtual, fue el primer videojuego vendido masivamente y es, hoy, un verdadero ícono de colección si viene en su empaque original.

Space Invaders (1978): Los marcianitos nunca estuvieron más a nuestro alcance que en esta pixelada y violenta galaxia. Es el videojuego más vendido en la historia de los arcade y, literalmente, ha invadido a todo el mundo.

Pac-Man (1980): Más que un videojuego, este es un ícono de la cultura popular ochentera. Aunque nunca supimos qué eran en realidad los "pac-dots" (algunos creen que son galletas), nadie puede dejar de comerlos.

Donkey Kong (1981): Una buena parte de la fama de Nintendo se le debe a este gorila secuestrador de princesas y con nombre de burro. Es tanta su importancia, que gracias a él existe el fontanero Mario.

Mario Bros (1983): Sus nutritivos hongos, su pegajosa música, sus laberínticas cañerías llenas de seres extraños y sus hermosas princesas lo convirtieron en el más clásico de los videojuegos e hicieron que todos, sin excepción, fueran plomeros en algún momento de sus vidas.

Tetris (1984): La extinta Unión Soviética logró alienar a los cerdos capitalistas con este rompecabezas creado por Alexey Pajitnov, quien tuvo que esperar más de diez años para ganarse un peso por inventarse el videojuego más popular del mundo.

Zelda (1986): Con una leyenda digna de El Señor de los Anillos, este videojuego combinó las aventuras, los rompecabezas y la fantasía. Su popularidad es tanta que muchas niñas, incluyendo a la hija de Robin Williams, fueron bautizadas Zelda en su honor.

Street Fighter (1987): Ser un pandillero peleón es más divertido en la pantalla, donde se pueden usar todas las artes marciales y la violencia gráfica no duele. Gracias a este videojuego, el reto para ganar incluye combinar movimientos de palancas y botones.

Final Fantasy (1987): Los guerreros de la luz son los protagonistas del videojuego de rol más importante. Aunque el reino de Coneria empezó siendo un pastizal de píxeles, la tecnología sirvió para que se convirtiera en la inspiración incluso de películas como Avatar.

Sonic (1991): Nadie se imaginó que un erizo pudiera correr tan rápido hasta que Sega lanzó su obra más famosa. El vértigo y el colorido de su escenografía fueron una excelente alternativa para quienes se aburrieron de jugar entre cañerías.

Mortal Kombat (1992): La violencia extrema, la historia de sus personajes y sus gráficas, hicieron de este uno de los videojuegos más polémicos y aclamados. Los nombres de las jugadas asesinas nunca se olvidarán: animality o babality son parte del léxico gamer.

FIFA (1993): Cada año, los fanáticos del fútbol pueden jugar el Mundial o las ligas de clubes más importantes del mundo y ser los goleadores que quieran, incluso contando con las voces de los locutores deportivos locales. En 1993 empezó todo.

Resident Evil (1996): Los zombis están causando el Apocalipsis y no hay otra opción que pelear una guerra sin tregua contra ellos. La sangre salpica la pantalla y el horror se adueña de los jugadores en una de las series de videojuegos más impactantes de todos los tiempos.

Grand Theft Auto (1997): ¿Quién no quiere vivir en el mundo de los ladrones de carros, los mafiosos y las mujerzuelas? A pesar de ser vetado en muchos países por ser un mal ejemplo para la juventud, GTA ha vendido más copias que las estrellas de rock más bonachonas.

Publicidad

Publicidad