Edición 141

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Tirar en forma

 - Autor: 

Está demostrado que tener un buen estado físico mejora el sexo. Por eso, debería ir a comprar de una vez esos zapatos para trotar.

“La mayoría de nuestros amigos desistieron de seguir teniendo sexo hace diez o veinte años”, dice un hombre. “La mayoría de ellos no están en forma”. Pero él no, él es el ejemplo de que en la tercera edad hay parejas que todavía sacuden la cama. Esta pareja levanta pesas tres veces por semana, camina todos los días y ella practica yoga porque “las mujeres hacen la mayor parte de las contorsiones”.

Y tienen sexo al menos una vez cada ocho días: “No tendrás la misma resistencia a los 65 años que a tus 25, pero todavía puedes tener sexo bastante bueno y divertido si te mantienes en forma”. Aunque hay un par de personas que opinan que el estado físico no hace mucha diferencia en la cama –y no solo gorditos, porque los perezosos vienen
de todos los tamaños–, la mayoría coincide en que un buen estado físico mejora el sexo considerablemente. “Hace una gran diferencia”, dice un hombre. “Desde el aspecto psicológico de tener más confianza y la flexibilidad para probar diferentes ángulos, hasta la fisiología de poder aguantar más. ¡Es algo bastante importante!”. Una mujer comenta: “Me siento mucho más confiada de mi cuerpo al ejercitarme y tengo orgasmos mucho más fuertes cuando me siento sexi. Soy más flexible, fuerte y rápida, lo que permite que mi hombre se recueste y disfrute mientras yo hago todo el trabajo, si él quiere”. Otro sujeto concuerda y, como recomendación, sugiere hacer más pesas que cardio en la rutina de la semana.

“Mucho cardio puede consumir los músculos, los cuales necesitas para poder mover a tu chica de un lado a otro”. Es sentido común; pero también, ciencia. La lista de efectos que tiene el ejercicio en el sexo, según el sexólogo Fernando Rosero, resulta bastante larga: mejora la autoestima, mejora la circulación –que en buen estado ayuda a mantener las erecciones más tiempo y en mal estado puede provocar disfunción eréctil–, ofrece mayor duración y mejora la flexibilidad –especialmente ejercicios como el yoga–. Él aconseja 120 minutos de ejercicio distribuidos en la semana y también recomienda enfocarse más en el cardio: “Hay personas que son gigantes, musculosas, pero van a correr dos cuadras y no pueden”.

Y, como nota final, hay que enfatizar que aunque el sexo es una actividad física, no compensa ni de cerca el trabajo que se hace con una buena rutina de ejercicio. En resumen, no se puede tirar en vez de trotar.

Publicidad

Publicidad