Edición 138

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Especial multimedia

Especial torneo de golf

Volver al especial

Los campos de golf más exóticos del mundo

 - Autor: 

Son escenarios que ofrecen algo único a sus visitantes, sea una lección de historia en el deporte o la adrenalina de jugar junto a un campo minado.

St. Andrews Links (Escocia)
Teléfono: +44 (0) 1334 466 718

Los fanáticos del deporte reconocen este lugar en Escocia por el título que usualmente lo acompaña: la cuna del golf. Entre sus campos se encuentra el más antiguo del que se tiene registro, con partidos jugados en sus amplios pastos desde el año 1552; este campo a su vez fue el precursor de la Royal and Ancient Golf Club, una de las sociedades que llegaría a formar en 2004 la R&A, autoridad reglamentaria del golf a nivel global (exceptuando Estados Unidos y México).

Pero, si no le interesa empaparse de la historia del deporte, el pueblo costero de St. Andrews tiene otros seis campos para ofrecer a sus visitantes, que van desde lo tradicional, hasta lo más moderno. Solo no olvide tomarse una foto en el puente de Swilcan, ese pequeño puente icónico por el que han pasado todos los grandes del deporte que alguna vez han jugado en estos campos.

Himalaya Golf Course (Nepal)
Teléfono: +977 (0) 61-521882

Basta con ver una foto para querer jugar unos cuantos hoyos en este campo, a siete kilómetros de la ciudad de Pokhara. El Himalaya Golf Course se encuentra construido en la base de un cañón, en un valle por el que pasa un río a cuyos costados –y en ocasiones en las mismas islas que se encuentran dentro de él– se juega los 18 hoyos. Tal y como lo indica el sitio web de este campo, jugar en él es recorrido plagado de vistas que quitan el aliento, flores a su alrededor y fauna consistente de monos, cabras, zorros y halcones.

Eso sí, se recomienda que solo lo jueguen personas que están en buen estado físico: recorrer el campo de un hoyo a otro es casi una actividad de montañismo que agotará a los jugadores.

Merapi Golf Yogyakarta (Indonesia)
Teléfono: +62 (21) 5261134

El monte Merapi es uno de los volcanes más activos de toda Indonesia. En los últimos diez años, ha hecho erupción en dos ocasiones. Cómo a alguien se le ocurrió construir un campo de golf en su base es una pregunta que no se puede responder, puesto que no parece una muy buena inversión… aunque sí una experiencia maravillosa para los jugadores.
En este campo, los hoyos se combinan con la roca volcánica para brindar un escenario único. Súmese a esto la fantástica vista del monte Merapi, a poco más de siete kilómetros, y se tiene una experiencia digna de contar a sus amigos golfistas.

Le Touessrok Golf Course (República de Mauricio)
Teléfono : +23 (0) 402 7400

Si alguna vez tiene el placer de visitar el paraíso tropical que es la República de Mauricio, asegúrese de hacer sus reservaciones para ir a jugar sus dieciocho hoyos al campo de golf de Le Touessrok. Este campo, inaugurado en 2003 y ubicado en la Ile aux Cerfs, ha sido elogiado en varias ocasiones por sus hermosas vistas y por cómo el terreno de la isla, desde sus lagunas hasta sus playas y plantaciones, forman parte de la experiencia de los golfistas.

Actualmente tanto el hotel como el campo, se encuentran cerrados por renovación, pero las actividades se reanudarán el primero de noviembre de 2015.

Fancourt (Sudáfrica)
Teléfono: +27 (044) 804 0000

Los tres campos del Fancourt (The Links, Montagu y Outeniqua) son de los mejores que se pueden encontrar en este país africano. Son una combinación entre el lujo del hotel, el buen diseño del campo y la majestuosidad salvaje de África, que se puede observar en los bosques plantados y en las montañas donde se observan a la distancia y complementan el paisaje. Es fácil encontrar turistas quienes comentan sobre cómo el solo hecho de caminar por los campos es una experiencia que vale la pena.

No es nada económico, pero si puede darse el lujo de tomarse unas vacaciones en Sudáfrica, seguramente podrá darse el placer de jugar en estos campos.

Nullarbor Links (Australia)

Se hace llamar el campo de golf más grande del mundo. Hasta el momento no parece que haya ningún otro capaz de disputarle ese título, pues Nullarbor Links se extiende por 1.365 kilómetros en las planicies australianas, la mayoría por la costa sur del continente. Aunque los hoyos sí son de tamaño normal, ir de uno a otro es una travesía que puede llevar días y que solo se puede realizar en carro. Los paisajes que se pueden observar en el viaje por carretera son parte del encanto de jugar aquí.

Afortunadamente, para aquellos golfistas que insisten en recorrer todo el “campo”, en cada hoyo hay diferentes estaciones de servicio para asistir en comida y hospedaje. En cada una de estas también se pueden alquilar los palos, por si no quiere cargar con los suyos todo el recorrido.

Camp Bonifas (Corea del Sur)

Es solo un hoyo par 3 de 192 yardas, pero jugarlo puede significar la experiencia más peligrosa y llena de adrenalina de su vida. Se encuentra en un campamento del mismo nombre en la zona desmilitarizada (DMZ, en inglés) entre Corea del Norte y Corea del Sur. Quien lo juega tiene a su izquierda las rejas y el alambre de púas que separan un país del otro, junto a torres de vigilancia y bunkers a su alrededor. Pero eso no es nada: un mal tiro puede mandar la bola en la dirección equivocada y activar una de las minas que se encuentran en las proximidades el green, cosa que ya ha pasado al menos una vez, según reporta Kevin Sullivan para el Wahington Post. Así es, este hoyo está rodeado por minas activas. Por eso no se recomienda ir a buscar las bolas… ni ninguna otra posesión, puesto que ir por ellas puede terminar de manera explosiva. 

Los jugadores que quieran probar su suerte en este hoyo tienen que firmar los debidos papeles en los que reconocen el riesgo al cual se enfrentan, y se requiere que un soldado entrenado acompañe como caddy al jugador.

 

Publicidad

Publicidad