Edición 122

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

¿Importa la altura en el sexo?

 - Autor: 

Hombres y mujeres nos contaron cómo se vive el sexo con alguien mucho más alto o bajo que ellos.

Alguna vez han visto en la calle a un hombre muy alto tomando de la mano a una mujer muy bajita (o viceversa, aunque ese es un caso algo más inusual) y se han preguntado “¿pero cómo hacen?”. Con eso me refiero a cómo lo hacen, si me entienden. En DONJUAN no teníamos la experiencia necesaria para responder a esa pregunta, pues no somos ni muy enanos ni muy gigantes, así que recurrimos a Reddit para preguntarles a completos desconocidos si la diferencia de altura entre dos personas puede hacer las cosas algo incómodas durante el sexo… o incluso las mejora.

“Mido 1,80 y ella 1,55”, dijo quien nos dio la mejor respuesta. “No es como si ella me pudiera hacer una mamada mientras está de pie, pero es lo suficientemente baja para hacer imposible cualquier posición que involucre estar de pie. Pero para eso Dios creó los tacones: ella tiene un closet lleno de zapatos exclusivamente para tirar. Junto a un uso creativo de los muebles y las escaleras, el sexo es algo feasible y disfrutable”.

Aquí otro testimonio de una experta: “Mido 1,68. He tenido experiencias con un hombre de 1,95 (mi ex) y 1,65 (mi novio actual), así que podría decir que tengo conocimiento sobre el tema. Hay algunas restricciones, junto a pros y contras. He podido experimentar más posiciones con el tipo de 1,65. Las posiciones de pie no eran una opción con Mr. 1,95, y hacer un 69 era difícil. Con un hombre más cercano a mi altura, podemos tener sexo de pie, en la ducha, enfrentada contra la pared, yo doblada sobre una superficie, etc. Pero siento que él no puede ‘dar’ con tantos ángulos porque tiene menos rango de acción si ya tiene completamente extendidas sus piernas y músculos al cogerme. Con extremidades más largas, hay más rango para variar los ángulos de penetración”.

En general, tanto hombres como mujeres están muy divididos en este tema de la importancia de la altura. Unos dicen que no influye en lo más mínimo:

–"Soy un tipo de 1,90. Estar con una chica de 1,50 fue genial (además de que es muy fácil de mover)”.

Otros, que es apenas un pequeño inconveniente fácil de corregir:

–"Solo algunas posiciones son complicadas. El resto del tiempo, algunas almohadas y un buen ángulo son suficiente”.

Y se cuentan quienes lo ven como un gran inconveniente en la cama:

–"Mido 1,70 y una vez tuve un novio que medía 1,96 con piernas bastante largas. Yo también tengo piernas largas, pero aún así la posición de perrito era completamente imposible para nosotros, incluso con almohadas bajo mis rodillas o estando yo en el sofá y él de pie. Nunca saldré con un tipo así de alto de nuevo”.

Otro factor a considerar, según los testimonios, es dónde está la altura. Por ejemplo, incluso si el hombre es más alto que la mujer, si sus piernas no son largas o están más o menos a la par de las de su compañera, posiciones como el perrito son posibles. Pero los que tienen piernas demasiado largas –y esto no es ningún eufemismo– no pueden disfrutar de estas posiciones con su pareja de piernas cortas. Así mismo, cuando la altura del hombre está en el torso, en poses como el misionero la mujer quedará con los ojos a la altura de su pecho y tendrá que cuidarse de no morir asfixiada bajo esa masa.

A la final, aunque la diferencia de altura puede ser limitante y restringe algunas posiciones, el sexo como tal no es ni difícil ni menos placentero. Basta con ajustarse y tener algo de creatividad. Como dijo uno de los participantes, “solo es un problema si la gente involucrada no tiene buena actitud al respecto”. Amén.

 Lea también:

Publicidad

Publicidad