Edición 117

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Especial multimedia

CHIVAS THE VENTURE

Volver al especial

Silicon Valley, la tierra del 'oro tecnológico'

 - Autor: 

Es el destino a donde quieren llegar los emprendedores con sus proyectos relacionados con la tecnología. Son 500 kilómetros cuadrados que generan más de un millón de empleos.

 A lo largo de la historia han existido ciudades y regiones que se convierten en referentes. Esparta para los guerreros, Milan para la moda, New York para la bolsa financiera y, por supuesto, Silicon Valley para los emprendedores. Pero ¿qué ha convertido esta región en la leyenda que arranca los suspiros de más de un emprendedor?

“Es el lugar donde ocurre la magia”. Así, Juan Camilo Nates, gerente general de Colombia Games, describe este lugar al que ha viajado en repetidas ocasiones, porque el Silicon Valley, o también llamado Valle del Silicio, se ha convertido en el destino más importante del mundo para llevar un emprendimiento relacionado con la tecnología.

Hay que recordar que el silicio fue y ha sido, durante décadas, uno de los principales componentes para la fabricación de chips de computadora (de ahí su nombre), por lo que precisamente en este valle, ubicado en el suroeste de San francisco, se ha concentrado gran cantidad de empresas de tecnología como Cisco, Apple, Yahoo, Adobe, Symantec, Tesla, Facebook, Intel y Google, entre muchas otras.

Un punto de encuentro

Otra ventaja de este valle, de 500 kilómetros cuadrados, localizado en el estado de California, es que está cerca de las universidades de Stanford y Berkeley, dos de las más prestigiosas de Estados Unidos, de donde ha salido gran parte del talento humano que nutre a estas compañías allí presentes. Pero este recurso no sólo llega de estas instituciones educativas, proviene de todo el mundo.

Marcel Cárdenas, gerente de Viewsonic para Colombia, dice que en sus viajes descubrió que el Silicon Valley es un punto de encuentro del occidente con la tecnología del oriente y sus principales impulsadores, como son los japoneses, indios y coreanos, entre otros.

Es más, el Silicon Valley, como su nombre lo indica, no es una ciudad, es una región, un valle donde se encuentran diseminadas todas estas empresas. “Recuerdo cómo la primera vez que viajé, esperaba encontrar mayor densidad y cercanía entre las instalaciones, pero no fue así, están distanciadas entre sí, en medio del valle”, agrega Cárdenas.
Por otra parte, el éxito del Silicon Valley ha llevado a realizar muchos intentos similares, a la manera de parques tecnológicos, en otros países, pero un factor que lo distingue de todos sus competidores es la calidad de sus inversionistas.

Juan Camilo Nates, enfatiza que en Colombia, a pesar del auge de emprendimiento que ha sacudido al país en los últimos años, los inversionistas aún siguen apostándoles casi únicamente a modelos muy seguros; “no existe, prácticamente, el capital de riesgo como tal”.

En el Valle del Silicio, en cambio, abundan los inversionistas de proyectos locos que se convirtieron en gigantes. Es más, esta región reúne a varios de los grupos inversionistas de tecnología más famosos del mundo, entre ellos: 500Startups (impulsador tras MakerBot y Wildfire y otros); Joshua Schachter (Bump, Etsy, Foursquare, Twilio); Greylock (AirBnB, Zynga, PayPal, Flickr and Facebook); Floodgate (Twitter) y Lowercase Capital (Instagram, Kickstarter, Twitter, Uber), por sólo mencionar algunos ejemplos.

Además, tiene más que inversionistas porque también alberga grandes incubadores de empresas como YCombinator, que han ayudado a crear, capacitar y desarrollar compañías como Scribd, Reddit, Airbnb, Dropbox, Disqus y Stripe, y más.

“Fail fast, fail often”

Pero no todo es perfecto allí. En Silicon Valley existe un cierto ‘culto al fracaso’, que se condensa en frases populares como “Fail fast, fail often”, en español: “fracasa rápido y a menudo”, que muestra el fracaso como un elemento formativo en la carrera de los emprendedores, porque lejos de ser una vergüenza, en la hoja de vida, es visto como un elemento positivo, de experiencia y determinación.

Con una población estimada, a finales del 2014, cercana a los tres millones de habitantes, el Silicon Valley genera 1’423.491 empleos, con un promedio de ingresos anuales superiores a los 107.000 dólares. Es, además, una región joven donde apenas el 14 por ciento de la población es mayor a los 60 años.

Y así como alguna vez California fue sede de la llamada ‘fiebre del oro’, de mediados del siglo XIX, esta región parece repetir el espejismo con un nuevo paradigma: la tecnología y sus emprendedores, que día a día siguen llegando, de todas las regiones del mundo esperando descubrir el éxito en Silicon Valley.

Publicidad

Publicidad