Edición 144

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Carta del director de DONJUAN

 - Autor: 

¿Por qué una revista para hombres hace una edición sobre feminismo?

“Soy un estúpido machista”, me dije. La revelación me llegó con un libro: Por último, el corazón, de Margaret Atwood. No recuerdo cómo llegó el libro a mis manos, solo recuerdo que vi el título y la foto de Atwood –una mujer mayor con cara angelical– y mis prejuicios literarios –por estúpido y por machista– me llevaron directamente a pensar en las novelas románticas de Danielle Steel; por lo menos no fui tan estúpido de no leerlo y no quedar atrapado por una de las escritoras más influyentes, inteligentes y poderosas de las últimas décadas, “Cormac McCarthy es un pobre idiota al lado de esta mujer”, pensé. Luego cayeron en mis manos los libros de Virginie Despentes –especialmente su trilogía Vernon Subutex– y su potente Teoría King Kong (ver pág. 12). Por los lados de Atwood tuve que rendirme ante la genialidad y la sutileza de El cuento de la criada, su novela más emblemática, una novela que traza un futuro en el que las mujeres han perdido todos sus derechos y viven en un régimen político de esclavitud puritana. Son las mejores obras que leído en los últimos dos años.


Cuando nos planteamos una edición alrededor del feminismo tuvimos varias conversaciones sobre cómo abordar el tema sin terminar en la palestra pública, ¡una revista de hombres!, ¿un tipo de publicación que “explota” a la mujeres hablando de ¡feminismo!? ¿Por qué no? No ser feminista en estos tiempos es ser un estúpido. Mi amiga Jineth Bedoya –una consagrada defensora de los derechos de las mujeres– me decía que no se necesita ser feminista para defender los derechos de los otros. Y de eso es lo que todo el mundo está hablando: igualdad, equidad, equilibrio. No es nada del otro mundo. Florence Thomas le dijo a nuestro editor que, personalmente, le parecía bien que una revista como DONJUAN, que les habla directamente a los hombres, hablara de feminismo en un país todavía terriblemente desigual y donde se vive una realidad espantosa: la violencia de género.


Para la portada tuve una larga charla con Rosario López, una de las grandes artistas contemporáneas colombianas. Le conté el problema que teníamos. No queríamos hacer nada obvio, nada ofensivo y necesitaba su punto de vista. El feminismo tiene cientos de capas y una historia lo suficientemente rica, dolorosa y contradictoria como para reducirlo a un hashtag. En medio de un debate largo y lleno de ideas, aparecieron sus diarios de Londres, de los años noventa y sus fabulosos collages. “Le regalo la idea”, me dijo con una sonrisa. Los collages que están en el fondo de las fotos de Carla Giraldo cuentan una historia compleja, hablan de las pañoletas verdes en Buenos Aires, hablan de mujeres excepcionales. Hablan de mujeres de carne y hueso. Por otro lado, Ita María Díaz, una poderosa influencer de moda y una verdadera activista en temas feministas, luego de varios ires y venires, nos animó a hacer una versión de la icónica camiseta de Vivianne Westwood.

Portada de la edición 141 de DONJUAN.

 

Carla Giraldo merece un párrafo aparte. Su historia es la de una mujer que pertenece a un nuevo siglo; en su momento lidió con todos los prejuicios del siglo XX y algunos –no pocos– del siglo XIX. No solo los dejó atrás. Demostró de que estaba hecha para reinventarse una y otra vez. En el estudio de fotografía, cada vez que levantaba el brazo había algo más –algo intangible, algo imperceptible– que superaba el simple acto de hacerlo. Cada vez que lo hacía era inevitable pensar en algo totalmente esperanzador: la victoria está cerca. Y nosotros queremos acompañarlas.

 

FERNANDO GÓMEZ ECHEVERRI
DIRECTOR DE DONJUAN

EDICIÓN 141
NOVIEMBRE - 2018

Publicidad

Publicidad