¡Ahorre hasta un

32%

por un año!

Precio en punto de venta: $12.200
Precio suscriptor: $9.166

alo

Plato Fuerte

Horacio Barbato, un restaurante que le apunta a lo clásico y no a la moda

Fotografías: Héctor Fabio Zamora

Horacio

Su carta no es pretenciosa ni en los nombres de los platos, ni en los ingredientes, que no son exóticos ni traídos de países que nos piden visa. Además, su cocina no está atada a ninguna clase.

En gastronomía, como en la ropa, la música o cualquier otro campo, después de las modas, lo que siempre sobrevive constituye lo clásico. Por eso es un gusto ir a Horacio Barbato, el nuevo restaurante bogotano en Usaquén. No se trata de estar en contra de la cocina fusión o de la molecular. Pero después de varios años en los que más de un avispado quiso hacernos creer que ponerle mango o lulo a la comida ya era fusión o que congelar la sopa era cocina molecular, Horacio Barbato llega como un respiro.

Primero, porque su carta no es nada pretenciosa ni en los nombres de los platos, ni en los ingredientes, que no son exóticos ni traídos de países que nos piden visa. Segundo, porque no está atada a un tipo de cocina; en Horacio Barbato la carta no es francesa, ni italiana ni argentina y tampoco se especializa en comida de mar, pastas o carnes.

Allí hay de todo un poco, pero bien preparado y con ingredientes nacionales de excelente calidad. Ahora, si se trata de buscar otro elemento común, sin duda es el horno de leña, por el que pasa la mayor parte de las recetas. Los platos se encuentran en la carta más por gusto de los propietarios que por estudios de mercadeo.

El chef escocés Andrew Blackburn está al frente de todo y por eso la carta incluye un sencillo y británico plato de salchichas y puré porque simplemente eso le trae recuerdos de su tierra (es lo único que no está en español en la carta. Dice "Sausage & Mash". Todo lo demás, sin esnobismos, está en perfecto castellano). Pero también hay una colombianísima tilapia en escabeche, ñoquis rojos, salmón y unas fabulosas chuletas de cordero, entre otros. Comparado con otros restaurantes de categoría similar, no parece tan barato.

Pero después de varios años de modas y de algunos avivatos que quisieron hacerse ricos al cobrarnos carísimo un salmón con lulo o un ajiaco "deconstruido", Horacio Barbato aparece como un oasis de sensatez y buen gusto. 

RECOMENDADO
Horacio Barbato
Calle 118 No. 6 A - 37, Bogotá
Teléfono: 612 4840

MÁS:

- Tapas Macarena y La Tapería: dos restaurantes para el delicado arte de picar

- Vera, cocina italiana en el corazón de Cartagena

Publicidad